Claveles transgénicos para el día de la madre en Europa: exigen claridad

11 de Mayo de 2015 Actualizado: 12 de Mayo de 2015

Unas semanas antes del día de la madre la Comisión Europea autorizó oficialmente la importación de dos tipos de claveles genéticamente modificados.

Justo para la Fiesta del día de la Madre”, exclamó  El presidente de Coldiretti Roberto Moncalvo, de la Confederación de Cultivadores Directos de Italia (Coldiretti).

El 5 de mayo comunicó que estos claveles “fueron modificados con genes de boca de leon, de petunia, del virus mosaico del coliflor y del tabaco resistente a la sulfonilurea como marcador, para obtener el color violeta”.

“La decisión más allá de remarcar el déficit de los procesos (administrativos) y la falta de la mayoría de los requisitos para la comercialización de productos genéticamente modificados provoca otras preocupaciones más graves, a propósito del presunto engaño con que pueden ser expuestos los consumidores sin saberlo”, destacó el Sr. Moncalvo.

Al respecto explicó que aunque la autorización, del grupo que conforma la comisión, dice que debe aparecer una etiqueta de que se trata de un producto transgénico, no dice con qué modalidad se debe asegurar para que la información la lea posteriormente el consumidor final.

“Es necesario intervenir con urgencia”, dijo al referirse a las autoridades de Holanda desde donde saldrían los productos, concluyó Roberto Moncalvo.

La Comisión Europea aprobó en 2015 una nueva legislación de los transgénicos en el continente este año, donde limita las opciones para prohibir su ingreso.

A su vez cuando luego el 24 de abril autorizó los claveles transgénicos, también autorizó otros 17 productos entre alimentos y piensos. Al respecto el Sr. Moncalvo no hizo referencia.

Cada estado puede intervenir enfrentando una compleja legislación para poder prohibir productos.

Durante la Conferencia Europea Libre de OGM 2015, realizada en Berlín entre el 6 y 8 de mayo, organizaciones de Canadá, Australia y Japón, presentes en el evento, emitieron una alerta conjunta de los riesgos no evaluados de contaminación de transgénicos en el continente por alimentos para consumo humano y animal importados.

TE RECOMENDAMOS