Cirujano cerebral de California acusado de abuso infantil es encontrado muerto en su celda

Por Jack Phillips
14 de Octubre de 2019
Actualizado: 14 de Octubre de 2019

Un cirujano cerebral del norte de California que estaba siendo juzgado por agredir sexualmente a niños fue encontrado muerto en su celda.

Según The Associated Press, la oficina del Sheriff del condado de Santa Cruz confirmó que James Kohut fue encontrado muerto en su celda el domingo. Él estaba solo.

Las autoridades están tratando de determinar la forma y la causa de su muerte.

Una investigación preliminar reveló que Kohut, de 59 años, pudo haberse suicidado, dijeron las autoridades a AP.

Kohut estaba esperando juicio por docenas de cargos de abuso sexual y estaba bajo custodia desde su arresto en mayo de 2017.

Las autoridades de la cárcel también dijeron a la revista People que fue visto con vida poco antes de que los oficiales de correcciones encontraran su cuerpo. Se realizará una autopsia a fines de esta semana para determinar la causa de la muerte.

Rashel Brandon (I) y Emily Stephens en fotos policiales. (Departamento de policía de Watsonville)

SFGate también informó que estaba detenido en la unidad de vivienda protegida y fue encontrado cuando había empezado el servicio de desayuno.

Kohut y dos enfermeras, Rashel Brandon, de 44 años, y Emily Stephens, de 31 años, fueron arrestadas hace dos años bajo sospecha de dirigir una red de tráfico de personas. Kohut enfrentaba 11 cargos de abuso infantil, mientras que Brandon y Stephens enfrentan cuatro cargos, informó People.

Kohut se había declarado inocente de los cargos, al igual que Brandon y Stephens.

Después de su arresto en 2017, la junta médica del estado de California revocó su licencia médica.

Los fiscales alegaron que “durante casi 20 años”, el cirujano mostró “una compulsión sexual y ha solicitado víctimas durante décadas”. Debido a la naturaleza inquietante de las acusaciones, La Gran Época ha decidido no publicar más detalles.

Datos sobre el crimen en los Estados Unidos

El crimen violento en los Estados Unidos se ha reducido drásticamente en los últimos 25 años, de acuerdo con los Informes Uniformes del Crimen (UCR) del FBI y la Encuesta Nacional de Victimización del Delito (NCVS) de la Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS) (pdf).

La tasa de crímenes violentos cayó un 49 por ciento entre 1993 y 2017, según la UCR del FBI, que solo refleja los crímenes denunciados a la policía.

La tasa de delitos violentos se redujo en un 74 por ciento entre 1993 y 2017, según el NCVS de BJS, que tiene en cuenta tanto los delitos que se han denunciado a la policía como los que no.

Una foto de archivo de una cinta policial. (Jewel Samad/AFP/Getty Images)

El FBI publicó recientemente datos preliminares para 2018. Según el Informe Preliminar Semestral de Delitos Uniformes, de enero a junio de 2018, las tasas de delitos violentos en los Estados Unidos cayeron un 4,3 por ciento en comparación con el mismo período de seis meses en 2017.

Si bien la tasa general de delitos violentos ha experimentado una caída constante desde su pico en la década de 1990, han habido varios aumentos que contrarrestaron la tendencia. Entre 2014 y 2016, la tasa de homicidios aumentó en más del 20 por ciento, a 5,4 por cada 100.000 habitantes, desde 4,4, según un análisis de La Gran Época con los datos del FBI. El último período de dos años en que la tasa se disparó tan rápidamente fue entre 1966 y 1968.

Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS