Cierra una cafetería feminista después de dos años de cobrar más caro a los hombres

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
25 de Abril de 2019 Actualizado: 25 de Abril de 2019

Un café vegano feminista en el norte de Melbourne, Australia cerró después de dos años de adoptar en sus tarifas un “impuesto sobre el hombre del 18 por ciento.

El negocio de café de la empresa Brunswick Handsome Her, según reconocen las mismas dueñas lo crearon manteniendo un espíritu de lucha por sus tendencias “como un experimento” y para “imponer su política en la vida y en los negocios”, dice su sitio Facebook.

En sus comunicados finales en la red social, Handsome Her mantiene su retórica de resentimiento al sexo masculino y dice “nos esforzamos por devolver el lesbianismo”. 

El café recibió muchas críticas de sus opositores por buscar la división y por la promoción de ideas feministas extremistas en la sociedad.

“Seguimos siendo siempre suyas, las lesbianas veganas de izquierda, extremistas y odiadoras de hombres en su peor pesadilla”, dicen los dueños del café a modo de despedida en Facebook.

Cuando Handsome Her abrió en 2017 llegó a los titulares internacionales después que marcó la diferencia de género y pidieron a los hombres que pagaran un precio más caro. Además lo recriminaron.

“Nunca hemos rehuido la controversia en el espíritu de la justicia social y parece apropiado que salgamos en el mismo estilo en el que entramos: un torbellino de lágrimas masculinas tristes y enojadas”, escribieron esta semana.

El grupo asegura que no cerró su negocio por falta de de dinero pero reconoce que el trabajo era extenuante y prefieren promocionar su política feminista y vegana de una manera más fácil.

“Estamos en nuestra próxima aventura. Para aquellos de ustedes que han dirigido su propio pequeño negocio, saben cuánto tiempo, sangre, sudor y lágrimas se necesitan, y esperamos una forma más lenta y deliberada de vivir en el mundo y poner a nuestra política feminista, vegana”.

Aseguran que es “legal”.

Una semana al mes los precios para los hombres tenían un recargo del 18% al mes y en la pizarra se podía leer: “las mujeres tienen asientos preferenciales”.

La propietaria, Alexandra O’brien, dijo el medio australiano News que el impuesto era recolectado para los Servicios para Mujeres Aborígenes de Elizabeth Morgan House, pero que desde agosto pasado, en realidad no se aplicaba estrictamente.

La finalidad no era la ayuda social. La ayuda social era parte del “experimento” para lograr sus objetivos, dicen las fundadoras,

“Hemos tenido esta [discrepancia de pago] durante décadas y décadas y lo estamos llevando a la vanguardia de la mente de la gente”, escribió O’Brien en su publicación al comenzar el negocio, según NzHerald.

“Si la gente no se sentía cómoda pagándolo o los hombres no querían pagarlo, no los íbamos a echar por la puerta”. Era solo una buena oportunidad para hacer algo bueno”, dijo la Sra. O’Brien a News.

Algunos simpatizantes del negocio se adhirieron al pensamiento de Handsome Her.

“Me entristece saber que estás cerrando, pero estoy muy agradecido de haber podido visitarte”, escribió Carly Whiskin en la página de Facebook del café.

Pero la división que generó su grupo en la sociedad no fue bien aceptada.

“No puedo evitar sentir que crea una división más grande”, señaló Lorry, un comentarista.

“No es divertido, es divisivo. También asume que las mujeres solo tienen amigas. Yo registrándo con amigos varones. ¿Entonces qué? ¿Estaríamos aquí sentados?”, señala Jessica Mullins.

En sitios como Trip Advisor, la cafetería no registró comentarios positivos, según Mientras Tanto en México, que recogió quejan del mal servicio del personal y de la higiene del lugar.

“Pasé media hora tratando de que venga una camarera y, cuando finalmente aparecieron, me dijeron que tenía que esperar porque era un ‘hombre blanco cisgénero’ y que había mujeres que necesitaban ser atendidas primero. Según la camarera, tendría que esperar hasta que todas las mujeres en la tienda fueran atendidas antes de que aceptaran mi pedido, incluso las que llegaron después de mí. Me fui en ese momento y nunca volveré”, es parte de un testimonio escrito en el sitio.

***

Le presentamos

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org”

TE RECOMENDAMOS