Cientos de migrantes hondureños rompen cerco policial de Guatemala e ingresan ilegalmente al país

Por La Gran Época
16 de Enero de 2019 Actualizado: 16 de Enero de 2019

Unos 350 hondureños, entre ellos menores de edad “rompieron el retén de la Policía Nacional” en Agua Caliente para ingresar a Guatemala de manera irregular y continuar su viaje en dirección a Estados Unidos.

Los hechos fueron denunciados por el director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, de acuerdo a la agencia Efe.

Los cientos de migrantes hondureños lograron cruzar un cerco policial de unos 150 efectivos, informó la agencia RT.

La Policía Nacional de Guatemala a su vez detuvo a 62 ciudadanos hondureños interceptados en el territorio nacional y los envió de vuelta a la frontera con Honduras para que realicen el trámite correspondiente de migración, informó el Ministerio de Gobernación el 15 de enero.

Los migrantes hondureños se reúnen en la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para buscar la salida de una nueva caravana a Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. El presidente Donald Trump amenaza con declarar una emergencia nacional mientras presiona al Congreso por dinero para construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México para detener un aumento de inmigrantes ilegales. Muchos migrantes cuando son capturados, a la falta de leyes regulatorias luego vienen liberados en espera de una fecha de corte, y las autoridades dicen que casi nunca se los vuelve a ver y un gran porcentaje son buscados por la justicia por delitos graves (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

“La Policía Nacional Civil continuará con este plan de identificación de personas y la verificación de requisitos migratorios para la permanencia y tránsito en el territorio guatemalteco”, dijo el Ministerio.

Hasta el día de ayer solo 359 hondureños de la caravana de casi 2000 personas, entraron a territorio guatemalteco realizando su trámite migratorio en el punto fronterizo de Agua Caliente, dijo el director de Copeco a Efe.

Honduras retiene a 60 menores. Militares y policías hondureños piden documentación a migrantes hoy en la ciudad de La Entrada (Honduras), a unos 100 kilómetros de Agua Caliente, frontera con Guatemala. EFE/Gustavo Amador

Detención por menores indocumentados

Un equipo de protección de menores de Honduras dijo ayer que se movilizó al punto fronterizo con Guatemala, en Agua Caliente y advirtió que los menores indocumentados o sin permiso para salir del país que serán detenidos como medida de protección.

“Las niñas y niños que viajan de manera no acompañada y sin documentos que exige la ley, no se les permitirá la salida del país y serán trasladados a centros de protección, a fin de brindarles las medidas que ya establece el Código de Niñez y Adolescencia para casos de vulneración de derechos”, dijo la directora de la Dirección de Niñez, adolescencia y familia (Dinaf), Lolis María Salas Montes.

“Honduras es un país de orden, y la ley se crea para aplicarla no para que sirva de adorno”, aseguró la directora de Dinaf.

Los migrantes hondureños se reúnen fuera de la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para unirse a una segunda caravana, debido a su partida temprano mañana, rumbo a los Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

“No ser cómplices de llevarlos a la muerte”

Salas Montes pidió a todos los ciudadanos y especialmente a los padres de familia a “no ser cómplices” y  de “llevarlos hasta la muerte”, al permitir que viajen en la caravana de migrantes que se desplaza desde el 14 de enero hacia Estados Unidos, la que de acuerdo a los antecedentes  sería “un fracaso” para los menores.

Advirtió además que hasta la fecha en las caravanas anteriores, los menores han sido “utilizados como escudos fronterizos”, y “se les expone a situaciones de angustia, dolor, miedo, incertidumbre” durante el viaje.

Migrantes tratan de cruzar la garita El Chaparral, de la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California (México). (EFE/David Guzmán)

De las 13.000 personas que viajaron en las caravanas de 2018, 7270 fracasaron en sus intentos de llegar a Estados Unidos y regresaron a Honduras, informó la embajada de Honduras en México. Once han muerto, el último de ellos fue un joven de 23 años arrollado por un tren luego de separarse del grupo, reportó El Heraldo.

Otros miles de hondureños pidieron asistencia para quedarse en México.

El 25 de noviembre de 2018, los migrantes se apresuran a pasar junto a la policía antidisturbios al pie de un puente que conduce desde el campamento de migrantes hasta la entrada peatonal de El Chaparral, en el cruce fronterizo de San Ysidro, en Tijuana, México. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Entre los miembros de las caravanas anteriores, viajaba un gran número de criminales y pandilleros, dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Tyler Houlton, a principios de octubre, de acuerdo a sus registros.

Entre los migrantes han sido atrapados traficantes de personas que llevaban siete niños en la caravana, según las autoridades guatemaltecas, y algunos periodistas han visto miembros con el tatuaje “MS”, lo que indicaría integrantes de la violenta pandilla hondureña MS-13.

Decenas de viajeros han admitido que están intentando volver a entrar a Estados Unidos después de haber sido deportados previamente, lo cual es un delito grave, como uno que dijo que fue condenado por intento de asesinato y deportado.

Llamado a los promotores de caravanas

La Cancillería de Honduras se sumó al llamado de atención de Dinaf y cuestionó “cuantas de las personas que se identificaron como protectores de los migrantes les están acompañando en Tijuana”, el punto fronterizo en México, para acceder a Estados Unidos.

El Gobierno a través de la Cancillería hizo un llamado a los líderes de la caravana a “no dejar abandonados a las personas que está movilizando”.

Los migrantes hondureños se reúnen fuera de la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para unirse a una segunda caravana, debido a su partida temprano mañana, rumbo a los Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Entre el 14 y 16 de enero partió, en buses y caminando, una nueva caravana de migrantes hondureños con destino Estados Unidos, lo que alertó a las autoridades de Estados Unidos, Honduras, Guatemala y México.

Una caravana de migrantes ingresa a México luego de cruzar la frontera con Guatemala cerca de la Ciudad Hidalgo, México el 21 de octubre de 2018. (John Moore/Getty Images)

La Policía Nacional Civil de Guatemala advirtió que continuará a su vez con el plan de “identificación de personas y la verificación de requisitos migratorios para la permanencia y tránsito en el territorio guatemalteco”, informó el Ministerio.

El Pentágono anunció este lunes que para garantizar la seguridad en la frontera de Estados Unidos, el Ejército extenderá su misión de apoyo prevista para finalizar el 30 de enero, comunicó el Ministerio de Defensa. El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, autorizó la extensión el lunes luego de recibir una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional.

Los migrantes hondureños que participan en la segunda caravana a los Estados Unidos, caminan por las calles de Santa Rosa de Copán, un municipio en el oeste de Honduras, camino a El Poy en la frontera con El Salvador, el 15 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS