Comprendiendo la respuesta de Beijing al desastre de las inundaciones en el centro de China

Por He Qinglian
01 de Agosto de 2021
Actualizado: 01 de Agosto de 2021

Opinión 

El 23 de julio fue el tercer día de grandes inundaciones en la ciudad china de Zhengzhou en la provincia de Henan. Según mis observaciones acerca de cómo el régimen chino maneja los desastres naturales, las autoridades utilizarían los primeros tres días para recopilar datos antes de emitir un comunicado oficial.

Sin embargo, los altos funcionarios censurarían la información y crearían su propia narrativa de propaganda en nombre de “mantener la estabilidad social”. Este modelo de respuesta oficial, junto con la propaganda mediática, seguirá existiendo en el régimen comunista.

Las rutinas de propaganda de Beijing sobre las inundaciones

La propaganda del Partido Comunista Chino (PCCh) se centra en tres puntos: enfatizar la gravedad de los desastres naturales; dar a conocer la iniciativa del régimen en rescates de emergencia; y subestimar el número de muertos.

Los desastres han ocurrido con frecuencia en varias partes de China en los últimos años, y lo primero que hacen los gobiernos locales es atribuir los desastres a la naturaleza. Los desastres por inundaciones se han publicitado como “lluvias récord”, “una vez cada 50 años” y “una vez cada cien años”, etc. Esta vez, las autoridades describieron el desastre de Zhengzhou como “una precipitación récord histórica de cada 5000 años”—incluso los expertos intentan justificar esta afirmación. En el sitio web del Departamento Provincial de Recursos Hídricos de Henan, los científicos ofrecen una explicación con algoritmos probabilísticos.

Sin embargo, Chen Tao, jefe de predicción del Observatorio Meteorológico Central, refutó el llamado “desastre del milenio” en una rueda de prensa celebrada por el Observatorio Meteorológico Central el 21 de julio, según el portal de noticias chino Sina. Chen dijo: “Desde la perspectiva de la investigación científica atmosférica, comenzamos a registrar rigurosamente datos meteorológicos después de 1950. Desde entonces, podemos recopilar un registro científico de las precipitaciones relativamente preciso y completo. Hasta ahora, la cantidad total de lluvia cubre alrededor de 70 años”.

Inundaciones de Zhengzhou: ¿Cuáles son los factores provocados por el hombre?

Cuando se enfrenta a desastres naturales, el régimen chino analiza tres cuestiones: si el mecanismo de alerta temprana está activado; si el desastre es natural o provocado por el hombre; y la rendición de cuentas.

La rendición de cuentas está determinada por la forma en que se manejan los dos primeros problemas y el número de muertes. Pero siempre hay espacio para la interpretación.

Una vista aérea muestra un cúmulo de coches a la entrada de un túnel después de que las fuertes lluvias afectaran a la ciudad de Zhengzhou, en la provincia central china de Henan, el 22 de julio de 2021. (NOEL CELIS/AFP a través de Getty Images)

La advertencia de desastre determina el destino de los funcionarios. Durante los terremotos de Sichuan de 2008 y Yushu de 2010, la falta de un sistema de alerta temprana se convirtió en un foco importante de rendición de cuentas.

Cuando se produjeron por primera vez lluvias torrenciales e inundaciones en Zhengzhou, la Oficina Meteorológica fue acusada de no advertir al público. Sin embargo, la gente pronto descubrió que la Oficina Meteorológica había emitido una advertencia. La “Señal de advertencia de desastre meteorológico” fue emitida por Li Kexing, director de la Oficina Meteorológica de Zhengzhou, a las 9:59 p.m. del 19 de julio. La advertencia circuló en Internet, lo que demostró que la Oficina Meteorológica de Zhengzhou había emitido una alerta temprana y aconsejó a la gente que detuviera las reuniones y cerrara escuelas y negocios.

El problema real es que las autoridades locales han ignorado el problema del anegamiento durante los últimos 20 años—Zhengzhou es conocida como la “ciudad de esponja”. El anegamiento es un desastre provocado por el hombre causado por sucesivos proyectos gubernamentales.

Una presa colapsada es otro factor provocado por el hombre en las inundaciones de Zhengzhou. Es de destacar que las autoridades elaboraron informes contradictorios sobre la situación. El Departamento de Gestión de Emergencias emitió un informe sobre la presa averiada, el embalse Guojiazui en Zhengzhou, a la 1:30 a.m. del 21 de julio. Pero, el Ministerio de Recursos Hídricos emitió otro informe diciendo que a las 7 a.m. del 21 de julio, “no se había producido una ruptura de la presa, sino solo erosión a gran escala de las laderas circundantes [deslizamientos de tierra]”.

Un video del sitio mostró que el túnel de la autopista Jingguang de Zhengzhou se inundó repentinamente y los testigos dijeron que esto sucedió en menos de cinco minutos.

El 21 de julio, los medios estatales Xinhua citaron a Xi Jinping diciendo: “Algunos ríos han excedido los niveles de advertencia y algunas presas se han roto”.

Esta declaración contiene dos datos importantes: primero, las autoridades locales informaron la situación a Xi y admitieron que las represas fallaron; En segundo lugar, Xi había advertido a las autoridades locales que prestaran atención a los rumores sobre las descargas de inundaciones.

Es importante saber que los cibernautas chinos lo llamaron una “descarga de inundación” y no “ruptura de presa”.

Las carreteras se derrumbaron después de graves inundaciones y deslizamientos de tierra en los últimos días que afectaron el condado de Gongyi, cerca de Zhengzhou, en la provincia de Henan, en el centro de China, el 22 de julio de 2021. (JADE GAO/AFP a través de Getty Images)

Existe una gran diferencia entre la rotura de una presa y la descarga de inundaciones. Es difícil responsabilizar a alguien por la ruptura de una presa, ya que hay causas más allá del control humano además de la mala calidad de la presa. La descarga de inundaciones, por otro lado, depende de la toma de decisiones de las autoridades locales, que equilibran los pros y los contras de inundar un lugar y preservar otros en función del nivel del agua.

El número de muertos determina los niveles de desastres y los cargos de los funcionarios

El 23 de julio, el régimen anunció que más de 50 personas murieron en las inundaciones de Zhengzhou. El día anterior, el gobierno local informó que hubo 33 muertos y 8 personas desaparecidas. Se cree que el número de muertos seguirá aumentando.

Según un informe de Radio Free Asia, hay una gran cantidad de mensajes en Internet de personas que buscan a sus seres queridos desaparecidos en Zhengzhou y las áreas vecinas. Un sitio web incluía información acerca de más de 130 personas desaparecidas. La gente todavía se está reuniendo cerca del túnel de la autopista Jingguang, asolado por el desastre, en busca de sus seres queridos.

Basándome en mis años de experiencia, formular una cuota para el número de víctimas ha sido una tradición en el régimen desde la era de Mao.

Estuve en China durante el incidente de la explosión de Qingshuihe—una planta química explotó en el distrito de Qingshuihe de la ciudad de Shenzhen en 1993. Un reportero en la escena tomó casi 80 fotos de los fallecidos. Aunque el número de muertos excedió ese número, el Ministerio de Propaganda informó que solo 3 personas murieron por la explosión—2 subdirectores de la Oficina de Seguridad Pública y un director de la comisaría local. Las cifras fueron inventadas porque en aquella época se estipulaba que los accidentes con más de 10 muertes se consideraban muy graves y los responsables tendrían que rendir cuentas. Ahora parece que la cuota pudo haber sido reformulada.

El PCCh censura la información y evita que los rumores se difundan en Internet. He observado que las autoridades siempre establecen la pauta del desastre, y capturar a los propagadores de rumores se convierte en uno de los principales objetivos de la gestión de desastres. El gobierno provincial de Henan emitió un aviso sobre las recientes inundaciones, recordando a la población que ignore los rumores y no los difunda—se trata de una advertencia real de la cúpula.

Otra rutina del gobierno es la recaudación de fondos. Sin embargo, la gente es más reacia a hacer donaciones a la Cruz Roja y agencias gubernamentales porque durante el terremoto de Sichuan en 2008, estas organizaciones fueron acusadas de malversación de fondos.

Conclusión

Algunos expertos creen que las inundaciones de Zhengzhou no serán el último desastre en una ciudad china. Hay un artículo que ha estado circulando en las redes sociales chinas titulado “Mire a los antiguos, mire el presente de nuevo: la inundación en las llanuras centrales a los ojos de un experto”. El autor participó en la evaluación de las Construcciones Nacionales de Ciudades Inteligentes de 2015. Hay un fragmento que los lectores deben tener en cuenta: “Encima de la tierra suelta, solo hay una capa poco profunda de cemento cubierta con baldosas solo con fines de apariencia. He viajado por toda China—este, oeste, norte y sur. Estos proyectos para guardar las apariencias están en todas partes. Las fuertes lluvias, especialmente una inundación de 100 años, ahuecarían la tierra suelta que hay debajo”.

En otras palabras, mientras viva en una ciudad china y haya una fuerte tormenta, pueden ocurrir inundaciones graves en cualquier momento. La gente debe estar preparada para lidiar con la situación y no debe depender del modelo de emergencia para desastres de Beijing.

He Qinglian es una destacada autora y economista china. Actualmente radicada en Estados Unidos, es autora de “China’s Pitfalls”, que trata sobre la corrupción en la reforma económica de China de la década de 1990, y “The Fog of Censorship: Media Control in China”, la cual aborda la manipulación y restricción de la prensa. Escribe regularmente sobre cuestiones sociales y económicas de China contemporánea.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS