Científicos de Chipre hallan variante de COVID-19 que combina delta y ómicron y la llaman “deltacron”

Por Katabella Roberts
10 de Enero de 2022 10:15 AM Actualizado: 10 de Enero de 2022 10:46 AM

Un equipo de científicos en Chipre identificó una cepa del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) que combina muchas de las características de las variantes delta y ómicron, según un profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Chipre.

Leondios Kostrikis, quien también es director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular de la universidad, dijo el viernes a la cadena de televisión de Chipre, Sigma TV, que el descubrimiento se denominó “Deltacron” debido a la identificación de características genéticas similares a ómicron dentro de genomas de delta.

“Actualmente hay coinfecciones por ómicron y delta y encontramos esta cepa que es una combinación de estas dos”, dijo Kostrikis en la entrevista, según Bloomberg.

Kostrikis y su equipo identificaron 25 casos de este tipo, añade la información. El análisis estadístico muestra que las personas que fueron hospitalizadas anteriormente con COVID-19 tenían más probabilidades de ser reinfectadas con la nueva variante que aquellas que no lo estuvieron. Kostrikis dijo que aún no se sabía exactamente qué tan infecciosa o patológica es la cepa combinada recién descubierta.

Los investigadores enviaron el 7 de enero sus hallazgos a GISAID, una base de datos internacional que rastrea el genoma del virus, según Bloomberg.

“Veremos en el futuro si esta cepa es más patológica o más contagiosa o si prevalecerá” contra las dos cepas dominantes, delta y ómicron, dijo Kostrikis. El profesor añadió que cree personalmente que la variante ómicron altamente transmisible también superará a deltacron.

Por su parte la experta en COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Dra. Krutika Kuppalli, dijo que cree que la nueva variante “no es real” y “probablemente se deba a un defecto de secuenciación (contaminación de laboratorio de fragmentos de secuencia de ómicron en una muestra delta)”.

“No fusionemos los nombres de las enfermedades infecciosas y dejémoslos a la pareja de celebridades”, escribió Kuppalli en Twitter.

The Epoch Times se puso en contacto con Kostrikis para solicitar comentarios.

El mes pasado, investigadores del Instituto del Hospital Universitario de Infecciones Méditerranée descubrieron otra variante de COVID-19 con una gran cantidad de mutaciones.

En un estudio publicado el 29 de diciembre, los investigadores dijeron que la variante, conocida como B.1.640.2 o coloquialmente como “IHU”, se encontró en 12 personas que vivían en la misma área del sureste de Francia y que dieron positivo a COVID-19 el año pasado.

El primer caso identificado en el grupo fue un varón adulto vacunado que había regresado de un viaje de Camerún tres días antes, a mediados de noviembre, y había comenzado a desarrollar síntomas respiratorios leves el día anterior al diagnóstico. La secuenciación del genoma que se llevó a cabo reveló una combinación atípica de mutaciones.

Un análisis de la variante mostró que tiene 46 mutaciones junto con 37 supresiones del genoma.

Los científicos instaron a la población a no entrar en pánico. Un virólogo del Imperial College de Londres, Tom Peacock, señaló que no se habían registrado nuevas secuencias de la variante B.1.640.2 antes de Navidad.

“Este virus ha tenido una buena oportunidad de causar problemas, pero nunca se materializó realmente (por lo que al menos podemos decir…)”, escribió Peacock en Twitter.

A partir de la semana que finalizó el 1 de enero, ómicron representa el 95.4 por ciento de los casos de COVID-19 en Estados Unidos, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Por su parte los investigadores del Hospital Académico Steve Biko creen que el brote de ómicron que actualmente se está extendiendo por todo el mundo puede indicar el final de la fase pandémica aguda de COVID-19 hacia la siguiente fase endémica.

“El brote epidémico aumentó a un ritmo más rápido que los brotes anteriores, desplazando por completo la variante delta en unas semanas y comenzó su declive tanto en los casos como en las admisiones hospitalarias en la quinta semana después de su comienzo”, dijeron los investigadores en su estudio publicado en diciembre de 2021. Ellos agregaron que hay “señales claras de que las tasas de casos y admisiones en Sudáfrica pueden disminuir aún más en las próximas semanas”.

“Si este patrón continúa y se repite a nivel mundial, es probable que veamos una desvinculación completa de las tasas de casos y muertes, lo que sugiere que ómicron puede ser un presagio del fin de la fase epidémica de la pandemia de COVID que marcaría el comienzo de su fase endémica”, agregaron los investigadores.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.