Cómo se compara el déficit de USD 54,300 millones de California con la Gran Recesión

Por Brad Jones
08 de Mayo de 2020 3:11 PM Actualizado: 08 de Mayo de 2020 3:11 PM

California se enfrenta a un déficit presupuestario de USD 54,300 millones que probablemente se traduzca en aumentos de impuestos y profundos recortes a la educación, advirtió el 7 de mayo la administración del gobernador Gavin Newsom.

El asambleísta Phil Ting (demócrata por San Francisco), presidente del comité de asamblea del presupuesto, dijo en una conferencia de prensa el mismo día, que los fondos de reserva del estado son unos USD 16,000 millones, solo un tercio de lo que el estado necesita para cubrir el déficit proyectado.

“Es devastador, porque en un tiempo donde la gente más necesita al gobierno, como en cualquier recesión, es también el tiempo en el que tenemos limitada capacidad de ayudar”, dijo Ting.

En mayo de 2009, durante la Gran Recesión, el entonces gobernador Arnold Schwarzenegger había anunciado un déficit presupuestario de USD 24,000 millones —menos de la mitad de lo que veremos en mayo.

La tasa de desempleo de California era entre un 10 y 13 por ciento durante la Gran Recesión. El estado proyecta una tasa de desempleo para 2020 del 18 por ciento.

Aunque todos los indicadores de problemas financieros son peores que los de la Gran Recesión —incluyendo menor ingreso personal, menor ingreso de los negocios y menor ingreso inmobiliario— se espera que la ayuda llegue más rápido.

Ting dijo que el estado está dependiendo fuertemente de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA) para su financiamiento. “Siempre hemos supuesto que de lo mucho que gastamos este año para manejar al COVID-19, un 75 por ciento de eso sería reintegrado por FEMA”, dijo.

“Así que no es tanto un problema de presupuesto; es más bien un problema de flujo de dinero para este año fiscal actual”.

No obstante, como con la Gran Recesión, equilibrar el presupuesto requerirá de recortes.

El déficit probablemente signifique un recorte de USD 18,300 millones en gastos para escuelas públicas e institutos superiores comunitarios, según una actualización fiscal publicada el 7 de mayo. El recorte a la educación sucede por la “Ley de Mejoramiento Instructivo y Responsabilidad del Salón de Clase” (Classroom Instructional Improvement and Accountability Act) que determina la cantidad del gasto a la educación relativo al presupuesto.

Disminución de los ingresos, ayuda para suplementar

Se espera que los ingresos generales del estado por impuestos caigan unos USD 41,200 millones comparados con el presupuesto propuesto por Newson en enero.

Funcionarios del departamento de finanzas esperan que el ingreso personal entre los californianos se desplome un 9 por ciento. Y se espera que la construcción de nuevas casas caiga más del 21 por ciento.

La administración de Newsom le pidió al gobierno federal “que ayude a los gobiernos estatales y locales para respaldar una respuesta efectiva para el COVID-19, una modificación de la orden de quedarse en casa oportuna y basada en hechos , y una recuperación económica rápida”, declara el memo del 7 de mayo.

Cuando la pandemia estaba escalando en febrero, Newsom tenía confianza en la capacidad del estado de pasar la tormenta. En un charla del 27 de febrero, él comentó: “no hay mejor recurso de estado en Estados Unidos para abordar este tema de frente”.

“No me preocupa el dinero”, dijo Newsom en ese tiempo. “No me preocupa buscar recursos para esta respuesta—todos estamos bien de recursos como estado. Tenemos reservas récord y excedentes”.

El estado estaba en mejor posición financiera este año que antes de comenzar la Gran Recesión.

Un análisis de la Oficina del Analista Legislativo sobre la recuperación de la Gran Recesión, nota que los problemas de ese entonces causaron que el estado reestructure sus finanzas para tener mayor capacidad de recuperación en el futuro.

Ese análisis, publicado en 2018, dice: “el estado está mucho mejor preparado para una recesión hoy que lo que estaba cuando entró en la Gran Recesión diez años atrás”. El análisis cita un déficit presupuestario de USD 2000 millones en 2007 comparado con un nivel de reserva de USD 16,000 millones en 2018 (el mismo nivel de 2020).

Le tomó al estado cuatro años recuperarse de la Gran Recesión en el sentido de tener su primer presupuesto sin déficit importante en 2013.

La actualización del 7 de mayo del Departamento de Finanzas dice: “Aunque la Recesión COVID-19 está causando pérdidas de empleo e ingresos sin precedentes, el déficit proyectado como porcentaje del gasto de Fondo General es modestamente menor que el déficit de presupuesto que enfrentó el estado en 2003 y 2009”.

En cambio, sí expresa preocupación sobre el impacto que la actual recesión tendrá especialmente en los californianos de bajo y mediano ingreso. El ingreso promedio del estado acababa de regresar a los niveles previos a la Gran Recesión en 2018.

Ting dijo que el estado podría considerar extender los beneficios por desempleo para cuando los beneficios adicionales venzan “probablemente en otoño”.

“Si pueden mantener a la gente a flote financieramente en los próximos uno o dos años, en vez de ponerlos en la calle, o que vivan en la calle o empujarlos a otros mayores niveles de deuda o pobreza, significa que estas son familias que no tendremos que ayudar en el largo plazo, si podemos ayudarlos a mantenerse de pie”, dijo.

Pidiendo contabilidad más detallada

Ting dijo que ha instado al departamento de finanza que “deje de gastar dinero en una forma artificial, sino que nos de una propuesta de presupuesto”. Él ha pedido actualizaciones diarias.

“Mi entendimiento es que van a dar más detalle sobre dónde creen que irán los gastos en los próximos meses en la Revisión [de mayo]”, dijo Ting.

La Revisión de Mayo es una propuesta revisada del presupuesto enviada cada año por el gobernador luego de una serie de audiencias sobre la propuesta inicial de enero. Este año la revisión, que se espera que sea publicada el 14 de mayo, toma un significado mayor con cambios sin precedente ocurridos entre las propuestas iniciales y revisadas.

“Esta es una emergencia como ninguna otra que hayamos visto”, dijo Ting. “Usualmente la emergencia afecta a miles de personas o a unos pocos millones. La pandemia [ha] afectado a todos los 40 millones de californianos, y entonces la autoridad se vuelve bastante amplia”.

Newsom había tenido mayor autoridad en este estado de emergencia para tomar decisiones financieras sin consultar con la legislatura.

Newsom fue atacado recientemente sobre un controvertido trato por USD 1000 millones con la empresa china, Build Your Dreams (BYD), por mascarillas protectoras N95 y mascarillas quirúrgicas. El trato ha mostrado signos de ser problemático, ya que BYD tenía que reintegrar al estado por las mascarillas que no cumplían los estándares de calidad.

“Es muy difícil controlar los gastos o llevar a cabo negocios”, dijo Ting. “No es solo cómo se establece el estado. No somos contadores ni auditores. Somos legisladores que brindamos una supervisión general”.

Reabrir la economía

Si la orden de quedarse en casa dura más de lo esperado, o si hay mas brotes graves de la enfermedad, el déficit económico podría empeorar, sugirió Ting.

“El presupuesto va a recibir un impacto cuanto más tiempo tengamos que quedarnos en casa o si la gente tiene miedo de salir”, dijo. “Hasta que tengamos certeza, o una vacuna, o inmunidad de grupo, va a ser muy difícil volver a la normalidad. Y, sino volvemos a la normalidad, va a tener un impacto en la economía”.

También el 7 de mayo, Newsom reveló condiciones para reabrir la economía del estado, en una declaración conjunta del senador Jim Nielsen (republicano por Tehama) y el asambleísta James Gallagher (republicano por Yuba City).

“Hemos escuchado y seguido las órdenes del gobernador de quedarse en casa para proteger a los ancianos y a quienes tienen condiciones de salud. Ahora debemos enfocarnos en la otra crisis: nuestra economía”, dice la declaración.

“Los californianos necesitan volver al trabajo de manera segura, sin establecer barreras inviables que impidan a la gente ganarse la vida”, dijeron. “Permitirle a la gente regresar de manera segura al trabajo es la única forma de sacar al estado de este déficit”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Beijing prohibió a laboratorios chinos revelar investigaciones sobre el coronavirus

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.