Comprueban efectos anti cancerígenos de planta medicinal zapoteca

Por Anastasia Gubin
17 de Enero de 2019 Actualizado: 17 de Enero de 2019

Científicos mexicanos estudiaron la planta medicinal de los zapotecas, la Dioscorea mexicana, una especie de ñame conocida también como cocolmeca o cabeza de negro, y comprobaron que uno de sus conocidos componentes disminuye en forma significativa la proliferación del cáncer.

La planta es un tubérculo que ha sido usado en la medicina tradicional para el reumatismo y el dolor corporal. El uso de sus raíces se evita en las embarazadas por los posibles efectos abortivos, dice un reporte de la Librería Nacional de Medicina en Estados Unidos.

Doscorea mexicana (Wikimedia)

Según Félix Luna Morales, investigador de Ciencias Químicas de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la dioscorea mexicana también es usada en el tratamiento de diabetes, la inflamación, dolor de articulaciones y tumores malignos. De ahí nació el interés de estudiar la molécula de la planta, la diosgenina, que se cree es la principal responsable de los efectos medicinales, dijo a La Jornada.

Luna Morales observó el efecto de la diosgenina en las ratas con cáncer en los ovarios, y además preparó una molécula modificada similar como posible fármaco del laboratorio.

Ambas moléculas, la natural y la modificada lograron disminuir la división de células tanto en los ovarios como en el útero y evitaron la invasión en zonas sanas (metástasis), afirmó el investigador. Además estas indujeron la muerte celular.

Dioscorea mexicana (Wikimedia)

Como segunda etapa, a largo plazo, el equipo de Puebla espera fabricar el fármaco con el componente estudiado diseñando las formulaciones adecuadas tipo tabletas, suspensiones o inyectables según sea el propósito. Un seguimiento de los efectos colaterales podría durar años.

“Pese a la premura de generar soluciones se debe considerar que el desarrollo de fármacos es un proceso largo y complejo, que incluye varias etapas, que van desde la obtención de los principios activos, su purificación, hasta las pruebas en animales de laboratorio –fase actual de su proyecto-, posteriormente en humanos sanos y en humanos enfermos”, explicó el doctor a La Jornada.

“Aunque los hallazgos sobre la diosgenina y su derivado dejan ver la posibilidad de utilizarlos como tratamientos contra el cáncer, aún restan muchos estudios por hacer; incluso podrían funcionar como anticonceptivos” señaló el científico.

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS