Ciudadanos chinos denuncian medidas extremas de cierre en el noreste de China

Por The Epoch Times
07 de Enero de 2021
Actualizado: 07 de Enero de 2021

Las medidas extremas de cierre del régimen comunista chino para hacer frente a la pandemia de COVID-19 han causado una tragedia a una familia en el noreste de China, donde recientemente se produjeron varios brotes.

Los habitantes de Dalian y Shenyang, las dos ciudades más grandes de la provincia de Liaoning, esperaron en largas filas para realizarse las pruebas de ácido nucleico de COVID-19 durante el intenso frío del día de Año Nuevo. Los residentes que viven en el mismo edificio de apartamentos que los pacientes confirmados fueron llevados por las autoridades para la cuarentena. Los complejos residenciales están sellados y las puertas de entrada de algunas casas están soldadas. No se permite a la gente salir de las instalaciones, y algunos no pudieron asistir a los servicios funerarios de sus seres queridos.

Liu Fang (alias), una lugareña del distrito de Jinzhou, Dalian, dijo a The Epoch Times que su madre sufrió un ataque al corazón el 1 de enero, y murió de camino al hospital. Sus padres viven en Zhuanghe, a una hora y media en coche de Dalian.

Jinzhou está bajo encierro debido al reciente aumento de casos de COVID-19. Liu no pudo ver a su madre por última vez porque no pudo obtener el permiso de las autoridades locales de su comunidad para viajar.

Liu dijo que después de llamar al 110 (el número de emergencia de China) y a la línea telefónica de emergencia municipal 12345, la respuesta que obtuvo fue todavía negativa. “Estoy en una zona de epidemia. Incluso si regreso a Zhuanghe, donde viven mis padres, no podré ver a mi madre. Me llevarán directamente a un hotel o casa de huéspedes para ponerme en cuarentena durante 14 días”, dijo.

Liu afirmó: “No hay casos confirmados en la comunidad, ni contactos cercanos [de los infectados]. Hasta hoy, hemos estado encerrados durante 15 días. No sé si tomará unos días más, y nadie nos ha dado una respuesta clara”.

Describió la situación a The Epoch Times, “La entrada de mi edificio está sellada, así que no se nos permite salir. Nuestra comunidad está ahora bajo la ‘ley marcial’ y no se nos permite entrar o salir”.

La trágica situación que Liu y su familia experimentaron ha cambiado su perspectiva sobre las medidas del régimen chino para hacer frente a la pandemia.

Cuando el brote estalló en Jinzhou hace unas semanas, Liu posteo en la red social china Weibo: “No salgan, y resueltamente no causen problemas al país”. El 26 de diciembre, vio a unos ancianos al aire libre, lo que la llevó a criticarlos. Posteó un comentario de crítica en Weibo, acusando al grupo de “causar problemas”.

Sin embargo, Liu cambió de opinión cuando su madre falleció. Compartió su historia sobre la imposibilidad de asistir al funeral de su madre en Weibo.

Luego Liu reveló lo que sucedió después. “Alguien de la oficina de la comunidad me llamó y me preguntó por lo que había publicado en Weibo. Le respondí: ‘Lo que publiqué no tiene nada que ver contigo. Puedo publicar lo que quiera en mi propia [cuenta] de Weibo. ¿Quién eres tú para cuestionarme?’ Estaba tan enojada en ese momento”.

Suspiró: “Mi madre me crió y no pude estar a su lado antes de que muriera. El principal problema es que la política es demasiado rígida. (…) Todos dicen ‘sacrifica a tu pequeña familia por el bien de todo el país’. Pero cuando las familias se han ido, ¿qué queda para el país?”.

Un video que muestra a la policía china manejando bruscamente a una mujer que intentaba escabullirse de un vecindario que parecía estar bajo encierro, recibió mucha atención después de que fuera posteado en Twitter el 4 de enero.

El incidente tuvo lugar en el Mercado de Agricultores del Río Yangtze en el distrito Huanggu de la ciudad de Shenyang. Una mujer fue vista alejándose de un área cerrada y un policía corrió tras ella. Luego la arrastró de vuelta al puesto de control que se estableció frente al mercado de agricultores. Otro policía se le unió, y ambos hombres arrastraron a la mujer con fuerza. La mujer gritó fuertemente, y el policía le advirtió, “Si intentas pasar la entrada de nuevo, serás arrestada”.

El video ha causado una acalorada discusión en las redes sociales. Algunos internautas regañaron a la mujer por romper las reglas, mientras que otros se sintieron mal por ella y criticaron a la policía china.

Con información Gu Xiaohua y Hu Yuanzhen.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Critican a un académico chino por cuestionar el recuento de muertes por virus del PCCh en China

TE RECOMENDAMOS