Científicos advierten de misteriosa enfermedad de ciervos ‘Zombies’ que podría contagiar a humanos

28 de Enero de 2018 Actualizado: 28 de Enero de 2018

Una misteriosa enfermedad que está matando a ciervos en América del Norte podría propagarse a los humanos, según advierten los científicos.

La enfermedad crónica de desgaste (CWD, por sus siglas en inglés) es similar a la enfermedad de las vacas locas, que eventualmente pasó a los humanos para matar a cientos de personas.

El CWD es un trastorno neurológico mortal conocido por algunos como una enfermedad “zombie“, y se puede encontrar en ciervos y alces. Los animales afectados son fáciles de identificar cuando están cerca de su muerte.

“No son difíciles de distinguir en la etapa final”, dijo el Dr. Mark Zabel al New York Times. “Tienen una mirada vacía, tienen un andar a trompicones, sus cabezas y sus orejas están caídas, también se puede observar saliva espesa que gotea de sus bocas. Es como una verdadera enfermedad zombie“.

NPR informó que la enfermedad se observó por primera vez entre los ciervos mula cautivos en Colorado en 1967 y desde entonces se ha extendido a  manadas salvajes en 24 estados y en algunas partes de Canadá. También se ha encontrado en Corea del Sur y Noruega.

Se creía que los humanos eran inmunes a la enfermedad, pero un nuevo estudio en Canadá ha indicado que la enfermedad podría afectar a los humanos.

El potencial de CWD “para transmitirse a los seres humanos no puede ser excluido”, informó The Health Products Food Branch of Health Canada (pdf).

“El enfoque más prudente es considerar que CWD tiene el potencial de infectar a los humanos”.

La agencia señaló que los experimentos han demostrado que la enfermedad, al menos en condiciones específicas, tiene el potencial de cruzar la barrera de la especie humana. El experimento expuso a 18 macacos a la enfermedad en una variedad de formas y resultó que muchos de los primates se infectaron. El estudio está en curso.

Los tiempos de incubación en el estudio variaron de 4,5 a 6,9 años, notó The Tyee. Los macacos mostraron síntomas que incluían ansiedad, ataxia y temblores. Un macaco perdió un tercio de su peso corporal en seis meses.

“Nadie debería consumir productos animales con una enfermedad priónica conocida”, dijo Stefanie Czub, investigadora de priones de la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos, quien dirigió el estudio.

“Todos toman los resultados muy en serio, sobre todo los reguladores en Canadá y los Estados Unidos. Los noruegos también están extremadamente preocupados”.

Otros expertos coinciden en que existe un riesgo, como Keith Poulsen, coordinador de extensión y de caso de diagnóstico en el Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de Wisconsin.

“Estamos seguros de que el riesgo es bastante bajo, pero no es cero”, dijo Poulsen a The State Journal. “Sería un error ignorarlo”.

Señaló que la CWD está relacionada con enfermedades que causan demencia y muerte en humanos. Las enfermedades no son tratables.

La enfermedad ha demostrado la capacidad de cambiar y permanecer en los animales durante años antes de que aparezcan los síntomas, lo que hace que Poulsen aconseje a los cazadores que examinen la carne de venado antes de consumirla.

TE RECOMENDAMOS