Condenan a padres veganos por malnutrir a su bebé: a los 19 meses ni siquiera tenía dientes

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

Una pareja de veganos australianos fue condenada por dejar crecer a su hija en un grave estado de malnutrición. 

La menor fue hospitalizada a los 19 meses de edad y los médicos descubrieron que su sistema óseo no se había desarrollado, pesaba como un bebé de 3 meses y ni siquiera tenía dientes.

El jueves 22 de agosto la jueza del Tribunal de Distrito de NSW, en Sydney, Sarah Huggett, sentenció a ambos padres a terapias intensas correccionales y 300 horas de trabajos comunitarios, informó The Sydney Morning Herald (SMH). Los acusados evitaron la cárcel por tener otros dos hijos,

“El fracaso temerario de estos delincuentes para proporcionar a su hija las necesidades de la vida, de hecho, causó graves daños”, dijo la jueza Huggett durante sus declaraciones de sentencia en el Centro Downing, según SMH.

El padre, de 35 años, y la madre, de 33 años, que vivían en Queens Park, se habían declarado culpables de no mantener al niño, lo que provocó el peligro de lesiones graves, después que fueron arrestados en abril de 2018.

La jueza dijo que los padres seguían una estricta dieta vegana y que la dieta de su hija era “igualmente conservadora”, añade el reporte.

Los documentos judiciales revelaron que la menor había sido alimentada solo con avena, papas, arroz, tofu, pan, mantequilla de maní y leche de arroz. Un bocado de fruta o dos sultanas eran sus bocadillos.

“Este no es el caso de un acto aislado u omisión o una decisión momentánea tomada en un contexto presionado, que condujo al peligro de lesiones graves a su hijo”, dijo Huggett, según 7News.

“Este niño estaba gravemente desnutrido, con bajo peso y de tamaño insuficiente y retrasado en lo que respecta a los hitos apropiados para su edad”, añadió.

Huggett también manifestó que para su mejoría había “una amplia oportunidad para que se actúe sobre su condición”.

Hamburguesa vegana (Steffi Loos/Getty Images)

Menos de cinco kilos a 19 meses

La justicia tomó el caso de la niña después que en marzo de 2018 la pequeña sufriera una convulsión, sus labios quedaran azules y sus ojos se perdieran hacia la parte posterior de su cabeza mientras era llevada a un centro de urgencia, informó SMH.

En el hospital se descubrió que sufría una enfermedad ósea prevenible como resultado de la dieta. La niña entonces de 19 meses pesaba 4,89 kilogramos, no tenía dientes y la altura eran marcadamente baja. Parecía un bebé de tres meses.

El juez Huggett advirtió que “es responsabilidad de cada padre asegurarse de que la dieta que elijan proporcionar a sus hijos … sea equilibrada y contenga suficientes nutrientes esenciales y vitaminas para un crecimiento y desarrollo óptimos”, según SMH.

“Esa responsabilidad parental sigue siendo muy importante, independientemente de las preferencias dietéticas”, añadió.

“Ninguno de los acusados era particularmente joven, inmaduro, sin educación o sin experiencia como padre o cuidador de niños pequeños”, destacó Huggett, según 7News. “El hecho es que la hija era su tercer hijo y cada uno tenía experiencia con bebés”.

En el tribunal se dijo que los tres hijos ahora estaban bajo el cuidado de su abuela materna en Queensland, y que la condición de la niña había mejorado sustancialmente.

El psiquiatra forense Dr. Stephen Allnutt que atendió a la madre, declaró que ella no creía que hubiera algo malo con su hijo. También reveló que sufría de depresión postnatal a largo plazo, reportó 7News.

El padre en cambio se defendió diciendo que gran parte del cuidado del niño estaba a cargo de la madre, pero la jueza argumentó que “el abandono del padre de su responsabilidad parental no puede justificarse ni excusarse sobre la base de que estaba ocupado o preocupado”.

Pese a los delitos, de acuerdo a7News, la magistrado reconoció que tanto el padre como la madre, que están separados, habían mostrado remordimiento y en este período habían participado en programas para padres y de educación nutricional.

Este jueves ambos fueron condenados a completar 300 horas de servicio comunitario y correcciones intensivas, informa el medio australiano. La madre continuará con su tratamiento psiquiátrico y el padre deberá asistir a un psicólogo o consejero si así lo indica el oficial de correcciones de la comunidad o su médico de cabecera.

***

A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS