‘Claramente inconstitucional’: 2 jueces discrepan en fallo de la Corte Suprema sobre el Obamacare

Por Jack Phillips
17 de Junio de 2021 3:52 PM Actualizado: 17 de Junio de 2021 3:52 PM

Los jueces Samuel Alito y Neil Gorsuch discreparon sobre la decisión de la Corte Suprema que defiende la Ley de Atención Médica Asequible, Obamacare, y dijeron que el mandato es “claramente inconstitucional”.

La Corte Suprema dictaminó en una votación 7-2 que los demandantes, 18 estados liderados por republicanos, carecían de legitimación para impugnar la ley federal de atención médica. Los estados querían que la Corte Suprema derogara la ley diciendo que era inconstitucional.

El Departamento de Justicia del expresidente Donald Trump respaldó a los estados liderados por republicanos al instar a los jueces a derogar la ley. La administración Biden no apoya el argumento de la administración anterior.

El juez Stephen Breyer junto a Sonia Sotomayor, Elena Kagan, John Roberts, Clarence Thomas, Amy Coney Barrett y Brett Kavanaugh votaron a favor.

Sin embargo, Alito, en su disenso (pdf), dijo que “la decisión de hoy es la tercera entrega de nuestra trilogía épica de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio”, y agregó que la decisión “sigue el mismo patrón que las entregas uno y dos. En los tres episodios, con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio enfrentando una seria amenaza, el Tribunal ha intentado un rescate improbable”.

“Texas y los otros demandantes estatales tienen legitimación, y ahora que el ‘impuesto’ exigido por el mandato individual se fija en 0 dólares, el mandato no puede sostenerse bajo el poder tributario”, escribió. “Como resultado, es claramente inconstitucional, y en la medida en que las disposiciones de la ACA, que gravan a los Estados, están inextricablemente vinculadas al mandato individual, también son inaplicables”.

El juez agregó que a la Corte Suprema se le “presentó un problema abrumador” al tratar de definir el “mandato individual”, el cual la misma corte redefinió (pdf) en 2012 como un “impuesto”.

Los tribunales inferiores se pusieron mayoritariamente del lado de los estados republicanos, pero acordaron retrasar su aplicación mientras continuaba el proceso de apelación. Los defensores del Obamacare, entre los que se encuentran una veintena de estados liderados por los demócratas y la Cámara de Representantes, también habían recurrido a la Corte Suprema.

“¿Puede el poder tributario, que salvó la situación en el primer episodio, sostener una criatura tan curiosa? En 2017, el Congreso redujo a cero dólares el ‘impuesto’ que se imponía a los estadounidenses que no acataban el mandato individual”, señaló Alito. “Con ese movimiento, la delgada caña que sostenía la decisión (…) fue aparentemente cortada, pero una vez más la Corte ha encontrado una manera de proteger la [Ley de Cuidado de Salud Asequible]”.

“En lugar de defender la constitucionalidad del mandato individual”, agregó, “la Corte simplemente elude el asunto y sostiene que ninguno de los impugnadores de la Ley, incluidos los 18 Estados que piensan que la Ley los carga con enormes costos financieros, tiene derecho a demandar”

El apoyo de Barrett al mandato parece contradecir los argumentos presentados por los demócratas durante las audiencias de confirmación de la Corte Suprema el año pasado. Habían afirmado que ella se uniría a los otros jueces conservadores para acabar el Obamacare, lo que provocó invitaciones de los principales demócratas del Congreso y progresistas para expandir la Corte Suprema.

Thomas, considerado uno de los jueces más conservadores, escribió en una opinión concurrente que los demandantes en el caso no habían demostrado que fueran lesionados por el mandato de cobertura individual y, por lo tanto, no les daría la legitimación para presentar la demanda. Como resultado, según él, se unió a la mayoría.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.