Comisión EEUU-China respalda petición a la ONU para que régimen chino sea responsable de abusos a DDHH

Por Isabel van Brugen
29 de Junio de 2020
Actualizado: 29 de Junio de 2020

El 27 de junio, la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC) respaldó los llamamientos de un grupo de expertos para que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) haga responsable al régimen chino de los abusos de los derechos humanos.

La CECC dijo el sábado que apoya una declaración emitida por más de 50 expertos independientes en derechos humanos de la ONU. El grupo de expertos pidió el viernes a la comunidad internacional “tomar todas las medidas apropiadas” para monitorear a Beijing y “actuar de manera colectiva y decisiva” para asegurar que su gobierno respete los derechos humanos.

“Los presidentes [de la comisión] apoyan la declaración de más de 50 expertos independientes de la ONU que piden una sesión urgente de derechos humanos de la ONU para evaluar las persistentes violaciones de derechos humanos del gobierno chino y para discutir el establecimiento de mecanismos de la ONU para monitorear a Hong Kong, Xinjiang y Tíbet”, dijo la agencia independiente en una declaración en Twitter.

Los expertos, que trabajan en varios mandatos del Consejo de Derechos Humanos respaldado por la ONU, plantearon en su declaración una serie de preocupaciones sobre la “represión de las libertades fundamentales en China”.

Esto incluye la represión por parte del régimen chino de las minorías religiosas y étnicas en su región noroccidental de Xinjiang y en el Tíbet, las acusaciones de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes de Hong Kong y los informes de represalias contra las personas que hablaron sobre el brote de COVID-19.

“Los expertos independientes de la ONU han comunicado repetidamente al gobierno de la República Popular China su alarma por la represión de las libertades fundamentales en China”, dice la declaración. “Los expertos independientes de la ONU creen que es hora de prestar una atención renovada a la situación de los derechos humanos en el país, en particular a la luz de las medidas adoptadas contra la población de la RAE de Hong Kong, las minorías de la Región Autónoma de Xinjiang, la Región Autónoma del Tíbet y los defensores de los derechos humanos en todo el país”.

Los expertos destacaron su preocupación por la denominada legislación de “seguridad nacional” del Partido Comunista Chino en Hong Kong. La legislatura títere de Beijing, la Asamblea Popular Nacional (APN), pasó por alto la legislatura local de Hong Kong a finales de mayo para promulgar la legislación que tipificaría como delito las actividades relacionadas con la subversión, la sucesión, el terrorismo y la injerencia extranjera.

La APN comenzó el domingo a revisar su propuesta de ley para la ciudad, la cual, según los expertos, “introduciría crímenes mal definidos que fácilmente serían objeto de abuso y represión”, y podría permitir a Beijing invadir el estatus especial de la ciudad.

Se ha planteado la preocupación de que la legislatura infrinja la Ley Básica de Hong Kong, que garantiza que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos pueda seguir en vigor en el territorio.

En virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica, que estableció las condiciones de la transferencia de Hong Kong al dominio chino, el régimen acordó conceder a la ciudad autonomía y libertades que no se disfrutaban en el territorio continental, con arreglo a la fórmula de “un país, dos sistemas”.

“Socavaría el derecho a un juicio justo y presagiaría un fuerte aumento de la detención y el enjuiciamiento arbitrarios de defensores de los derechos humanos pacíficos a instancias de las autoridades chinas”, dijeron los expertos. “La ley de seguridad nacional también socavaría la capacidad de las empresas que operan en Hong Kong para cumplir con su responsabilidad de respetar los derechos humanos de acuerdo con los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos”.

Los expertos expresaron su preocupación por el hecho de que China no les haya concedido el mismo nivel de acceso al país que tienen otros 120 gobiernos.

Instaron al Consejo de Estado de 47 miembros a “actuar con un sentido de urgencia para tomar todas las medidas apropiadas para monitorear las prácticas de derechos humanos de China”. Sugirieron que el CDH estableciera un “mecanismo” imparcial e independiente de la ONU para “vigilar de cerca, analizar e informar anualmente sobre la situación de los derechos humanos en China”.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

[Informe Especial] Manipulando a Estados Unidos: La estrategia del comunismo chino | The Epoch Times

TE RECOMENDAMOS