Conoce a este bailarín que no puede oír y es un ejemplo de superación

Por La Gran Época
24 de Enero de 2019 Actualizado: 25 de Enero de 2019

“Para un artista, el estado de la mente y el corazón, es directamente relativo al arte que uno crea” – PIOTR- HUANG, bailarín principal de Shen Yun 2016.

Nuestros ritmos biológicos son la sinfonía del cosmos, música profundamente arraigada dentro de nosotros que bailamos incluso cuando no podemos nombrar la melodía.

Para Ivan Navarro, adolescente valenciano de 16 años, la sordera no es un obstáculo y ha demostrado un talento especial e inigualable en el mundo del baile.

Gracias a su duro trabajo, pasión y actitud positiva, ha ido superando barreras hasta lograr competir en diferentes eventos a nivel nacional.

Su capacidad para ejecutar los pasos más precisos y completar las coreografías más bellas, ha provocado que reciba gran reconocimiento a pesar de su corta edad.

La historia de Iván navarro ha inspirado a todas las personas que la conocen. Iván, nació con sordera total; sin embargo, al verlo bailar, nadie lo podría creer.

Cuando cumplió 18 meses de vida, fue sometido a una operación para colocarle su primer implante coclear, y a los tres años se sometió a la segunda intervención que le “cambió la vida”, según informa La Vanguardia.

Iván explica que, si de pequeño se sentía un poco desplazado, ahora puede asegurar que no le molesta explicar qué son esos aparatos que lleva detrás de las orejas.

Según la Agencia EFE, antes de decidirse por el baile y para calmar su necesidad de hacer deporte, Iván probó con el tenis, el fútbol y la natación, hasta que encontró el hip hop y luego a instancias de su entrenador probó el baile deportivo. “Me gustó, era mi disciplina, bailar me hace sentir bien”, asegura.

En la escuela de Baile “Elite”, se le nota feliz, sonríe todo el tiempo hasta que suenan los primeros compases del chachachá. A partir de ese momento sobre el piso de parqué, muy profesional y con gesto concentrado, Iván baila por la sala rodeada de espejos, a un ritmo y una coordinación de su cuerpo que es admirable.

“Cuando bailo, siento que estoy disfrutando, me libero y me gusta”, cuenta Iván a EFE y añade que lleva un año con su nueva pareja de baile y el truco para hacerlo bien es “estar compenetrados, tener confianza y hablar”.

Estudia bachillerato científico y siente curiosidad por la ingeniería biomédica, pero no todo es estudio y baile; sale a fiestas y, como casi todos los jóvenes de su edad, está “enganchado” al móvil y a las series de televisión, compaginando cada actividad con su gran pasión, relata La Vanguardia.

Iván, es un ejemplo testimonial de superación; él sabe que es ejemplo para otros jóvenes con discapacidad, “aunque lleve esfuerzo y dificultad, quiero decirles que pueden hacer lo que se propongan”.

Su discapacidad auditiva no ha sido un obstáculo para seguir luchando por sus sueños, “yo soy sordo, pero me gusta bailar y lo hago, deseo enseñar esta lección a otros niños que sean sordos o que tengan otra discapacidad, para que cumplan sus sueños”, concluye.

Puedes ver el vídeo aquí:


Una jovencita le canta a su hermano con síndrome de Down y el resultado es inesperado


¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS