Científicos colocan cámaras en ballenas jorobadas para estudiar su comportamiento

12 de Abril de 2017 Actualizado: 12 de Abril de 2017

Un grupo de científicos de la División Antártica de Australia instaló unas cámaras en la piel de las ballenas para aprender un poco más sobre su comportamiento y forma de alimentarse.

Para ello fijaron unos instrumentos en la espalda de las ballenas jorobadas del estrecho de Gerlache (en la Antártica). Su objetivo es comprender el comportamiento alimentario de los animales bajo el agua.

“La frecuencia de sus comidas, adónde van, dónde descansan nos permitirá informar a los que toman decisiones sobre los programas de protección”, declaró el martes Ari Friedlaender, experto en cetáceos de la universidad pública de Oregón, Estados Unidos.

Los investigadores australianos y estadounidenses también estudian el impacto en los cetáceos de la pérdida de hielo en la Antártica debido al cambio climático.

Estas informaciones permitirán, según Friedlaender, observar cómo los cetáceos se alimentan de kril y cómo las ballenas se adaptan a la evolución del banco de crustáceos, provocada por el cambio climático, y a los efectos de la acidificación de los océanos.

Las cámaras permanecen pegadas a la espalda de las ballenas mediante una ventosa durante 24 o 48 horas y luego se caen. Los investigadores las pescan y las vuelven a usar.

WWF-Australia, que participó en la financiación de las cámaras, explicó que el objetivo de estas investigaciones también es transmitir un mensaje a la población ante el impacto del cambio climático y la sobrepesca de kril.

TE RECOMENDAMOS