Condenan a farmacéutico a 3 años de prisión por manipular vacunas COVID-19

Por Jack Phillips
09 de Junio de 2021
Actualizado: 09 de Junio de 2021

Un juez federal condenó la semana pasada a un farmacéutico de Wisconsin a tres años de prisión después de que se declarara culpable de los cargos de haber manipulado las vacunas COVID-19 hace meses.

Steven Brandenburg, farmacéutico con sede en Grafton, firmó una declaración de culpabilidad a principios de 2021 en la que admitía haber retirado cientos de dosis de la vacuna contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) de Moderna de los frigoríficos de Aurora Medical Center. Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, retiró las vacunas con la intención de destruirlas.

Antes de recibir su condena, Brandenburg dijo en un comunicado que sentía “gran vergüenza” y asumía su responsabilidad. “No tenía derecho a tomar esta decisión por ellos”, dijo. “Me atormenta a diario”.

El Departamento de Justicia dijo que Brandenburg se declaró culpable de dos cargos de intento de manipulación de productos de consumo con desconsideración imprudente del riesgo de que otra persona corriera peligro de muerte o sufriera lesiones corporales.

Según la agencia, Brandenburg “sustrajo a propósito una caja de viales de la vacuna COVID-19” que debe almacenarse a determinadas temperaturas.

Señaló que Brandenburg dijo a los funcionarios que era “escéptico de las vacunas en general, y de la vacuna Moderna en particular, y que había comunicado sus convicciones sobre las vacunas a sus compañeros de trabajo”.

Según el comunicado, Brandenburg dijo que dejaba las vacunas fuera durante varias horas cada noche antes de devolverlas a la cámara frigorífica cuando entraba en la clínica de vacunas del hospital al día siguiente. Cincuenta y siete personas recibieron dosis de la vacuna de esos viales.

“El intento deliberado de estropear las dosis de vacunas durante una emergencia nacional de salud pública es un delito grave”, dijo el fiscal general adjunto interino Brian M. Boynton, de la División Civil del Departamento de Justicia. “El Departamento de Justicia continuará trabajando con sus socios en la aplicación de la ley para salvaguardar estas vacunas que salvan vidas”.

Brandenburg se enfrentaba a una posible pena de 10 años de prisión y a una multa de 250,000 dólares por cada delito. Los fiscales pidieron una sentencia de tres años y cinco meses de prisión.

Los documentos del tribunal dicen que Brandenburg dijo que cree que la Tierra es plana, que los atentados del 11-S fueron falsos y que es un profeta.

Advocate Aurora Health, que gestiona el Aurora Medical Center, dijo en un comunicado a los medios de comunicación que condena las acciones de Brandenburg.

“La seguridad siempre como nuestra máxima prioridad, seguimos avanzando después de las acciones despreciables de este individuo. Desde este incidente, nuestro exitoso programa de vacunación ha continuado con más de 700,000 dosis administradas hasta la fecha”, dijo la compañía.
Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS