Coalición bipartidista exige que se vote una ley que prohíba a los congresistas comerciar en bolsa

Por Joseph Lord
26 de Enero de 2022 1:06 PM Actualizado: 26 de Enero de 2022 1:06 PM

Un grupo bipartidista de más de dos docenas de legisladores de la Cámara de Representantes está exigiendo que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (D-Calif.), permita la votación de un proyecto de ley que prohibiría a los miembros del Congreso operar en el mercado de valores, lo cual, según varios críticos, es inapropiado debido al conocimiento interno del Congreso sobre asuntos financieros y políticos.

La demanda se hizo en una carta del 24 de enero encabezada por el representante Jared Golden (D-Maine). Un total de 27 legisladores firmaron la petición de Golden, incluidos 25 demócratas y dos republicanos.

En la línea inicial de la carta, la coalición exige que Pelosi “presente rápidamente una legislación que prohíba a los miembros del Congreso poseer o comerciar con acciones”. Dos proyectos de ley que harían precisamente eso, la “Ley de Prohibición del Comercio Conflictivo” y la “Ley de Confianza en el Congreso”, se encuentran estancados en el Congreso.

La responsabilidad de sacarlos de este limbo recae en gran medida en la presidenta Pelosi, pero hasta ahora no ha hecho ningún esfuerzo por llevar ninguno de los dos proyectos de ley al pleno para su votación.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), en su conferencia de prensa semanal en el edificio del Capitolio de Estados Unidos el 8 de diciembre de 2021. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Golden argumentó que dicha prohibición sería una “medida de sentido común” que cuenta con el “apoyo de [muchos] estadounidenses de todo el espectro político”.

Una encuesta reciente reivindica esta última afirmación.

El sondeo, realizado por el grupo conservador Convention for States Action junto con Trafalgar, reveló que más de tres cuartas partes de los estadounidenses creen que los legisladores tienen una “ventaja injusta” sobre los demás en el mercado de valores.

En relación con los resultados de la encuesta, Mark Meckler, presidente de Convention of States Action, dijo: “El Congreso tiene un historial de aprobación de leyes que hacen parecer que ellos se comportan de forma ética, mientras siguen haciendo cosas que no son honestas ni éticas. Este asunto ha recibido mucha atención, y estos datos verifican que el pueblo estadounidense quiere que esta práctica termine de una vez por todas”.

Este asunto tiene una trayectoria histórica en el Congreso.

En 2012, el Congreso aprobó la Ley STOCK, un proyecto de ley que obligaba a los miembros del Congreso a revelar públicamente sus transacciones financieras. Sin embargo, una reciente investigación de Insider descubrió que una larga lista de legisladores, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, había violado las disposiciones de esa ley.

En vista de ello, los legisladores escriben: “Está claro que las normas actuales no funcionan”.

En otro ejemplo reciente de posible uso de información privilegiada, varios miembros del Congreso supuestamente vendieron acciones antes de la caída precipitada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Estos miembros habían recibido información no pública sobre el virus en desarrollo, lo que llevó a muchos a creer que sus repentinas ventas de acciones se llevaron a cabo sobre la base de este conocimiento.

“La ley prohíbe solo las operaciones con acciones que los miembros del Congreso realizan o dirigen debido a su conocimiento no público”, explica Golden en su carta.

“Pero puede ser casi imposible determinar lo que cuenta como ‘conocimiento no público’ o el grado de implicación personal de los miembros en sus operaciones bursátiles”.

“En su lugar”, exigen los legisladores, “el Congreso debe cerrar estas lagunas simplemente prohibiendo a los miembros poseer o negociar acciones individuales mientras estén en el cargo”.

“Llegamos al Congreso para servir a nuestro país, no para hacer dinero rápido”, continúan los legisladores.

“Aunque son muchas las cuestiones difíciles a las que se enfrenta el Congreso, ésta es una fácil”, concluye la carta. “A los miembros del Congreso no se les debe permitir poseer o comerciar con acciones individuales. Hagamos esto”.

La carta es una rara muestra de bipartidismo, que incluye una alianza muy improbable de conservadores de “Estados Unidos primero” y progresistas de izquierdas.

La lista de demócratas incluye a prominentes progresistas como las representantes Rashida Tlaib (D-Mich.) y Pramilla Jayapal (D-Wash.), que se han mostrado abiertamente a favor de amplias reformas institucionales y de costosos proyectos de ley de gasto social.

Los dos firmantes republicanos son el representante Matt Gaetz (R-Fla.), un floridano afín a Trump que ha luchado contra las medidas gubernamentales que dan una ventaja injusta a las grandes corporaciones o a los ultra ricos, y el representante Brian Fitzpatrick (R-Pa.), un veterano moderado que se unió a los demócratas para aprobar el proyecto de ley de infraestructuras de 1.2 billones de dólares a finales de 2021.

El representante Matt Gaetz (R-Fla.) en la Sala Este de la Casa Blanca el 6 de febrero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Hablando sobre la carta, Gaetz bromeó diciendo que “Rashida Tlaib y yo no solemos estar de acuerdo. Pero cuando lo hacemos”, añadió, “Estados Unidos debe ir totalmente en esa dirección”.

Sin embargo, no todos los legisladores opinan lo mismo sobre una prohibición de comerciar en bolsa.

En particular, la presidenta Pelosi dejó claro recientemente que cree que los legisladores deben tener acceso al mercado.

Durante una conferencia de prensa a mediados de diciembre, justo después de que Insider publicara su reportaje sobre las violaciones de la Ley STOCK de 2012 entre miembros del Congreso de ambos partidos, se le preguntó a Pelosi si sería apropiado prohibir las acciones a los miembros del Congreso.

“No”, respondió Pelosi rápidamente. “Tenemos la responsabilidad de informar [de nuestras operaciones] (…) [y] si la gente no está informando, deben hacerlo”.

Cuando le pidieron que explicara su “no”, Pelosi argumentó: “Porque somos una economía de libre mercado. [Los miembros del Congreso] deben poder participar en ella”.

Pelosi ha tenido sus propios escándalos en lo que respecta a las operaciones de su marido Paul Pelosi.

En 2008, Paul Pelosi compró 2 millones de dólares en acciones de Visa al mismo tiempo que el Congreso consideraba un proyecto de ley que habría reducido seriamente los beneficios del gigante de las tarjetas de débito y crédito. Aunque el proyecto de ley había cobrado impulso, inexplicablemente se estancó y murió en la Cámara.

Dado que Pelosi era la presidenta de la Cámara en ese momento, muchos, incluido el programa 60 Minutes de la NBC en un episodio de 2011, especularon con que había una conexión entre el comercio de Pelosi y el repentino colapso del proyecto de ley.

Paul Pelosi y Nancy Pelosi asisten a los cócteles TIME 100 Gala 2019 en el Jazz at Lincoln Center en la ciudad de Nueva York el 23 de abril de 2019. (Jemal Countess/Getty Images para TIME)

Más recientemente, Paul Pelosi hizo una apuesta alcista a favor de la empresa matriz de Google, Alphabet, justo cuando un proyecto de ley diseñado para socavar los monopolios tecnológicos estaba ganando un impulso significativo en la Cámara. Aunque otros se retiraron por los temores sobre el proyecto de ley antimonopolio, la improbable apuesta de Pelosi dio sus frutos, obteniendo la friolera de 5 millones de dólares.

De hecho, la cartera de Pelosi ha obtenido unos rendimientos tan espectaculares que algunos posibles inversores de la red social de propiedad china TikTok comenzaron a seguir las publicaciones de Pelosi y a emular sus operaciones.

El representante Dan Crenshaw (R-Texas) también ha defendido las operaciones bursátiles de los congresistas en activo.

Según un informe de Unusual Whales, Crenshaw recibió el quinto mayor rendimiento entre los miembros del Congreso por sus operaciones bursátiles en el año fiscal 2021. Durante una aparición en el podcast All American Savage Show, Crenshaw habló de los rendimientos y de su postura sobre los congresistas que comercian en el mercado de valores.

El presentador preguntó a Crenshaw si creía que se debía permitir a los miembros del Congreso en activo entrar en el mercado de valores.

“Creo que estaría bien si se prohibiera el comercio de acciones individuales”, dijo Crenshaw, antes de aclarar: “Fíjese que he dicho ‘acciones individuales'”.

El republicano de Texas explicó que, aunque aceptaría la prohibición de comprar y vender acciones individuales, cree que los congresistas deben seguir pudiendo invertir en ETF y colecciones de acciones similares.

“Soy un poco neutral al respecto”, continuó Crenshaw. Pero si se pusiera en marcha una prohibición de este tipo, Crenshaw afirmó que “nadie se presentaría al Congreso porque no hay forma de superarse”.

El miembro del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes Dan Crenshaw (R-Texas) habla durante una audiencia en el Rayburn House Office Building en el Capitolio en Washington el 17 de septiembre de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images)

En última instancia, la decisión de llevar al pleno la prohibición del comercio de acciones corresponde a la presidenta Pelosi.

Aun así, el apoyo bipartidista a la carta de Golden del lunes indica que miembros de ambos partidos siguen comprometidos con el avance de la agenda.

Si se lleva al pleno, cualquiera de los dos proyectos de ley propuestos para abordar la situación supondría una de las reformas bursátiles más sustanciales de la última década.

Sin embargo, la coalición que apoya las reformas sigue siendo pequeña, y se necesitará más apoyo tanto en la Cámara como en el Senado, además de la aquiescencia de Pelosi para llevar cualquiera de los dos proyectos de ley al pleno, para que la reforma tenga una oportunidad de llegar al escritorio del presidente Joe Biden.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.