La mente podría ser independiente del cerebro, revelan experiencias cercanas a la muerte

Por La Gran Época
10 de Junio de 2019 Actualizado: 24 de Junio de 2019

Si la mente es solo una función del cerebro, es lógico pensar que mientras este más se lesione peor sería su funcionamiento. Sin embargo, el Dr. Alexander Batthyany, profesor de ciencia cognitiva en la Universidad de Viena encontró, por medio de varios estudios, que la mente puede funcionar mucho mejor que lo habitual cuando el cerebro se encuentra en estado deficiente.

Esto sugiere que la mente puede funcionar de forma independiente al cerebro.

En estudios publicados en la revista Journal of Near-Death Estudios, Batthyány y sus colegas revisaron miles de casos de experiencias cercanas a la muerte (ECM) para determinar la calidad de la visión y la cognición.

Batthyány informó: “Cuanto más grave es la crisis fisiológica, más probable es que las ECM demuestren haber experimentado un funcionamiento congestivo y sensorial claro y complejo”.

Parte del objetivo de Batthyány era repetir los estudios anteriores, por pocos que fuesen, en los cuales se analizaron la calidad de la visión y la cognición durante las ECM.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: sciencefreak/Pixabay)

En el estudio del 2007 realizado por investigadores de la Universidad de Virginia, titulado Experiencias inusuales Cerca de la Muerte y fenómenos relacionados, el 52.2 por ciento de ECM informó visión más clara. Jeffrey Long, el creador de la fundación de las investigaciones acerca de las experiencias cercanas a la muerte (FIECM), encuentran en una encuesta de 1,122 ECM, que alrededor del 74 por ciento informó de “más conciencia y lucidez.”

“Me sentí extremadamente consciente, totalmente presente, ingenioso, y concentrado. En retrospectiva, es como estar medio dormido cuando estaba vivo, y totalmente despierto después de ser declarado muerto”, dijo un testigo en el estudio de Batthyány.

“Mi mente se sintió transparente y mis pensamientos parecían ser rápidos y claves. Sentí una gran sensación de libertad y estaba bastante contento de deshacerme de mi cuerpo. Sentí una conexión con todo lo que me rodeaba de una manera que no puedo describir. Me sentía como si estuviera pensando más rápido o como si el tiempo pasara mucho más lento”, dijo otro testigo.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: sciencefreak/Pixabay)

Mientras que el estudio de Batthyány confirmó, en cierta medida, los resultados de los estudios previos que demostraron un aumento en el funcionamiento cognitivo y sensorial durante las ECM, su metodología tenía algunas limitaciones. Dijo que estas pudieron haber dado lugar a estimaciones más bajas por el porcentaje de ECM que aumentaron la cognición.

Limitaciones de la metodología

Batthyány reunió por escrito miles de casos de experiencias provenientes de la web, como la página de NDERF y las pasó por un programa de ordenador que identifica palabras relacionadas con la vista o la cognición (tales como “visión” o “pensamiento”).

Él y sus colegas calificaron la calidad de la visión o la cognición descritas en muestras más pequeñas en una escala de -2 a +2. Ellos limitaron aún más su estudio a las experiencias que incluían explicaciones detalladas de las condiciones médicas que acompañaron a la ECM. En el estudio solo se incluyó a pacientes con paro cardíaco y/o respiratorio.

Estudios previos habían pedido directamente a las ECM sobre la calidad de su visión y la cognición. El estudio de Batthyány, sin embargo, solo pudo analizar la información general dada por las experiencias de ECM. Así, por ejemplo, cuando decidió que no había “ningún cambio” en la cognición o la visión en algunas experiencias, pudo haber sido que efectivamente se produjo un cambio, pero que las ECM no fueron descritas lo suficientemente específicas como para ser contadas.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: TheDigitalArtist/Pixabay)

De las personas que tuvieron ECM y que mencionaron alguna percepción visual, alrededor del 47 por ciento dijo que tuvo una mejor visión. Y el 41 por ciento no tuvo cambios en la misma, “lo que en sí es bastante extraordinario, dado que estos pacientes estaban en una grave crisis médica, y muchas veces inconscientes”, dijo Batthyány a La Gran Época en un email.

Los que hicieron referencias explícitas a conciencia y pensamientos, alrededor del 35 por ciento dijo que tuvieron mayor conciencia y pensamientos durante un paro cardíaco y/o respiratorio. Y alrededor del 61 por ciento informaron una conciencia normal cotidiana.

Por otro lado, de los ECM que mencionaron la percepción visual, alrededor del 47 por ciento dijo que había mejorado la visión. De las ECM que hicieron referencias explícitas a la puesta en estado de alerta, alrededor del 35 por ciento dijo que hubo una mayor conciencia.

Batthyány señaló otras deficiencias en su metodología, incluyendo el hecho de que las descripciones de las ECM en la web pueden incluir algunos datos fraudulentos. Sin embargo, también señaló que estas deficiencias metodológicas probablemente no impactaron su conclusión general acerca de las ECM, que por lo general, incluyen la visión y la cognición mejorada.

Por ejemplo, en relación con el riesgo de incluir casos fraudulentos, escribió: “En ECM, el mayor contribuyente de las ECM estudiado aquí, menos del 1 por ciento de las ECM publicadas fueron eliminadas debido a las preocupaciones acerca de su validez. Además, dado el gran número de casos, es poco probable que los informes falsos hayan sesgado significativamente nuestros resultados en una u otra dirección. Uno esperaría casos falsos…porque generalmente las ECM tienen este prototipo”.

Además de estos estudios de ECM, los estudios sobre los fenómenos de lucidez terminal y visión interna también apoyan la conclusión de que la mente puede funcionar mejor, incluso cuando el cerebro se deteriora, dijo Batthyány.

Lucidez terminal, visión interna

Batthyány ha estudiado la lucidez terminal en los pacientes con Alzheimer. Este es un fenómeno en el que los pacientes que han sido completamente incoherentes durante muchos años parecen volver pronto a sus sentidos poco antes de la muerte.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pexels/Pixabay)

Cuando el cerebro está en la etapa más lejana del deterioro, la expectativa sería que la capacidad de hacer conexiones coherentes entre recuerdos y diversos pensamientos y emociones estarían tan lejos, que la persona en sí no podría nunca más volver. Sin embargo, en ese momento, toda la mente parece pasar rápidamente, con todas sus conexiones intactas.

“Visión interna” se refiere al fenómeno en el que las personas ciegas dicen ser capaces de ver durante las ECM. Esto ha sido estudiado, por ejemplo, por Kenneth Ring en la Universidad de Connecticut. Ring encontró que 15 de los 21 participantes ciegos reportaron algún tipo de vista durante las ECM.

¿Alucinaciones?

Batthyány señaló que algunos científicos consideran que las ECM son alucinaciones producidas por procesos neurofisiológicos.

“Sin embargo, los resultados encontrados en este trabajo y los casos de lucidez terminal y visión mental parecen sugerir lo contrario, ya que indican la presencia de una experiencia consciente muy compleja y estructurada durante su descenso, ataques de nervios o la ausencia de lo neurobiológico comúnmente relacionado con factores causantes de ECM y de la experiencia consciente en general”, dijo.

Llegó a la conclusión de que la conciencia —incluyendo un sentido de individualidad, las imágenes visuales complejas y la claridad mental— a veces puede sobrevivir con el funcionamiento del cerebro alterado, incluyendo incluso una línea plana de la actividad eléctrica en el mismo.

Lucidez terminal y visión mental son fenómenos muy raros, pero las ECM son más numerosas y nuestros resultados sugieren que la continuidad de las imágenes visuales, la actividad mental y el sentido de la individualidad es más la regla que la excepción durante las ECM.

Batthyány escribió: “Queda para futuras investigaciones confirmar o refutar nuestra observación informal a través de un análisis formal”.

Su estudio: “Las imágenes visuales complejas y Cognición durante las experiencias cercanas a la muerte”, se puede encontrar en el Volumen 34, No. 2, de la Revista de Estudios cercanas a la muerte.

Su espíritu abandona su cuerpo cuando se suicida

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS