Cómo Shen Yun está reviviendo las artes clásicas

Cómo Shen Yun está reviviendo las artes clásicas

La violinista Fiona Zheng y el director de orquesta Milen Nachev con la Orquesta Sinfónica Shen Yun. (Dai Bing/La Gran Época)

25 de Septiembre de 2019

Los siglos pasados han aportado una innovación increíble, trayendo progreso tecnológico y científico que la gente en los primeros días de nuestra civilización ni siquiera podía imaginar.

En las artes, en cambio, hemos visto un declive constante. Gran parte de los componentes del arte clásico, incluyendo las obras más apreciadas de la música sinfónica, la ópera, el ballet y la pintura, se llevaron a cabo en el siglo XIX, con pocas obras maestras reconocidas después de esa época.

A menudo me preguntaba por qué estas artes tradicionales, que son respetadas y honradas como uno de los mayores logros de la humanidad, habían experimentado un declive tan pronunciado.

No es que no hubiera creación artística. En el siglo XX hubo muchas obras nuevas, compañías y artistas talentosos, pero muy pocas de estas obras han tenido el atractivo perdurable de sus antecesores. Fueron y vinieron con las tendencias, convirtiéndose a menudo en un instrumento para dar rienda suelta a la desesperación y al lado oscuro de la naturaleza humana.

Un renacimiento sobre el escenario

Sin embargo, al adentrarnos en el siglo XXI, surgió un fenómeno nuevo con la aparición de Shen Yun Performing Arts. Fundada en 2006, esta compañía poco conocida, creada en Nueva York por artistas chinos que viven en el extranjero, surgió en el escenario mundial y asombró al público con espectáculos de profunda belleza y bondad, arraigados en las artes clásicas.

La misión de la compañía era revivir 5000 años de la cultura divina de China. Creció rápidamente en tamaño, llegando a cientos de ciudades y millones de espectadores en todo el mundo. Muchas personas del público dijeron que se habían inspirado en el arte y los valores que Shen Yun presentaba sobre el escenario.

Durante las entrevistas, estos espectadores, incluyendo artistas de renombre, repetían constantemente palabras como “perfección”, “belleza” y “divino”. Algunos se sorprendían por la música impecable, otros por la coordinación y el estado físico de los bailarines, y muchos se sorprendían por la belleza sobrenatural de la pantalla de fondo, que interactúa con los artistas sobre el escenario en perfecta sincronización.

Mientras miraba los espectáculos de Shen Yun Performing Arts y los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Shen Yun, pude sentir la grandeza de los actos de danza y el virtuosismo de la orquesta. Empecé a darme cuenta de que el siglo XXI nos ha traído un renacimiento de las artes clásicas, un renacimiento que generaciones de personas de la comunidad artística habían estado buscando.

Al observar la combinación de la belleza y la tradición junto con la innovación cultural y tecnológica, sentí que era casi como si la esencia de los logros de la humanidad se hubiera plasmado en los espectáculos de Shen Yun. La compañía artística presentaba la danza y la historia china, sin embargo el lenguaje y el significado eran universales.

Conociendo la oscuridad que se suele manifestar en otros espectáculos de danza, vi cómo la inspiración divina se presentaba sobre el escenario con Shen Yun. Me sentí honrada e impresionada al mismo tiempo.

A continuación presento algunos de los aspectos que hacen que los espectáculos de Shen Yun sean sobresalientes e innovadores.

Danza

En Occidente, durante mucho tiempo el ballet fue considerado el sistema de danza más elegante y completo, ofreciendo espectáculos de una precisión atlética sin igual y una gracia etérea durante varios cientos de años. Pocas personas, sin embargo, conocían la danza clásica china, que se había transmitido a lo largo de miles de años y había acumulado un rico abanico de movimientos, ritmos y significados internos.

A través de sus espectáculos, Shen Yun pone en primer plano a la danza clásica china, junto con las danzas étnicas y folclóricas chinas. La precisión, el estado físico y la sincronización de los bailarines han impresionado a multitudes de espectadores en muchos países. Esto permitió que la danza clásica china ocupe el lugar que le corresponde junto al ballet como uno de los sistemas de danza más completos del mundo.

Una escena de la danza Shen Yun “Celebrando lo Divino”. (© 2016 Shen Yun Performing Arts)

Los espectáculos de Shen Yun no solo nos han traído un sistema de danza desconocido, sino que también han presentado a la danza en su forma más pura, encarnando valores espirituales universales como la verdad, la benevolencia y la tolerancia a través de los personajes y escenas que retratan los bailarines.

Música

Tres intérpretes de erhu acompañadas por la Orquesta Sinfónica de Shen Yun. (Dai Bing/La Gran Época)

La orquesta de Shen Yun, que acompaña a los actos de danza, es una combinación de tradición, virtuosismo e innovación. Al combinar las distintas sensibilidades de la música china con el poder de una orquesta occidental, Shen Yun logró la hazaña de alcanzar una armonía musical. No solo hace que una orquesta occidental interprete composiciones originales –melodías que encarnan el espíritu chino– sino que Shen Yun además incorpora instrumentos tradicionales chinos como el gong, la pipa y el erhu como integrantes permanentes de la orquesta.

Al oír la música, podemos escuchar los instrumentos tradicionales chinos son realzados por la fuerza de los instrumentos occidentales. El efecto producido es muy agradable al oído pero también rico en significado, historia y valores.

Al tomar una orquesta sinfónica occidental, que ya es un cuerpo completo, y expandir su potencial incluyendo instrumentos y estilos musicales chinos, Shen Yun ha logrado un desarrollo pionero que seguramente tendrá un tremendo efecto en el desarrollo de la música clásica.

Otra característica destacada, que probablemente tendrá un impacto significativo en las artes vocales, es que Shen Yun revive la auténtica técnica del bel canto para cantar en un registro superior. Originalmente dominada por los artistas del antiguo teatro chino y las primeras óperas europeas, desde entonces la técnica se perdió tanto en China como en Occidente. Sin embargo, Shen Yun la redescubrió y la presenta hoy en el escenario.

Una soprano cantando con la Orquesta Sinfónica de Shen Yun. (La Gran Época )

Las letras de las canciones de los intérpretes son profundamente espirituales, ofreciendo reflexiones sobre el significado de la vida y nuestro lugar en el mundo de hoy. Estas letras continúan la tradición de espiritualidad que ha estado presente por mucho tiempo en la música clásica de Oriente y Occidente, sin embargo, trascienden todas las creencias espirituales, hablando a los anhelos más íntimos de nuestros corazones.

Pantalla de fondo y vestuario

Al presentar a la cultura tradicional, Shen Yun hace un uso admirable de la tecnología del siglo XXI, habiendo patentado una técnica especial que permite a los artistas interactuar con la pantalla de fondo digital con una sincronía perfecta. Como toda una hazaña de arte, tecnología y coreografía, la pantalla de fondo transporta al público a reinos celestiales, palacios imperiales y coloridas llanuras. Produce el efecto de prolongar el escenario y nos sumerge en una experiencia multisensorial que incluso parece que fuera posible el viaje en el tiempo. Presentadas en un estilo clásico y realista, las imágenes realzan la belleza tradicional y la majestuosidad de las danzas.

Además, los colores de la pantalla de fondo complementan el vestuario de los bailarines, que en sí mismos son creaciones artísticas basadas en una extensa investigación e inspiración. Según el sitio web de Shen Yun, los diseñadores del vestuario se enfocan en el equilibrio armónico y el contraste, con el objetivo de presentar tanto una auténtica expresión del atuendo tradicional de inspiración divina como también un efecto escénico consumado. El resultado, ciertamente impresionante con vibrantes combinaciones de colores, suele dejar al público maravillado.

Continúa la tradición

El rápido crecimiento de Shen Yun en menos de 15 años es un testimonio de nuestro anhelo de ver sobre el escenario belleza, tradiciones y valores y estética inspirados en lo divino. La búsqueda de la excelencia artística y la inspiración divina de los artistas de Shen Yun continúa la tradición de los maestros clásicos occidentales, y aporta el vigor y la inspiración de los 5000 años de civilización de China.

En el futuro, seguramente consideraremos a este momento como un período especial de nuestra historia artística: el renacimiento de una mayor conciencia del propósito de las artes de elevar a la humanidad y traer algo bueno a nuestras vidas.

Más sobre la Orquesta Sinfónica de Shen Yun

Este septiembre y octubre, la Orquesta Sinfónica de Shen Yun regresa para su gira de otoño en Taiwán, Estados Unidos y Canadá, trayendo de vuelta algunas de las aclamadas composiciones originales para las danzas y canciones de Shen Yun, junto a los clásicos favoritos de Pyotr Ilyich Tchaikovsky, Bedrich Smetana y Charles Gounod.

Milen Nachev dirige la Orquesta Sinfónica de Shen Yun. (La Gran Época)

La Orquesta Sinfónica de Shen Yun hizo su debut en el Carnegie Hall en 2012 a pedido del público. El público había escuchado la hermosa música que emanaba del foso de la orquesta de Shen Yun y quería que los músicos tuvieran su propia oportunidad de brillar. Desde entonces, la gira de la Orquesta Sinfónica de Shen Yun se expandió rápidamente por Norteamérica y Asia.

Compuesta por talentosos músicos de todo el mundo, la Orquesta Sinfónica de Shen Yun armoniza las tradiciones de Oriente y Occidente incorporando instrumentos tradicionales chinos como el erhu y la pipa. Estos dos instrumentos, conocidos por sus conmovedores y hermosos sonidos, añaden su delicada gracia y encanto celestial a la orquesta sinfónica occidental.

Entre los clásicos favoritos de este año, Shen Yun presenta el Vals Scherzo Op. 34 de Tchaikovsky, uno de los repertorios favoritos para violín, junto con “Danza de los Comediantes” de “La Novia Vendida” de Smetana, una de las mejores óperas checas. También presenta la marcha nupcial de Gounod de su ópera “Roméo et Juliette”, una obra majestuosa y señorial que sin duda conmoverá al público.

Para más información, visite es. ShenYun.com