Comentarios tristes y sarcásticos condujeron a masivas detenciones en China

01 de Septiembre de 2015 Actualizado: 03 de Septiembre de 2015

El 31 de agosto, la difusora ​​oficial del Partido Comunista de China, la Televisión Central China, anunció que el régimen detuvo y castigó a 197 ciudadanos y bloqueó 165 cuentas en Internet por “difundir rumores” en la web.

El locutor de la CCTV dijo que las observaciones, las cuales eran principalmente acerca de las recientes explosiones mortales en Tianjin y de la actual caída de la bolsa china, estaban “hechizando al pueblo, agitando el sentimiento público, creando pánico y engañando a las masas, dando lugar a una grave perturbación en los mercados financieros y al orden social”.

Pero una evaluación por parte de La Gran Época sobre los comentarios que fueron resaltados  en los informes de la CCTV indican que no fueron llamados pidiendo revolución en China, en cambio muchos de ellos fueron dolorosos o simplemente un poco picantes.

El castigo de los ciudadanos chinos por compartir sus pensamientos personales en las redes sociales se produce en medio del contexto de un mercado de valores chino que se ha venido hundiendo desde julio y un incendio apocalíptico en la ciudad portuaria de Tianjin en el que murieron al menos 158 personas y cientos resultaron heridos en agosto.

La represión reciente también presagia un gran desfile militar para el 3 de septiembre, que se celebra para conmemorar la victoria de China en la Segunda Guerra Mundial, pero que es ampliamente considerada como un grandioso esfuerzo por el Partido Comunista Chino para proyectar el poderío de la nación al mundo y reforzar su tambaleante imagen pública. 

Castigo como advertencia

“Después del accidente de Tianjin, muchos hicieron ofrendas a los muertos, pero los muertos no pueden retornar. Miles de personas han muerto, pero los medios de comunicación informaron sólo decenas de muertos”, se escribió en Sina Weibo.

El usuario Lgftom en Sina Weibo escribió del pánico en la bolsa: “Una fuerza política poco conocida debe estar detrás de la caída de la bolsa; los de la élite, ‘tigres’ corruptos que han sido muy afectados por la campaña de lucha contra la corrupción, estarían sentados y esperando hasta que sean agarrados? … Los ciudadanos comunes se han convertido en víctimas de las luchas políticas internas”.

Las autoridades no han publicado una lista completa de las personas que fueron castigadas por “difundir rumores”. Ni siquiera definen exactamente lo que quieren decir con ese término.

“Yo especulo que la intención del informe de la CCTV es advertir a la gente para que no discuta estos temas, en otras palabras, cualquier punto de vista independiente de la línea del partido no es bienvenido cuando se trata de áreas potencialmente inflamatorias”, escribió Madeline Earp, una investigadora en Freedom House, una ONG que defiende los derechos humanos, en un correo electrónico.

“Una de las razones por la cual la censura en China es tan efectiva es que es muy difícil predecir el contenido de lo que será objeto de castigo”, continuó.

Muchos de los comentarios descubiertos por La Gran Época, mediante la búsqueda de palabras clave en los mensajes Sina Weibo resaltados durante el informe de CCTV, ni siquiera  transmiten mucho a manera de información, en su lugar expresan frustración por las convulsiones del mercado

de valores, o la angustia por la muerte de bomberos.

Algunos hicieron afirmaciones y especulaciones sobre el número de muertos en la explosión del 12 de agosto en Tianjin, aunque  fueron el tipo de comentarios que sería común a raíz de una catástrofe a gran escala, cuando la información es escasa.

“Esa gran explosión, la gente dijo en primera línea que habían cadáveres y partes de cuerpos muertos por todas partes”, escribió el usuario de Weibo, Lu Xin Ou Ni. “Las noticias chinas están en realidad tratando de suprimir el impacto de este incidente al negarse a informar el número real de muertes. Si usted quiere saber el número real de víctimas, debe ver los informes de los medios extranjeros. Los informes de noticias chinas son simplemente una estupidez”.

Un hombre con un ordenador portátil en una oficina de Sina Weibo, ampliamente conocida como la versión china de Twitter, en Beijing el 16 de abril de 2014. (Wang Zhao / AFP / Getty Images)
Un hombre con un ordenador portátil en una oficina de Sina Weibo, ampliamente conocida como la versión china de Twitter, en Beijing el 16 de abril de 2014. (Wang Zhao / AFP / Getty Images)
Periodistas arrestados

Aparte de los usuarios de Internet, periodistas profesionales también se encontraban entre los arrestados.

Durante la misma represión, el periodista de Caijing, Wang Xiaolu también fue castigado porque supuestamente difundió información falsa sobre los mercados de valores chinos en lo que las autoridades describen como un informe fabricado. Wang dijo que no debería haber lanzado su artículo “en un momento tan delicado”, en una confesión el 31 de agosto que salió al aire por CCTV. 

Detenido por un Hashtag (mensaje)

Una de las primeras personas en ser castigado por “difundir información falsa” sobre Tianjin es Shen Liangqin. Él estaba de compras cuando la policía local lo detuvo.

Él había promovido en las redes sociales, un artículo sobre la explosión por el sitio web de noticias en el extranjero Boxun, con el hashtag “La Gran Explosión en Tianjin”. Shen fue puesto en libertad nueve días después.

El régimen chino es bien conocido por la censura de los medios de comunicación y la Internet después de grandes desastres: el brote de SARS en 2003, los terremotos de 2008 y 2011 y un choque mortal de trenes a alta velocidad en 2011.

Shen dijo a un periodista de La Gran Época en un intercambio en Twitter que en su opinión, en comparación con otros abusos en China, “mi castigo puede considerarse relativamente suave”.

Matthew Robertson contribuyó con este artículo.

TE RECOMENDAMOS