Congresista de Luisiana dice que ha contraído COVID-19 por segunda vez

Por Tom Ozimek
26 de Julio de 2021
Actualizado: 26 de Julio de 2021

El congresista Clay Higgins (R-La.) dijo el domingo que ha contraído COVID-19 por segunda vez.

Higgins dijo en un comunicado en Facebook que, además de él, su esposa y su hijo también han contraído el COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

“Becca y yo tuvimos COVID antes, a principios, en enero de 2020, antes de que el mundo supiera realmente lo que era”, escribió el republicano de Luisiana en el posteo.

“Esta es nuestra segunda experiencia con el virus convertido en arma del ataque biológico del PCCh”, afirmó Higgins en el posteo, presumiblemente refiriéndose a la teoría, que otros han afirmado pero que no ha sido probada, de que el virus del PCCh fue creado por bioingeniería en un laboratorio chino y luego filtrado, ya sea intencionalmente o por accidente. “Este episodio es mucho más desafiante. Ha requerido la dedicación de toda mi energía”, añadió Higgins.

Las autoridades chinas han rechazado la idea de que el virus proceda de un laboratorio y han insistido en que ha dado un salto natural de los animales a los humanos. Un informe de marzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que el virus tiene probablemente un origen natural y que la hipótesis de la fuga de laboratorio era “extremadamente improbable”, aunque el director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que se necesitan más estudios y que “todas las hipótesis siguen sobre la mesa”, así como “todavía no hemos encontrado la fuente del virus”.

La OMS ha pedido una investigación de seguimiento sobre los orígenes del virus que incluya más estudios en China junto con auditorías del laboratorio, que las autoridades chinas rechazaron recientemente. Zeng Yixin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China, dijo en una reciente conferencia de prensa que estaba sorprendido por la petición de la OMS de que un equipo volviera a Wuhan, calificando la medida de “no científica”.

Mientras tanto, un grupo de expertos en salud pública dijo recientemente en un foro del Congreso patrocinado por los republicanos que el virus del PCCh “probablemente se originó” de una fuga del Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés) de China y que probablemente había sido modificado mediante una peligrosa investigación de ganancia de función.

Higgins, en su posteo, también dijo que el pronóstico de él y de los miembros de su familia afectados es positivo y que “todos estamos bajo un excelente cuidado”. No ha dicho si él o sus familiares se han vacunado.

También comentó su decisión de revelar su infección, señalando que, aunque intenta “mantener los asuntos privados de mi familia muy discretos, debido a la maldad que hay en el mundo”, dijo que “la privacidad no significa secretismo”.

Sus comentarios se producen cuando la Casa Blanca se niega a dar a conocer el número de infecciones por COVID-19 entre el personal ya vacunado, conocidas como infecciones posvacunas, después de que un asistente diera positivo a principios de la semana pasada y de que algunos periodistas presionaran para que hubiera una mayor transparencia.

En una rueda de prensa el viernes, se le preguntó a la secretaria de prensa Jen Psaki si la Casa Blanca estaba “tratando de ocultar algo” al no revelar el número de casos intercurrentes entre los empleados vacunados de la Casa Blanca.

“No, pero ¿por qué necesitan esa información?”, respondió Psaki.

“Transparencia, en interés del público,(…) para tener una mejor comprensión de cómo ocurren los casos posvacunación aquí en la Casa Blanca”, respondió el reportero.

En medio del polémico intercambio, Psaki señaló los esfuerzos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para hacer un seguimiento de los casos de posvacunación.

Según los CDC, hasta el 19 de julio, más de 161 millones de personas en Estados Unidos habían sido vacunadas en su totalidad, mientras que, durante el mismo periodo, la agencia recibió informes de 5914 pacientes vacunados con infecciones posvacunación que fueron hospitalizados o murieron.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS