Condenan a anciana de 79 años a 10 días de prisión por alimentar gatos callejeros

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
02 de Agosto de 2019 Actualizado: 02 de Agosto de 2019

Nancy Segula, una anciana de 79 años de Garfield Heights, Ohio, fue condenada a 10 días de prisión por alimentar a gatos callejeros luego de que sus vecinos la denunciaran.

“Ha sido condenada a 10 días de cárcel por alimentar a los gatos que un vecino dejó cuando se mudó y que ahora son considerados gatos callejeros”, escribió Anna Young en una petición en Change.org a favor de la anciana.

Una ordenanza local prohíbe alimentar a gatos o perros que no sean propios, e incluso recomienda ni siquiera dejar alimentos fuera de las casas.

 “Al principio no sabía” acerca de esta ordenanza, dijo Nancy este martes al medio Cleveland. “Me llevó unos años darme cuenta de que había una ley”.

(MANDEL NGAN/AFP/Getty Images)

“Habían entre seis y ocho gatos adultos y ahora también vienen gatitos”, añadió la anciana recordando que estos le recuerdan a sus mascotas que perdió. “Extraño a mis propios gatitos, ellos fallecieron, mi esposo falleció. Me siento sola. Así que los gatos y gatitos de afuera me ayudan”.

“Los gatos siguen viniendo a mi casa”, explicó. “Me siento mal, así que les daré algo de comer”.

Gatos callejeros en Madrid (Wikimedia Commons)

Young dijo en la petición de firmas que “si no hubiera sido por ella cuidando de estos gatos, los gatos habrían causado estragos al meterse en los botes de basura y causar un lío. Diez días en la cárcel por una mujer de 79 años que cuida gatos está más allá de mi comprensión”.

“Esta sentencia no es aceptable”, afirmó a continuación en la misiva de Change.org dirigida al alcalde de Vic Collova Garfield Heights un poblado del condado Cuyahoga, al senador republicano de Ohio Mike De Wine y al magistrado Jeffrey Short.

A la vez pidió al magistrado considerar que si bien la mujer de edad avanzada cometió un “delito” establecido por la ley del cual ella reconoce que “es culpable”, lo que la justicia estadounidense determinó para ella “no es la sentencia correcta”.

Nancy ha estado durante más de tres décadas alimentando a los gatos que cruzan su césped, informó Cleveland, y la sentencia de la semana pasada del magistrado Short es el cuarto juicio en que es acusada. Previamente un juez la puso en libertad condicional después del primer incidente.

Además el tribunal municipal le impuso multas de más de 2000 dólares. Pese a todo la anciana continuó contradiciendo la ley porque no podía evitar que las mascotas llegaran a su casa.

“Ya he pagado muchas multas”, dijo Nancy a Cleveland, quien considera que la sentencia en la cárcel es excesiva.

Un alguacil de la oficina de la jueza del Tribunal Municipal de Garfield Heights, Jennifer Weiler, dijo a Cleveland que Weiler, quien no estuvo en el tribunal la semana pasada, quiere escuchar el caso por sí misma debido a la controversia que ha rodeado el resultado.

“La jueza siente que necesita escuchar todas las partes del caso antes de decidir si es necesario otro resultado en lugar de la cárcel”, explicó el alguacil.

(Wikimedia Commons)

“Una ordenanza contra la bondad”

Un comentario a Change,org de Kim Powers critica el hecho que la anciana, que intentó dar una solución a la situación de los gatos, sea llevada a la cárcel en vez de la persona que los abandonó.

“¿No aprecian el tiempo, los gastos y el amor que esta mujer muestra? Es simplemente ridículo … (Deben) encarcelar a la persona que arrojó al gato en primer lugar”, señaló Powers.

Nikki Durbin compartió su opinión y escribió que “este es un uso ridículo del sistema de justicia”,

“¿Por qué no perseguir a verdaderos criminales como los que abandonan a los animales?”, añadió.

En cambio Sandra Goodson reclamó la necesidad de elegir oficiales que den solución a este tipo de problemas de la justicia.

Imagen de archivo.. Una anciana se ríe cuando su terapeuta le muestra un escena divertida. (Ralph Orlowski/Getty Images)

“¿Una ordenanza contra la bondad humana básica? ¡Poner a esta mujer en la cárcel es un abuso y una vergüenza para ancianos en una ciudad por tener una ordenanza contra la bondad! Dejen que los gatos sean alimentados”, dijo a su vez Evelyn Ricketts, recomendando “implementen un programa capturar-esterilizar-soltar (TNR por sus siglas en inglés)”. 

“Dejen que la gente amable haga sus actos amables como ejemplo para los demás. ¡Necesitamos más amabilidad en el mundo!”, concluyó Ricketts.

***

A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS