Científicos revelan una nueva teoría sobre el monstruo del Lago Ness

Por La Gran Época
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 06 de Septiembre de 2019

El famoso monstruo del Lago Ness en Escocia podría ser en realidad una anguila europea gigante, según un grupo de científicos.

La investigación que fue hecha por La Universidad de Otago en Nueva Zelanda y duró un año, trató de catalogar todos los posibles signos de vida en el lago a través del análisis del ADN de varias muestras de agua a distinta profundidad, entre las que se han hallado la existencia de anguilas europeas.

En una rueda de prensa realizada por los científicos el 5 de setiembre en Drumnadrochit, una localidad del norte de Escocia cercana al lago, indicaron que no encontraron pruebas de la existencia de un reptil marino prehistórico llamado plesiosaurio o de un pez grande como un esturión, como sostenían algunas teorías.

El profesor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago, señaló que existe “una cantidad muy significativa de ADN de anguila”, que, sin embargo, no indica las dimensiones de esta.

El profesor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago, posa con un vaso de agua a orillas del lago Ness luego de anunciar los resultados de las investigaciones sobre el ADN ambiental presente en el lago Ness en Drumnadrochit, Escocia, el 5 de septiembre de 2019. (Andy Buchanan/AFP/Getty Images)

“La gran cantidad de material dice que no podemos descartar la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness. Por lo tanto, no podemos descartar la posibilidad de que (…) el monstruo del lago Ness podría ser [en realidad] una anguila gigante”, explicó Gemmell.

A lo largo del año pasado, se recabaron más de 200 muestras de agua de varias profundidades del lago, recolectando así todas las formas de ADN ambiental que se extrajo y secuenció.

Imagen de archivo del lago Ness. (Jeff J Mitchell/Getty Images)

El lago Ness contiene más agua que todos los lagos de Gales e Inglaterra juntos, lo que lo convierte en uno de los lagos más profundos del Reino Unido. Es decir, hay mucho espacio para vagar por ahí.

Según la BBC, las aguas del lago Ness también son bastante oscuras debido a que contienen turba del suelo que rodea el lago.

La historia del monstruo se remonta a hace 1.500 años cuando se dice que un misionero irlandés avistó al monstruo y, desde entonces, más de un millar de personas afirman haber visto a una bestia acuática de cuello largo y protuberancias que sobresalen del agua, un enigma que hoy está más cerca de resolverse.

Sin embargo, el investigador, Steve Feltham, piensa que es algo mucho más mundano: un bagre.

Feltham comenzó a investigar a Nessie hace más de 24 años.

“Es un fenómeno explicable. Hay algo que debe explicarse en el Lago Ness. Mirando toda la evidencia, hablando con testigos oculares, la solución más probable es un bagre de Wels”, dijo a Sky News.

El bagre de Wels es un tipo de pez que puede llegar a medir 4 metros de largo, pesar varios cientos kilos y vivir durante décadas. Es un pez no originario del Reino Unido.

“Tengo que ser honesto. Simplemente no creo que Nessie sea un monstruo prehistórico”, añadió Feltham al Times of London.

“Lo que mucha gente reportó ver encajaría con la descripción de la espalda encorvada del bagre”.

Feltham dejó su trabajo hace 24 años para dedicarse a tiempo completo en la caza del monstruo del Lago Ness.

Con información de EFE.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS