Cocinar con niños durante y después de las fiestas

Una conversación con la escritora de libros de cocina Sandy Nissenberg
Por Barbara Danza
20 de Diciembre de 2020
Actualizado: 20 de Diciembre de 2020

La temporada de fiestas invita a las familias a entrar a la cocina juntos y a colaborar en los más deliciosos manjares del año. Recientemente hablé con Sandy Nissenberg, experta en nutrición y autora de “The Everything Kids’ Cookbook”, sobre los beneficios de cocinar con niños.

“The Everything Kids’ Cookbook, Updated Edition” por Sandra K. Nissenberg (Simon & Schuster, $14.99).

The Epoch Times: Su libro más reciente es una versión actualizada de “The Everything Kids’ Cookbook”. ¿Qué le inspiró a escribir el original, y qué es lo diferente de esta nueva edición?

Sandy Nissenberg: Como dietista titulada y especializada en niños pequeños, estaba constantemente ayudando a otras madres jóvenes con preguntas sobre la dieta de sus hijos. Después de dar interminables consejos “gratuitos”, decidí que muchas podrían beneficiarse de libros de cocina divertidos e informativos. Comencé mi carrera de escritora en 1989, y ahora ya escribí más de una docena de libros.

Este libro en particular aborda la necesidad de que los niños en edad escolar entiendan la alimentación saludable, mientras aprenden a cocinar recetas simples para ellos mismos. Incluye los favoritos populares y algunos nuevos —algunos alimentos que no eran corrientes hace 10 años, como la quinoa, el aguacate, las coles de Bruselas— que tantos niños disfrutan ahora.

The Epoch Times: ¿Cuáles cree que son los beneficios de enseñar y animar a los niños a cocinar?

Sra. Nissenberg: A los niños pequeños les encanta el aprendizaje práctico. Quieren estar en la cocina y ayudar en todo lo que puedan. En lugar de empujarlos fuera de la cocina mientras preparan las comidas, los padres deben traerlos, darles trabajo. Incluso los niños de dos años pueden poner servilletas en la mesa, lavar la lechuga y las verduras, y poner el pan en una panera, por ejemplo.

Si incentivamos a los jóvenes ayudantes y les mostramos cómo trabajar en la cocina a una edad temprana, ellos aprenderán a involucrarse. Un niño involucrado no solo aprecia sus logros, sino que probablemente disfrutará comiendo lo que ha ayudado a crear.

Por lo tanto, los beneficios del aprendizaje temprano, la enseñanza y el hecho de alentar a los niños probablemente harán que los niños crezcan con la idea de ayudar, preparar buenos alimentos y comer más saludablemente. A lo largo del camino, enseñar a los niños a disfrutar de la hora de comer, sentarse a la mesa y conversar con la familia también lleva a los niños a aprender mejor en la escuela y a ser más independientes en años posteriores.

Además, cocinar ayuda a los niños a desarrollar habilidades matemáticas y científicas. Comprender las medidas, el volumen, las temperaturas de cocción, por qué se levantan los panes, etc., son lecciones que se pueden incorporar a la experiencia de la cocina.

The Epoch Times: Cocinar es una habilidad clave en la vida. ¿Cuáles son las claves para enseñar a los niños a ser competentes en la cocina?

Sra. Nissenberg: Los niños aprenden con el ejemplo. Si usted es un progenitor que solo come comida rápida, comida para llevar o cenas congeladas, es probable que críe a un niño que haga lo mismo. Por eso es tan importante llevar libros de cocina como “The Everything Kids’ Cookbooks”.

Concédale a su hijo una noche a la semana para planificar las comidas y ayudarle a prepararlas. Déjelos que se enorgullezcan de sus logros.

The Epoch Times: ¿Qué consejo le daría a los padres de niños que parecen tener pasión por la cocina? ¿Cómo pueden animarlos mejor?

Sra. Nissenberg: Deje que los niños exploren varios libros de cocina, vean programas de cocina y dediquen tiempo a trabajar juntos en la cocina para experimentar. Dedique unas horas cada fin de semana, como si estuviera enviando a su hijo a una clase.

Trabajen juntos en la creación de menús y listas de compras, vayan juntos a la tienda para comprar, midan los ingredientes, reúnan a la familia para compartir los resultados. No solo disfrutarán de su compañía, sino que crearán recuerdos que durarán toda la vida.

The Epoch Times: Las fiestas son un momento para disfrutar de muchos dulces especiales y placeres. ¿Qué recomienda a los padres para lograr un equilibrio entre permitir que la familia participe en toda la diversión y a la vez mantener una nutrición saludable en general?

Sra. Nissenberg: Pasar tiempo creando menús para la hora de la comida es importante. Los niños pueden aprender los beneficios de una alimentación saludable a través de la tabla de MyPlate o las hojas de trabajo disponibles en ChooseMyPlate.gov. Esto demuestra cómo “colorear” el plato, comer una variedad de alimentos de diferentes colores y texturas, y equilibrar las opciones de alimentos. Imprima y coloree los manteles individuales para usarlos a la hora de la comida.

Los padres deben animar a sus hijos a probar nuevos alimentos, aunque solo sea un bocado. Un mordisco hoy puede llevar a más mordiscos mañana.

Entonces, después de las comidas, pueden tomar dulces con moderación. No armen un gran alboroto por las golosinas. No deben ser usadas como soborno. Ofrézcanlas con moderación, y guarden golosinas bajas en calorías, como galletas graham, barquillos de vainilla y barras de granola. Saquen las golosinas más dulces en las fiestas y ocasiones especiales. De esta manera, hacen que la ocasión especial sea más especial.

En lo que respecta a las fiestas, todos tendemos a darnos un capricho, pero es mejor hacerlo después de comer una comida que como reemplazo de una.

Nadie tiene que ser perfecto, pero podemos tratar de fomentar los buenos hábitos.

The Epoch Times: ¿Cuál es su dulce navideño favorito?

Sra. Nissenberg: Solía tener antojo de dulces durante las fiestas, ya sean galletas caseras o rollos de canela, nueces confitadas o pastel de manzana caliente. Y aunque me encanta comer un dulce pequeño después de una comida navideña, mis papilas gustativas han cambiado a medida que he ido creciendo, y disfruto más de los aperitivos. Me encanta el brie caliente horneado o la salsa de alcachofas y espinacas, la salsa de arándanos frescos o incluso el café premium.

Si tengo que elegir un aperitivo favorito, prefiero el chocolate-menta y el chocolate-mantequilla de cacahuete, caramelos, pasteles de crema, helados.

Pero en cuanto a los postres, siempre incorporo fruta y animo a otros a hacerlo también. Pueden hacer brochetas de fruta para un público más joven, o incluso una salsa de chocolate o caramelo para acompañarla y hacerla más agradable.

La entrevista ha sido editada para mayor claridad y brevedad.

RECETA: Sopa de tortilla de vegetales

RECETA: Galletas de doble chocolate

Siga a Barbara en Twitter: @barbaradanza


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS