Más allá de su deber, oficial argentina amamanta a bebé sin escuchar advertencia de que estaba “sucio”

Por La Gran Época
16 de Abril de 2019 Actualizado: 06 de Septiembre de 2019

¿Por qué los seres humanos pueden ser llamados humanos? No es solo porque los humanos tienen cuatro extremidades y un cerebro que pueden pensar y analizar, sino porque los humanos tienen un estándar moral. Es por eso que cuando vemos muestras conmovedoras de humanidad, nos sentimos inspirados, nos sentimos conmovidos, incluso podemos derramar una lágrima.

En un momento de humanidad pura, Celeste Ayala, oficial de policía argentina de turno en el hospital de niños Sor María Ludovica en Buenos Aires, el 14 de agosto de 2018, vio llorar a un bebé desatendido y preguntó a los médicos si podía amamantarlo, ya que recientemente se había convertido en madre.

“Noté que tenía hambre, cuando se estaba poniendo la mano en la boca, así que pedí abrazarlo y amamantarlo”, dijo Celeste a los periodistas en Argentina.

El amigo de la oficial Celeste, Marcos Heredia, escribió que el personal del hospital mencionó que el bebé estaba “sucio”, pero eso no le preocupó a la oficial. Todo lo que tenía en mente era el bienestar del pequeño que necesitaba ser amamantado.

La madre del bebé, que es soltera y tiene seis hijos, no pudo cuidarlo, ya que aparentemente está en una situación desesperada de acuerdo con los medios locales.

Como los médicos estaban ocupados con trabajo, obviamente este bebé necesitaba algo de cuidados maternos, por lo que Celeste tomó la iniciativa de intervenir para ayudar luego que se le concediera el permiso. Después de todo, uno no puede ignorar a un bebé indefenso en ese tipo de situación.

“Quiero hacer público este gran gesto de amor que hizo hoy por un pequeño bebé desconocido, ella no dudó en actuar como una madre”, escribió Marcos en una publicación en Facebook. “No te importó si estaba sucio, como decía el personal del hospital. Buen trabajo, compañera”.

La publicación de Marcos que muestra a la oficial amamantando al bebé de otra madre provocó más de 158.000 reacciones en su propia página de redes sociales, por no mencionar la atención que esta historia recibió desde entonces en todo el mundo.

Celeste, además de ser oficial de policía es bombera voluntaria de su comunidad.

La brigada de bomberos donde hace su voluntariado Celeste, comentó, “Acciones como estas nos llenan de orgullo y nos obligan a redoblar el esfuerzo, el trabajo y la solidaridad con nuestra comunidad”.

La oficial Celeste fue más allá de sus deberes para proteger y servir. Esperemos que su acto ejemplar se difunda por todas partes.

Niño celebra su cumple con policías

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS