“Club de la lucha” tiene un final alternativo en el servicio de streaming chino

Por Nicholas Dolinger
26 de Enero de 2022 6:49 PM Actualizado: 26 de Enero de 2022 6:49 PM

Análisis de noticias

El clásico de culto estadounidense “El club de la lucha” ha llegado al popular servicio de streaming chino Tencent, aunque con un nuevo final, posiblemente como resultado de la censura del régimen chino.

Los que conozcan la película recordarán probablemente su final, en que el protagonista anónimo de Edward Norton, tras haber “matado” a su otro yo Tyler Durden, se reencuentra con su tempestuoso interés amoroso, Marla Singer, justo a tiempo para ver la demolición del horizonte de la ciudad, la culminación del Proyecto Mayhem, un complot terrorista para provocar la destrucción de la civilización occidental, llevado a cabo por el club de lucha clandestino del protagonista, una insurgencia anarquista.

Sin embargo, para los usuarios de la aplicación china de streaming Tencent, el final podría ser un poco diferente de lo que uno recuerda. En lugar del espectáculo final de destrucción de la película original, ambientado con la canción “Where Is My Mind” de los Pixies, los espectadores de la versión modificada son recibidos con un decepcionante encabezado que altera drásticamente la trama.

“Gracias a la pista proporcionada por Tyler, la policía descubrió rápidamente todo el plan y detuvo a todos los criminales, impidiendo con éxito que la bomba explotara”, dice la nueva carta de presentación de la película. “Tras el juicio, Tyler fue enviado al manicomio recibiendo tratamiento psicológico. Fue dado de alta en 2012”.

No está claro si la edición se hizo por iniciativa de las empresas implicadas o a instancias del régimen chino. Tencent no respondió a una solicitud de comentarios sobre la alteración.

El actor estadounidense Edward Norton llega al estreno de “Fight Club” en Los Ángeles el 6 de octubre de 1999. (Lucy Nicholson/AFP vía Getty Images)

La nueva carta de presentación es desconcertante, entre otras cosas porque a estas alturas de la película ya se ha establecido que Tyler siempre fue un producto del subconsciente del protagonista, que ya ha “matado” antes de este punto de la historia. Suponiendo que el autor pretendiera que “Tyler” se refiriera al protagonista sin nombre, el final alternativo sigue constituyendo un non-sequitur en el arco temático de la película.

Si bien el final alternativo es un recordatorio de la censura china, no es un hecho menor que “El club de la lucha” haya llegado a la televisión china. La película glorifica a una violenta célula terrorista que se opone al consumismo desenfrenado y a la monotonía del trabajo postindustrial. Visto así, el hecho de que “El club de la lucha” aparezca en Tencent incluso en esta forma reducida es una anomalía subversiva.

“El club de la lucha” es una peculiar pieza de la era Y2K, que retrata un malestar que es a la vez particular de la Generación X pero que conserva cualidades universales. La película reacciona a la época que el politólogo Francis Fukuyama caracterizó como “el fin de la historia”, rechazando violentamente la promesa de una democracia liberal sin fin, una hegemonía estadounidense sin fin y una semana laboral de nueve a cinco para el hombre común estadounidense.

Dos décadas más tarde, es evidente que ese futuro era espectral y estrecho de miras, basado más en la arrogancia nacional que en un relato honesto de la geopolítica mundial. El hecho de que “El club de la lucha” haya sido aparentemente censurado por el régimen chino (o los esfuerzos proactivos de las empresas tecnológicas para evitar dicha censura) hace, sin quererlo, una declaración mucho más relevante para los tiempos actuales: El fin de la historia ha terminado y la fantasía de la subversión política radical ha sido sustituida por una tarjeta negra que atestigua el triunfo del Estado sobre sus súbditos disidentes. Poco podría ser más apropiado para describir el nivel de los medios de comunicación bajo la República Popular China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.