Comité del Senado considerará citatorio a Twitter y Facebook por bloqueo a artículos de Hunter Biden

Por Ivan Pentchoukov
20 de Octubre de 2020
Actualizado: 20 de Octubre de 2020

El presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham (R-S.C.), anunció el 19 de octubre que el comité considerará citaciones para los directores ejecutivos de Twitter y Facebook con el propósito de que den testimonio acerca de la censura a los recientes artículos, del New York Post, sobre Hunter Biden, el hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden.

El personal del comité está negociando audiencias voluntarias del CEO de Twitter, Jack Dorsey, y del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, según un comunicado de Graham. Si las discusiones para las comparecencias voluntarias fracasan, el comité votará para autorizar las citaciones. El tema está en la agenda del comité para el 22 de octubre, que es también el día en que el comité celebrará la muy esperada votación para recomendar la nominación, al pleno del Senado, de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema.

El borrador del texto de la citación busca el testimonio de Zuckerberg y Dorsey sobre la supresión y censura de dos artículos del New York Post, titulados “Correo electrónico, con evidencia concluyente, revela cómo Hunter Biden presentó al empresario ucraniano a su padre, el exvicepresidente” y “Correos electrónicos revelan cómo Hunter Biden trató de sacar abundante provecho en nombre de su familia con una empresa china“.

Los directores ejecutivos también tendrían que responder preguntas sobre cualquier otra política, práctica o acción de moderación de contenido que pueda interferir o “influir en las elecciones para un cargo federal” y “cualquier otra determinación reciente para reducir temporalmente la distribución de material pendiente de la revisión del verificador de hechos y/o bloquear y marcar el material como potencialmente inseguro”.

Twitter ya se ha negado, durante cuatro días, a desbloquear la cuenta del New York Post, a menos que el periódico elimine tweets concernientes a sus informes explosivos sobre la computadora portátil y los correos electrónicos de Hunter Biden, según varios editores del periódico.

Emma-Jo Morris, editora de política del periódico, escribió que ahora es el “día 4” de Twitter bloqueando el “acceso a la cuenta del Post, a menos que nos autocensuremos”. El editor de opiniones del periódico, Sohrab Ahmari, también confirmó el bloqueo de la cuenta.

Los artículos del Post citaban supuestos correos electrónicos de una computadora portátil, presuntamente, entregada por Hunter Biden a un taller de reparaciones. El propietario de la computadora portátil no regresó por el dispositivo y el dueño de la tienda se lo entregó al FBI y le dio una copia del disco duro al abogado del exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani. Giuliani es el abogado personal del presidente Donald Trump y fue quien entregó los datos del disco duro al Post. Los correos electrónicos sugieren que Hunter Biden se benefició de su trabajo en China y Ucrania mientras su padre era vicepresidente.

Biden y su campaña han refutado algunas de las acusaciones. El candidato demócrata dijo que es una “campaña de difamación” en comentarios pronunciados durante el fin de semana.

Ahmari de The Post dijo en Twitter: “Han pasado cuatro días desde que The Post publicó la primera historia de los archivos de Hunter, y ni Joe ni Hunter han refutado un solo hecho material.

“Lo más fácil que pudieron hacer, es decir: ‘Esa computadora portátil no es nuestra, Hunter no envió ni recibió esos correos electrónicos’. Sin embargo, no lo han hecho”.

El 19 de octubre, la cuenta de Twitter mostraba que el último tuit del NY Post fue el 14 de octubre.

Twitter y Facebook enfrentaron críticas esta semana, después de que se prohibió que se compartiera en Twitter el informe inicial del Post sobre Hunter Biden y su alcance se limitara en Facebook.

Anteriormente, Twitter dijo que los artículos del periódico violaban su política de “materiales hackeados”. The Post rechazó las afirmaciones de la compañía, diciendo: “La información en los informes provino de datos extraídos de una computadora portátil MacBook Pro que el propietario de un taller de reparación de Delaware dijo que se dejó en abril de 2019, pero nunca se recogió”, afirmando que los archivos no fueron hackeados.

El 16 de octubre, Twitter actualizó su política y escribió: “Nuestro trabajo para limitar la difusión de información engañosa va más allá de las elecciones. A partir de hoy, antes de retwittear o citar un tweet en cualquier tweet etiquetado que infrinja nuestras reglas de información engañosa, verá un mensaje”.

Twitter dijo en un comunicado al Post: “Si bien hemos actualizado la política, no cambiamos la aplicación de forma retroactiva. Aún tendrá que eliminar los Tweets para recuperar el acceso a su cuenta”.

Un ejecutivo de Facebook dijo la semana pasada que limitaría el alcance del artículo hasta que los verificadores de la plataforma puedan determinar la autenticidad de las afirmaciones.

Facebook paga a organizaciones de terceros para que decidan qué es verdad y qué no. Si el contenido incluye una afirmación que ha recibido una calificación negativa de cualquiera de los verificadores de datos, Facebook limitará la cantidad de personas que pueden verlo. Los verificadores de hechos centrados en el contenido estadounidense están dominados por financiación y personal con antecedentes de tendencia izquierdista.

Jack Phillips y Petr Svab contribuyeron a este artículo.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Brote de brucelosis empeora y se propaga en granjas chinas

TE RECOMENDAMOS