Colombianos atribuyen el aumento de la delincuencia y la pobreza a los cierres del virus del PCCh

Por Autumn Spredemann
22 de Octubre de 2021 11:55 AM Actualizado: 22 de Octubre de 2021 11:55 AM

Los habitantes de Bogotá, Colombia, han expresado su temor y su ira por el aumento de la delincuencia violenta tras las restricciones de la pandemia, que provocó un aumento de las tasas de pobreza y desempleo a partir de marzo de 2020.

“Ya no se siente seguro como antes”, dijo Camila García, de 23 años, a The Epoch Times. “Mi familia vive en Rosales [en Bogotá]. Era un lugar seguro para crecer, pero ahora mi padre no quiere que mi hermana y yo andemos solas. La gente se ha vuelto más agresiva [desde la pandemia], algo desesperada, y la delincuencia es definitivamente peor”.

El virus del PCCh (Partido Comunista Chino) ha matado a más de 125,000 personas en Colombia desde el comienzo de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud. El gobierno inició una serie de cierres y restricciones el 16 de marzo del año pasado para controlar la propagación del virus.

El cierre llevó a Colombia a una recesión económica en 2020, según un informe del Banco Mundial. Las tasas de desempleo aumentaron en un 50 por ciento, 2.5 millones de personas perdieron sus empleos, y la porción de personas que trabajan menos de 20 horas por semana aumentó del 15 por ciento al 22 por ciento.

Los militares ayudan a la policía a patrullar las calles en el barrio de La Candelaria de Bogotá el 15 de octubre de 2021. (Alejandro Gómez/The Epoch Times)

Arturo Hernández, de 40 años, perdió su trabajo en la industria manufacturera en mayo de 2020.

“Casi todos los lugares que no vendían comida estaban cerrados”, dijo Hernández a The Epoch Times. “Es una lógica extraña, sin embargo. ¿Cómo se supone que voy a comprar comida para mi familia sin un trabajo?”

“No es un misterio por qué la delincuencia es peor ahora. Menos empleos, menos dinero, pero el mismo número de personas necesita sobrevivir”.

La pobreza monetaria en Colombia llegó al 42.5 por ciento en 2020 y la pobreza monetaria extrema al 15.1 por ciento, según un informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) de Colombia.

Hasta ahora, el inicio de 2021 fue el inicio de año más violento desde la firma de los acuerdos de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016, según un informe de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Un banco en el barrio El Chico donde robaron al primo de Diego Rodríguez el 15 de octubre de 2021. (Alejandro Gómez/The Epoch Times)

Los delincuentes armados y la fuerza pública se han enfrentado en 14 incidentes documentados, según el informe de la JEP. Ha habido 14 asesinatos de líderes sociales y seis masacres, hasta el 26 de enero de este año, según el informe.

“A mi primo le robaron a la luz del día hace unas semanas”, dijo Diego Rodríguez, de 31 años, a The Epoch Times. “Ni siquiera estaba en una zona mala. Salió de un cajero automático en El Chico y un tipo con un cuchillo estaba agachado, parecía que se estaba atando el zapato, y simplemente se levantó y agarró a mi primo. El tipo le exigió la cartera y salió corriendo”.

Se le preguntó a Rodríguez si creía que la delincuencia había empeorado desde el comienzo de la pandemia.

“Definitivamente”, respondió. “¿Cómo esperaban [el gobierno] cerrar las cosas y dejar a la gente sin una forma de ganar dinero? Casi todas las personas que conozco se vieron afectadas, perdieron un trabajo o tienen un familiar que lo perdió. ¿Cómo creían que iba a ser eso?”.

El gobierno desplegó 360 soldados en las calles de Bogotá para ayudar a la policía local a mitigar la delincuencia.

El ministro de Defensa, Diego Molano, dijo: “Estamos cambiando la realidad, no solo la percepción”, en una declaración pública publicada en Twitter el 15 de septiembre en la que se refería al despliegue.

Un soldado armado cerca de la Plaza Bolívar en Bogotá el 15 de octubre de 2021. (Alejandro Gómez/The Epoch Times)

Mientras tanto, una huelga de hambre está en marcha en las escaleras de la Catedral Primada de Colombia y la Capilla del Sagrario en la capital del país. Los activistas de Bogotá protestan en nombre de su pueblo en la región de La Guajira, diezmado económicamente y sin acceso a recursos vitales como el agua potable.

El estudiante de derecho José Flores, de 19 años, dijo a The Epoch Times que el gobierno afirma no tener dinero para ayudar a la gente, mientras que las consecuencias económicas de la respuesta a la pandemia han sido brutales.

“No hay agua, no hay comida, nuestros hijos se están muriendo, y ahora es incluso peor [este año]”, dijo. “Tienen que arreglar esto”.

La oficina del ministro de Defensa de Colombia no respondió a una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.