Confianza en las vacunas se ‘socava’ cuando las autoridades obligan a todos a ponérselas: Dr. Atlas

Por Zachary Stieber
17 de Diciembre de 2021 2:41 PM Actualizado: 17 de Diciembre de 2021 2:41 PM

La confianza pública en las vacunas anti-COVID está siendo socavada por el impulso generalizado para que todos, incluso aquellos con inmunidad natural, se las apliquen, según un miembro del Equipo de Respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca durante la administración Trump.

Esa administración pudo ayudar a varias empresas a producir vacunas en un tiempo récord.

“No se trataba simplemente de reducir la burocracia, decía, necesitábamos algo con urgencia, necesitábamos todas las manos a la obra. Y eso se hizo realmente muy bien”, dijo el Dr. Scott Atlas al “Capitol Report” de NTD, que forma parte de Epoch Media Group.

Sin embargo, el impulso de la administración actual a través de mandatos y otras formas de presión para que todos se vacunen ha socavado ese crecimiento virtuoso, según Atlas.

“La confianza en las vacunas se ve socavada cuando se intenta obligar a todos, incluso a aquellos que no necesariamente necesitan la vacuna, a vacunarse”, dijo. “[Eso] genera dudas”.

Atlas está a favor de que las personas con riesgo de contraer el COVID-19 se vacunen, señalando los datos que demuestran que las vacunas son buenas para prevenir la muerte y las enfermedades graves. “Las personas que tienen riesgo de morir, o de padecer enfermedades graves, tienen suficientes razones para recibir la vacuna”, dijo. Al mismo tiempo, los estudios y las pruebas del mundo real demuestran que las vacunas no protegen bien contra la infección, en particular contra la variante ómicron de reciente aparición. Además, un sólido conjunto de pruebas indica que las personas que tienen inmunidad natural, o que se han recuperado del COVID-19, tienen un mayor nivel de protección frente a hospitalizaciones y contagios de lo que ofrecen las vacunas.

“La inmunidad natural es una de las omisiones más flagrantes en la discusión de nuestro liderazgo de salud pública. De hecho, Estados Unidos es el único país que está negando la ciencia al respecto”, dijo Atlas.

Funcionarios de salud federales han reconocido que las personas que se recuperan del COVID-19 tienen cierta inmunidad contra la enfermedad, pero han afirmado, señalando un cuerpo de evidencia mucho menor, que las vacunas brindan una mejor protección.

También promueven la llamada inmunidad híbrida, que involucra a personas con inmunidad natural que aún se vacunan.

Atlas dijo que “ni siquiera es discutible” decir que los que tienen inmunidad natural no tienen una protección superior en comparación con los vacunados que no han sido infectados.

Señaló un reciente estudio israelí que descubrió que las personas con inmunidad natural tenían muchas menos probabilidades de contraer el COVID-19 o casos graves de la enfermedad. También señaló que muchos países permiten que las personas con inmunidad natural no se vacunen.

“Cuando tienes un país como el nuestro, un CDC, que impulsa las órdenes de vacunación para todo el mundo e ignora el hecho de que las personas que se han recuperado de la infección tienen una protección significativa, estás imponiendo una vacuna a la gente, incluso a personas que pueden no necesitar la vacuna”, dijo Atlas.

“Y cuando haces eso, estás socavando la confianza en la vacuna de las mismas personas que realmente deberían vacunarse. Y por eso es peligroso. Es un gran error del liderazgo de salud pública negar la presencia de la inmunidad natural”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.