Comentaristas políticos dicen que Hong Kong es menos competitivo y es culpa de China

24 de Mayo de 2015 Actualizado: 24 de Mayo de 2015

Por primera vez en una década, Hong Kong ya no encabeza la lista de ciudades competitivas en China, y es a causa de la asfixiante mano del régimen chino, señalan los comentaristas.

De acuerdo con la Academia China de ciencias sociales recientemente se publicó un Libro Azul sobre competitividad urbana, una encuesta urbana de 294 ciudades de China, incluyendo a Taiwán. Hong Kong ahora ocupa el número dos, cayendo detrás de su vecino al otro lado de la frontera en la China continental, la metrópoli de Shenzhen.

El informe de la encuesta afirma que Shenzhen sobrepasó a Hong Kong, un centro financiero internacional bullicioso y ex colonia británica, ya que la ciudad continental apoyó mejor la innovación en el 2014, el gobierno de Shenzhen gastó 4,05 por ciento de su producto interno bruto  apoyando su sector de innovación y de tecnología comparado con Hong Kong con el 0,73 por ciento.

El informe también dijo que la posición de Hong Kong se vio afectada por las protestas estudiantiles Occupy del año pasado. Desde finales de septiembre hasta mediados de diciembre, cientos de miles de hongkoneses retuvieron tres zonas de la ciudad para protestar contra un decreto restrictivo de Beijing sobre la reforma política en Hong Kong.

La clasificación de la Academia China de Ciencias Sociales ‘es sospechosa, escribe el comentarista político con sede en Canadá Meng Tianyu en su columna habitual en idioma chino de La Gran Época. Meng dice que Hong Kong ha estado deslizándose como lugar competitivo para hacer negocios desde 1997, el año en que el régimen chino asumió la soberanía sobre Hong Kong de los británicos.

Económicamente, los hongkoneses han sido superados por los continentales, dice Meng, citando el aumento de las acciones chinas en el mercado inmobiliario, las finanzas, la energía, la construcción y las acciones de Hong Kong.

Y los hongkoneses no se están ayudando a sí mismos. Jefes locales de grandes empresas comenzaron a convertirse en miembros de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el cuerpo asesor político múltiple del Partido. Hoy en día, ninguno “se atreve desafiar un ‘sermón de decretos’ de Beijing”, escribe Meng.

Propietarios de pequeñas empresas están surtiendo cada vez más a los chinos continentales al abastecerlos de productos que buscan, y en el proceso, transformando la economía local y los medios de vida de la gente común. “En la superficie, la economía de Hong Kong está en manos de los chinos continentales”, dice Meng.

Mientras que los hongkoneses son conscientes de la intrusión de Beijing en su forma de vida y “demostraron la voluntad de Hong Kong para luchar por la democracia y la libertad” en las protestas Occupy del año pasado, Meng teme que podrían no ser capaces de resistir la asimilación por medios económicos.

Meng dice que el régimen chino también está manipulando a los hongkoneses al controlar sus medios de comunicación, los periódicos pro-democracia pierden contratos publicitarios lucrativos, personal de gestión son reemplazados por personal  pro-Pekín, y los editores son brutalmente agredidos en las calles por asaltantes.

La única razón por la que Hong Kong aún no está “totalmente arruinada” por el régimen chino se debe a que los funcionarios del Partido se están aprovechando del estatus “especial administrativo de la región” que tiene a la ciudad para lavar sus ganancias mal habidas, un secreto conocido por todos, afirma Meng.

Algunas de estas historias sobre lavado de dinero fueron hechas por la prensa de Hong Kong. El año pasado, una historia ampliamente informada involucró a Zhao Dannuo, de 22 años de edad, mujer de China continental, que lavó más de 10 mil millones de dólares de Hong Kong (unos 1,23 mil millones) utilizó el Banco de China en Hong Kong. Zhao se decía movió el dinero para Xu Caihou, el recientemente fallecido jefe ex diputado caído en desgracia de los militares chinos.

Hong Kong mantiene su estatus como centro financiero internacional, pero, según la presidenta de la sucursal de la Gran Época en Hong Kong, la señorita Guo Jun, esa ventaja depende de su sistema jurídico angloamericano heredado de los británicos, que también se erosionó.

Guo señaló en un discurso sobre temas de actualidad sobre China este año que el Partido Comunista ha intervenido para interpretar la Ley Básica de Hong Kong, su documento de gobierno y le ha pedido a Hong Kong para que adopte la legislación de seguridad que socavaría las libertades civiles y también está manipulando el proceso de reforma política en Hong Kong.

“Si esta situación continúa y Hong Kong pierde sus ventajas judiciales, su posición de centro financiero y de información, inevitablemente desaparecería. Hong Kong, la perla conocida de Oriente, habrá desaparecido”, dijo Guo.

TE RECOMENDAMOS