Científico estudia las misteriosas conexiones entre las personas mediante el entrelazamiento cuántico

Comparte sus conocimiento en un curso universitario sobre la conciencia
Por Tara MacIsaac
12 de Agosto de 2022 6:00 PM Actualizado: 12 de Agosto de 2022 6:00 PM

Los científicos suelen dejar de lado la conciencia humana para estudiar temas de investigación más “relevantes”.

Pero, ¿está justificado este rechazo? ¿O la ciencia está pasando por alto un componente clave del universo, que está intrínsecamente ligado a todo lo demás? Una universidad californiana “fuera de los caminos trillados” se propone investigar lo que muchos científicos evitan.

“Tradicionalmente, lo que [el psicólogo] William James llamaba ‘científicos de mentalidad dura’ o ‘empiristas empedernidos’ trataban la conciencia como algo trivial, inexistente o, en el mejor de los casos, lo que técnicamente se denomina un epifenómeno: algo que el cerebro produce de algún modo pero que no significa nada”, afirma el Dr. Allan Leslie Combs, que está desarrollando un programa de doctorado en estudios de la conciencia en el Instituto de Estudios Integrales de California (CIIS).

El impacto que la observación consciente tiene sobre los objetos físicos —como se ha visto en los experimentos de física cuántica— ha suscitado un creciente interés por el estudio de la conciencia humana. “Si la conciencia forma parte del tejido básico del universo a nivel cuántico, entonces es importante en todas partes y en todo”, dijo Combs, añadiendo entre risas: “Los físicos se lo toman muy en serio, no son cosas de locos”.

Sus cursos sobre la conciencia hacen que los estudiantes obtengan créditos académicos reconocidos a nivel nacional. Aunque el CIIS surgió a partir de un grupo informal de vino y discusión en la década de 1950 —un foro tradicionalmente adecuado para hablar de asuntos espirituales o filosóficos— desde entonces ha obtenido una acreditación completa y durante más de dos décadas ha constituido una sólida institución académica, aunque poco convencional.

De pie en el campus del CIIS en San Francisco, señalando a través de la bahía hacia la Universidad de California-Berkeley, Combs declara con orgullo: “Tenemos la misma acreditación que ellos”.

Afirma que está surgiendo una nueva visión del mundo.

El Instituto de Estudios Integrales de California (CIIS) en South of Market, en San Francisco. (HaeB/CC BY-SA-4.0)

Cita al difunto historiador de la cultura y ecoteólogo Thomas Berry, que consideraba el universo como una comunidad de seres y no como una colección de objetos. Combs hace hincapié en la palabra “comunidad”. Parte de la nueva visión del mundo es una mayor conciencia de interconexión.

El fenómeno del entrelazamiento cuántico revela que las partículas, una vez en estrecho contacto, muestran signos de conexión incluso después de estar separadas por grandes distancias, lo que parece romper las reglas de la mecánica clásica, donde la velocidad de la luz se considera la forma más rápida posible para que dos partículas se comuniquen. Esta conexión instantánea en el entrelazamiento echa por tierra todo el modelo clásico y ha confundido a los científicos, incluido Einstein.

“En el momento del big bang, todo estaba conectado”, afirma Combs. Entonces, ¿podrían todas las cosas del universo seguir conectadas de algún modo a través del entrelazamiento cuántico? Por supuesto.

Pero parece que no todas las partículas del universo cambian de forma correspondiente a todas y cada una de las otras partículas. ¿Podría haber una conexión que no nos resulte evidente? ¿Una que exista pero que trascienda la percepción ordinaria? Abordar cuestiones tan trascendentales como ésta ha sido siempre el ámbito de la filosofía y la religión, hasta hace poco.

(Insertada) Dr. Allan Leslie Combs, presidente y fundador de la Sociedad de Estudios de la Conciencia, y profesor del Instituto de Estudios Integrales de California (CIIS). (Cortesía del Dr. Allan Combs; Pixabay)

Aunque el entrelazamiento cuántico se ha convertido en la corriente principal hoy en día, las universidades populares todavía no enseñan estudios sobre la conciencia, aunque Combs confía en que finalmente lo harán. El CIIS podría ser el modelo de las universidades del futuro, tendiendo un puente entre la ciencia y el misticismo.

¿Podrían el entrelazamiento y la conciencia, tomados conjuntamente, explicar la interconexión exhibida por el poder de la oración, u otras extrañas conexiones entre personas, como gemelos o parientes cercanos, que están muy alejados? ¿Podrían explicarse los fenómenos conscientes de deja vu, o las afirmaciones aún más extraordinarias de visión remota, en el mundo de la física cuántica? ¿Podría la existencia de otras dimensiones explicar a Dios o la vida después de la muerte? Al unir estas ideas, la ciencia y el alma, el CIIS podría abrir las puertas a nuevos descubrimientos.

Combs surgió como profesor de conciencia al aterrizar donde el empirismo se encuentra con el misticismo. Al identificarse con la filosofía china del daoísmo y la práctica de la meditación, se le dio rienda suelta para buscar nuevas vías en el estudio de la conciencia en el CIIS. No todos tienen esa libertad. Sabe de profesores de otras universidades que han sido despedidos por desviarse, aunque sea mínimamente, de sus investigaciones.

Dentro del campus del CIIS, las paredes están adornadas con mandalas y fotografías de líderes espirituales. Las ideas “alternativas” son escuchadas con seriedad aquí, una entrada para entrar en la corriente principal. Predomina la tolerancia de ideas. Pero en el ámbito de la ciencia académica, mantener la tolerancia tiene sus retos.

“A veces es un poco arriesgado”, dijo Combs. “Uno de los problemas que tenemos, [junto con] otras escuelas alternativas… es que en algunas áreas, como la psicología clínica, para estar plenamente acreditado, tienes que seguir las normas de la APA [Asociación Americana de Psicología]. Eso significa no hablar de espiritualidad, por ejemplo. [Significa] ceñirse a un enfoque empírico realmente básico”.

Y añadió: “Esto es un problema para las escuelas alternativas, porque nosotros tenemos una orientación más espiritual y más humanista”.

El doctor es presidente y fundador de la Sociedad de Estudios de la Conciencia, que ahora cuenta con casi 200 miembros expertos, entre ellos el famoso médico y defensor de la salud holística Deepak Chopra.

Combs compara la aparición de los estudios sobre la conciencia con el incremento de una sinfonía. Él no es más que uno de los muchos “músicos” que contribuyen en concierto a su auge.

Con la colaboración de Michael Wing.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.