Condado de Orange aprueba fondos para terminar con el atraso de los kits de violación

Por CHRIS KARR
12 de Febrero de 2020 Actualizado: 12 de Febrero de 2020

LOS ANGELES—Los supervisores del condado de Orange aprobaron el 11 de febrero una subvención para ayudar a limpiar un atraso de 30 años de kits de asalto sexual.

Las pruebas de ADN de estos kits pueden ayudar a procesar a los violadores, proporcionando un cierre para algunas víctimas que han estado esperando décadas, dijo el fiscal de distrito, Todd Spitzer, y el supervisor, Don Wagner, que han hecho conjuntamente el compromiso de terminar con el retraso.

Los atrasos en el procesamiento de los kits de violación han sido un problema en todo el país. Según estima la organización sin fines de lucro End the Backlog, cientos de miles de kits no han sido analizados en las instalaciones de la policía. Otros condados de California también han comenzado a abordar el problema.

El condado de Santa Clara anunció el 11 de febrero que había completado sus esfuerzos para eliminar el atraso de unos 270 casos. La Junta de Supervisores de Santa Clara aprobó la financiación de los esfuerzos en 2018.

El Condado de Orange tiene alrededor de 1500 kits para analizar. El subsidio de aproximadamente USD 600,000 que la Junta de Supervisores aprobó recientemente, complementa un subsidio federal que el condado recibió el año pasado. Se estima que el esfuerzo cuesta más de 1 millón de dólares.

Wagner anticipa que las pruebas de los kits resultarán en procesamientos y, por lo tanto, proveerán un cierre a muchas víctimas.

“Ciertamente es mi esperanza que podamos identificar algunos casos que todavía pueden ser procesados”, dijo a The Epoch Times. “Te remontas 30 años atrás, algunas de estas personas obviamente están muertas, se han mudado, pueden estar en la cárcel por otros cargos en otro lugar. Así que ese es el aspecto del cierre de esto. Anticiparía que al salir del cierre de este atraso, habrá algunos casos”.

Donald P. Wagner, miembro de la Junta de Supervisores del Condado de Orange que trabaja con el fiscal Todd Spitzer para resolver el atraso del condado en cuanto a kits de asalto sexual. (Cortesía de Donald P. Wagner)

Wagner dijo que los kits “terminaron concentrándose en las oficinas del sheriff y del fiscal” debido a la falta de fondos para los laboratorios forenses.

“Terminaron con una inundación de estos kits. Así que se acumuló con el tiempo y nunca hubo realmente la financiación y/o la voluntad política para hacer frente al retraso”, dijo.

Spitzer se convirtió en fiscal del distrito hace un año, y dijo en una declaración publicada el 20 de enero que la eliminación del atraso ha sido una preocupación primordial para él desde el principio.

“He doblado ese compromiso”, dijo Spitzer. “La Oficina del Fiscal de Distrito está totalmente comprometida en hacer que estos kits no analizados sean analizados para proporcionar a estas víctimas justicia y un condado de Orange más seguro”.

En 2017, la Junta aprobó fondos para contratar más científicos forenses, pero los fondos no fueron suficientes para eliminar el atraso.

En septiembre de 2019, el estado aprobó una ley que establece que todos los kits de violación deben ser analizados en un plazo de 120 días.

Wagner dijo que es importante saber que los casos actuales están siendo analizados de manera oportuna. Wagner enfatizó la necesidad de conocer el protocolo adecuado si se experimenta una agresión sexual.

“Si eres víctima de un delito hoy, por muy duro que sea, no te duches, no te bañes, ve a un hospital, hazte la prueba y danos la oportunidad de tratar el delito a tiempo”, dijo. “Busca ayuda inmediatamente… porque se le dará prioridad. Eso es lo más importante ahora mismo, asegurarse de que los delitos actuales sean investigados y procesados”.

A continuación

Mujeres deprimidas y sin familia: el desastre del feminismo

TE RECOMENDAMOS