Comité de la ONU decide en contra de que talibanes representen Afganistán

Por Isabel van Brugen
02 de Diciembre de 2021
Actualizado: 02 de Diciembre de 2021

Un comité de credenciales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió el miércoles no permitir que los talibanes representen a Afganistán en el organismo mundial.

Tras una reunión a puerta cerrada el miércoles, la presidenta del Comité de Credenciales de la Asamblea General, compuesto por nueve naciones encargadas de aprobar la representación diplomática de cada Estado miembro de la ONU, dijo que el comité había decidido aplazar su decisión sobre quién representará a Afganistán.

“El comité ha decidido aplazar su decisión sobre las credenciales en estas dos situaciones”, dijo el miércoles la embajadora sueca ante la ONU, Anna Karin Eneström, refiriéndose también a la decisión del comité de no acreditar a un embajador para Myanmar.

“El informe del comité se hará público una vez que se emita para que lo examine la Asamblea General”, añadió.

La decisión significa que los talibanes de Afganistán y la junta militar de Myanmar no podrán representar a sus países por ahora ante las Naciones Unidas. Tras el aplazamiento, no se espera que los miembros del comité tomen una decisión hasta la próxima reunión anual de la Asamblea General en septiembre de 2022, según The New York Times.

El grupo terrorista Talibán ha estado presionando para obtener el reconocimiento internacional desde que tomó el control de la capital afgana, Kabul, el 15 de agosto, al derrocar tras dos décadas de guerra al gobierno respaldado por la OTAN y Estados Unidos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo en agosto que el deseo de los talibanes de obtener el reconocimiento internacional es la única palanca del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para presionar por un gobierno inclusivo que respete los derechos humanos. Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, dijo a su vez que la ONU “no está dispuesta aún a reconocer a los talibanes”.

Ningún país ha reconocido formalmente al gobierno talibán desde que el grupo terrorista tomó el control de Afganistán. Miles de millones de dólares en activos y fondos afganos en el extranjero se encuentran congelados, y la ayuda al país, que se enfrenta a una grave crisis económica y humanitaria tarda tiempo debido a los problemas que supone trabajar en modo independiente a los arreglos de los talibanes.

“Nuestro mensaje a Estados Unidos es que si continúa el no reconocimiento, los problemas afganos continúan, es el problema de la región y podría convertirse en un problema para el mundo”, dijo el portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, en una conferencia de prensa el 30 de octubre.

Mujahid añadió que la razón por la que los talibanes y Estados Unidos entraron en guerra en 2001 fue que ambas naciones no tenían lazos diplomáticos formales. Estados Unidos invadió Afganistán en 2001 tras el atentado del 11 de septiembre de 2001, después de que el entonces gobierno talibán se negara a entregar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

“Las cuestiones que provocaron la guerra podrían haberse resuelto mediante la negociación, podrían haberse resuelto también mediante un compromiso político”, afirmó Mujahid.

Además indicó que el reconocimiento del gobierno talibán era un “derecho” del pueblo afgano. Sin embargo, la toma de Kabul por parte de los talibanes no fue respaldada por ningún voto electoral.

Nasir Andisha, enviado del depuesto gobierno afgano, elogió la decisión “basada en principios” del comité de la ONU de aplazar su resolución, informó CNS News.

“El puesto afgano en la ONU sigue en manos de los representantes legítimos y con mandato constitucional de la República Islámica de Afganistán”, dijo el vicepresidente afgano, Amrullah Saleh, en una declaración en Twitter. “Aplaudimos y damos la bienvenida a esta decisión del comité de credenciales de la ONU y la vemos como un paso para curar las enormes heridas infligidas al pueblo afgano por la toma de posesión del país de parte de un grupo violento, extremista y empoderado, los talibanes”.

Saleh se quedó en Afganistán después de que el presidente afgano, Ashraf Ghani, huyera de Kabul cuando los talibanes tomaron la capital. El 17 de agosto dijo en Twitter que permanecía en el país para cumplir con su deber como “presidente interino”, tal y como lo dicta la Constitución del país, aprobada en 2004.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con las Naciones Unidas para solicitar comentarios.

Con información de Reuters


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS