Nominación de jueza Jackson avanza al pleno del Senado tras voto del Comité Judicial

Por Joseph Lord
04 de Abril de 2022 7:41 PM Actualizado: 05 de Abril de 2022 6:22 AM

El Comité Judicial del Senado votó el lunes en línea partidista para avanzar la confirmación de la jueza Ketanji Brown Jackson al pleno del Senado luego de semanas de arduo escrutinio.

La votación se produjo más tarde de lo esperado por los demócratas, luego de que el senador Alex Padilla (D-Calif.) sufriera un retraso en su vuelo, lo que obligó a los demócratas a retrasar la votación hasta la tarde para garantizar su éxito en el Comité Judicial, que está igualmente dividido.

Los 11 republicanos del comité votaron en contra de la nominación y los 11 demócratas votaron a favor de la candidata, privando a los demócratas de un voto mayoritario para Jackson.

Sin embargo, debido a las reglas elaboradas al comienzo del 117º Congreso por los líderes del Senado, la confirmación de Jackson pudo pasar por el comité sin lograr una mayoría.

Jackson, quien fue nominada por el presidente Joe Biden para reemplazar al juez saliente Stephen Breyer en la Corte Suprema, ha sido acusada de una actitud de ser “blanda con el crimen” por parte de los republicanos que han citado sus decisiones de sentencias bastante indulgentes para aquellos que tienen posesión de pornografía infantil, así como su aparente ausencia de una filosofía judicial uniforme.

El lunes, esos conflictos se reabrieron cuando los republicanos hicieron un último intento de desbaratar la nominación de Jackson.

El presidente del poder judicial, Dick Durbin (D-Ill.), calificó estas críticas republicanas de “demagógicas”, no obstante, los republicanos han hecho hincapié en que las decisiones de Jackson en materia de sentencias estuvieron muy por debajo de las directrices federales sobre sentencias en todos los casos en los que no estaba obligada a cumplir las leyes de sentencias mínimas obligatorias.

“Fue desafortunado que en algunos momentos de las audiencias llegaran a eso”, dijo Durbin el lunes.

“Esta acción de hoy es nada menos que hacer historia”, agregó Durbin. “Estoy orgulloso de ser parte de esto”.

“Ls jueza Jackson ahora está lista para hacer historia en Estados Unidos”, coincidió el senador Jon Ossoff (D-Ga.) más tarde en la audiencia, expresando una opinión común entre los demócratas durante la audiencia final.

En su declaración de apertura, el miembro principal Chuck Grassley (R-Iowa) acusó a los demócratas de hipocresía sobre la cuestión de la filosofía judicial de la candidata.

Durante la semana de audiencias, los republicanos presionaron a Jackson para que explicara mejor su filosofía judicial, pero sus respuestas—que describían una “metodología” que funcionaría caso por caso— dejaron insatisfechos a los republicanos e incluso confundieron a algunos demócratas.

Los demócratas respondieron a los ataques diciendo que la filosofía judicial no importa.

Durante su declaración del lunes, Grassley citó declaraciones anteriores del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), en las que abogaba por dar más importancia a la filosofía judicial, lo que Grassley calificó de “hipócrita”.

Al defender la importancia de la filosofía judicial, Grassley dijo que es necesario que un juez de la Corte Suprema tenga “una comprensión de los principios fundamentales de nuestra constitución”.

Jackson, señaló Grassley en referencia a un intercambio de sus audiencias, “no tiene una postura sobre si las personas poseen derechos naturales”.

Posteriormente en la audiencia del lunes, el senador Mike Lee (R-Utah) también expresó su preocupación por la falta de una filosofía judicial clara de Jackson.

“La filosofía judicial es importante porque tener una mala filosofía judicial tiene muchas consecuencias”, dijo Lee, señalando que los jueces sin una filosofía judicial son más propensos a dejarse llevar por su propia política personal al decidir sobre el resultado de un caso.

En otro momento de la audiencia, el presidente pro tempore del Senado, Patrick Leahy (D-Vt.), también elogió a Jackson y denunció las críticas del Partido Republicano a la candidata.

Jackson “ofreció una clase magistral sobre lo que significa ser un juez independiente e imparcial”, dijo Leahy, a pesar del “comportamiento irrespetuoso” de los republicanos del Poder Judicial.

Leahy pidió a los republicanos y a los demócratas que terminen con el “tribalismo cansado” y se unan para apoyar a Jackson, a quien Leahy calificó como una de “las nominadas mejor calificadas” que ha considerado en sus décadas en el Comité Judicial.

El senador Lindsey Graham (R-S.C.) respondió a Leahy citando el trato de los últimos tres nominados republicanos—los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett—quienes fueron aprobados por el comité entonces controlado por el GOP sobre la base de línea partidista, y señaló que en tal ambiente sería “más extraño” si un solo miembro republicano apoyara la confirmación de Jackson.

Graham también agregó que Jackson, en su papel como juez y en la Comisión de Sentencias de EE. UU., “tuvo la oportunidad de disuadir el crimen [de la pornografía infantil]” al imponer sentencias más duras “y eligió no hacerlo”.

Durante otra parte de la audiencia, la senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.) relató un polémico intercambio entre ella y Jackson. En el intercambio, Blackburn le pidió a Jackson que definiera la palabra “mujer”, pero ella se negó, diciendo que “no era bióloga”.

Este intercambio, sentenció Blackburn, “dice mucho” y “demuestra que [Jackson] está en deuda con la izquierda radical”.

El 28 de marzo, los republicanos en el Comité Judicial del Senado suspendieron por una semana la votación de confirmación en el comité, citando lagunas en el historial de Jackson y registros incompletos de la Casa Blanca.

“Los demócratas han mencionado reiteradamente que la jueza Jackson ha sido confirmada por el Senado en tres ocasiones—dos de las cuales no fueron controvertidas—mediante votaciones para puestos como la Comisión de Sentencias de Estados Unidos”, dijo Grassley al solicitar la suspensión el pasado lunes.

Advirtió sobre los esfuerzos de los demócratas por comparar a ambos, diciendo que “va a hacer mucho más difícil confirmar a alguien para esos puestos. Esto alienta a los senadores a aplicar el mismo criterio utilizado para evaluar las nominaciones a la Corte Suprema a cada uno de los puestos”.

Además, dijo Grassley, el registro de Jackson es “desafortunadamente… incompleto”.

“Eso se debe a que se ha retenido información”, dijo, citando una lista de documentos no públicos del periodo en que Jackson estuvo en la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, 48,000 páginas de documentos retenidos por la Casa Blanca de Obama, y muchos otros.

“Parece que la Casa Blanca quiere ocultar el historial [de Jackson]”.

“Así que con tanta información retenida, hemos examinado su historial y había muchas preguntas sobre la filosofía judicial de la jueza Jackson”.

Con su confirmación promovida ante el Senado, a los republicanos les quedan pocas opciones para impedir su confirmación.

Dos votantes clave, los senadores Joe Manchin (D-W. Va.) y Susan Collins (R-Maine), se han pronunciado a favor de la confirmación de Jackson.

Si bien la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.), una importante votante indecisa y una de las únicas demócratas que no se ha comprometido públicamente a votar por Jackson, podría optar por oponerse a su confirmación, el voto de Collins anularía el de Sinema.

Además, varios otros republicanos—Sens. Mitt Romney (R-Utah), Lisa Murkowski (R-Alaska), Roy Blunt (R-Mo.), entre otros—han indicado que al menos están abiertos a considerar si apoyan a Jackson.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.