Comandante del Indo-Pacífico de EE.UU.: China está atacando las reglas del orden internacional

Por Chriss Street
24 de Julio de 2019 Actualizado: 24 de Julio de 2019

El comandante de los Estados Unidos, Almirante Philip Davidson, concedió una entrevista desde el cuartel general de su Comando Indo-Pacífico para afirmar que China está atacando las normas del orden internacional.

El dominio del mar es reconocido como la base de la seguridad nacional estadounidense. El oficial militar estadounidense responsable del 52 por ciento del planeta es el almirante Phillip Davidson. Como Comandante del Indo-Pacífico, dirige directamente a los 375.000 efectivos militares y civiles de los EE.UU. vinculados con la Flota del Pacífico de Estados Unidos, la cual consiste en unos 200 buques,  incluidos cinco grupos de ataque de portaaviones, dos Fuerzas Expedicionarias del Cuerpo de Marines, casi 1100 aviones y numerosos grupos de Operaciones Especiales.

El 17 de julio, el Almirante Davidson concedió a Breaking Defense una entrevista oficial en su oficina del Cuartel General de Comando en Honolulu, Hawái, para brindar más información sobre el Libro Blanco del Departamento de Defensa de Estados Unidos titulado ‘Informe Estratégico sobre la región Indo-Pacifico’, publicado el 1 de junio. El informe catalogó por primera vez a “la República Popular China como Potencia Revisionista”, que bajo el liderazgo del Partido Comunista Chino (PCCh) “socava el sistema internacional desde dentro al aprovecharse de sus beneficios y, al mismo tiempo, erosionar los valores y principios del orden basado en reglas”.

En respuesta a la preocupación de Breaking Defense de que el Libro Blanco pudiera haber señalado el lanzamiento de una política de contención de una “Nueva Guerra Fría” contra China, el Almirante Davidson estuvo de acuerdo en que la República Popular China (RPC) debe ahora ser reprendida por discriminar a los grupos minoritarios en el país, participar en el robo cibernético de propiedad intelectual, reclamar ilegalmente la soberanía sobre el Mar Meridional de China y buscar militarizar el espacio exterior.

Davidson enfatizó que la política actual es no “contener” a China de la misma manera en que Estados Unidos contuvo a la Unión Soviética; Estados Unidos preferiría alentar a China a prosperar y sacar a su pueblo de la pobreza. Pero el “orden internacional está siendo atacado por China” y Estados Unidos considera que esto representa una “divergencia fundamental de valores”.

Los ejemplos más visibles de esa divergencia son la “militarización por parte de China de varias islas artificiales en el Mar Meridional de China, desafiando a los tribunales internacionales”; el maltrato a los uigures musulmanes en el oeste de China; y las protestas de la población de Hong Kong.

Lo peor pueden ser las “políticas económicas depredadoras detrás de la iniciativa china de “La Franja y la Ruta”, que ignora las normas de transparencia de la OMC y que atrae de manera corrupta a los países hacia una trampa de deuda que los obliga a comercializar su soberanía para evitar el impago de la deuda”.

Davidson sugirió que con respecto a la modernización militar de China, “creo que es justo decir que China fue a la escuela del ‘modo de hacer la guerra estadounidense’”. Los chinos no solo están modernizando el equipamiento, sino que “la estructura global de las bases que están montando” en el Pacífico Occidental es una imitación de toda la capacidad militar conjunta de la Armada de los Estados Unidos.

Las armas clave desplegadas o en desarrollo de China que compiten con Estados Unidos incluyen “sistemas de misiles de crucero y balísticos, modernos aviones de combate y bombarderos, portaaviones, modernos buques y submarinos, buques de asalto anfibios, sistemas de misiles tierra-aire, sistemas de guerra electrónica, misiles antisatélite de ascenso directo y de impacto mortal”.

Davidson considera que el progreso de China en el espacio es profundo: “En el año 2000, China solo tenía 10 satélites en órbita, y este año lanzará más satélites que cualquier otra nación del planeta. Eso mejorará en gran medida las capacidades de China en términos de comunicaciones, vigilancia y sistemas espaciales ofensivos, amenazando posiblemente a nuestros activos espaciales”.

El hecho de que el Departamento de Defensa publicara el Libro Blanco y ofreciera al Almirante Davidson para una entrevista oficial sobre la evolución de la amenaza militar de la RPC, parece estar estructurado para enviar un mensaje al pueblo estadounidense de que “la vieja estrategia que suponía que China se liberalizaría al integrarse más estrechamente con el orden internacional basado en reglas simplemente no ha funcionado”.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS