Científicos encuentran cocaína en camarones de agua dulce del Reino Unido

Por Mimi Nguyen - La Gran Época
02 de Mayo de 2019 Actualizado: 02 de Mayo de 2019

Los científicos han encontrado una amplia gama de productos químicos, incluidos plaguicidas y drogas ilícitas como la cocaína, en camarones de agua dulce en el condado de Suffolk, una zona rural del este de Inglaterra. Se sorprendieron al encontrar cocaína en todas las muestras que analizaron. Dijeron que la droga ketamina también estaba muy difundida.

Su estudio fue publicado el 1 de mayo en la revista “Environment International”. Los científicos dijeron que habían recolectado muestras de camarón (Gammarus pulex) de cinco áreas de captación y 15 sitios diferentes a lo largo de Suffolk.

Investigadores del King’s College London, en colaboración con la Universidad de Suffolk, encontraron cocaína en todas las muestras.

“Se encontró cocaína en todas las muestras analizadas, y otras drogas ilícitas como la ketamina, pesticidas y productos farmacéuticos también estaban muy presentes en los camarones que se recolectaron”, dice el estudio.

Los autores señalaron que los hallazgos de cocaína no eran productos de consumo defectuosos, medicamentos y drogas de los camarones, compuestos por miles de sustancias químicas diferentes, que pueden terminar en los ríos después de su uso y pueden causar daño ambiental.

“Aunque las concentraciones eran bajas, pudimos identificar compuestos que podrían ser preocupantes para el medio ambiente y, sobre todo, que podrían representar un riesgo para la vida silvestre”, dijo en un comunicado de prensa el autor principal Thomas Miller, del King’s College London.

“Como parte de nuestro trabajo en curso, descubrimos que los compuestos más frecuentemente detectados eran las drogas ilícitas, incluidas la cocaína y la ketamina, y un plaguicida prohibido, el fenurón. Aunque para muchos de ellos es probable que el potencial de cualquier efecto sea bajo”, agregó Miller.

Leon Barron, del King’s College London, dijo en el comunicado de prensa que estaba sorprendido por “la presencia tan regular de drogas ilícitas”.

“Podríamos esperar verlos en zonas urbanas como Londres, pero no en cuencas más pequeñas y rurales”, dijo.

Tampoco sabía de dónde venían la cocaína y los pesticidas.

“La presencia de pesticidas que han sido prohibidos desde hace mucho tiempo en el Reino Unido también plantea un desafío particular, ya que las fuentes de estos siguen siendo poco claras”, dijo Barron.

Nic Bury, de la Universidad de Suffolk, dijo que la cuestión de si la cocaína en la vida silvestre acuática es un tema más generalizado merecería más investigación.

“La salud ambiental ha atraído mucha atención del público debido a los desafíos asociados con el cambio climático y la contaminación microplástica”, dijo en el comunicado de prensa.

“Sin embargo, el impacto de la contaminación química ‘invisible’ (como las drogas) en la salud de la fauna silvestre necesita más atención en el Reino Unido, ya que la política a menudo se puede basar en estudios como estos”.

Camarones inyectados con gel en China

Lo ocurrido recuerda a un caso reciente de camarones rellenos con gel comercial encontrados en China.

Las acusaciones de los periodistas de investigación apuntan comerciantes de mariscos sin escrúpulos que inyectan gel a los camarones para hacerlos más pesados y así poder generar mayores beneficios.

Este gel, cuya presencia no es detectable en la inspección superficial, se inyecta luego de que los camarones con capturados y antes de venderlos.

El Sr. Zhang, comerciante de mariscos de la provincia de Shandong, dijo a los medios de comunicación chinos que los camarones grandes, como el Penaeus y los camarones tigre, que en su mayoría se importan del sudeste asiático, son candidatos a la inyección debido a su tamaño. “Sus precios individuales son altos, y se podría extraer más dinero al aumentar su peso”.

El problema de los camarones adulterados persiste desde hace más de una década, a pesar de que la prensa china informa regularmente de nuevos casos. Algunos de los primeros casos bien publicitados de camarones inyectados con gel aparecieron en 2005, el mismo año en que el gobierno municipal de Tianjin lanzó una dura campaña contra los inyectores de camarón. El informe, que se refería a la campaña, no daba detalles sobre cuántos fueron detenidos ni sobre si se habían roto los círculos de adulteración.

Wu Wenhui, profesor de la Universidad del Océano de Shangai, dijo en una entrevista con la prensa china que los clientes deben tener cuidado con el gel industrial que termina en camarones, dado que es más barato que la versión comestible. “El gel industrial se utiliza para muebles, impresiónes, y contiene muchos metales pesados como plomo y mercurio, que daña el hígado y la sangre, e incluso es cancerígeno”.

Además de la cuestionable composición del gel en sí, el acto de la inyección es potencialmente inseguro.

“Incluso si lo que se inyectó era gel comestible, que puede no ser perjudicial en sí mismo, ¿quién puede garantizar que el proceso sea aséptico? “, dijo Liu Huiping, miembro del consejo ejecutivo de la asociación de productos acuáticos de Tianjin, en una entrevista con Beijing News.

Artículos de comentario del Beijing Youth Daily señalan que este escándalo pone al descubierto la ineficacia del sistema de regulación alimentaria de China.

Opciones en EE.UU.

Patty Lovera, subdirectora de Food & Water Watch, con sede en Estados Unidos, cree que los clientes estadounidenses deberían preocuparse por los camarones provenientes de China.

“Sabemos que en China están luchando con la regulación de seguridad alimentaria, y hay constantemente hay historias escritas sobre problemas de seguridad alimentaria”, dijo Lovera en una entrevista telefónica. “Nuestra FDA, tienen una oficina en China, pero no salen mucho para hacer inspecciones. Un par de cientos de inspecciones al año no es nada comparado con la cantidad de operaciones de alimentos que hay ahí fuera”.

Lovera también mencionó la falta de mano de obra de la FDA para inspeccionar las importaciones de alimentos. “No tienen mucha inspección en la frontera cuando llegan. Recibirán menos del 2 por ciento de lo que entra, por lo que a veces los importadores se arriesgarán… Podrían intentar enviar algo que no está bien”, dijo.

***

Descubre a continuación:

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS