Conoce el Monal del Himalaya, estos faisanes de montaña exhiben un llamativo plumaje multicolor

Por La Gran Época
30 de Junio de 2020
Actualizado: 30 de Junio de 2020

El Monal del Himalaya es uno de los pájaros más hermosos de la naturaleza. Conocido por su plumaje metálico multicolor e iridiscente, este faisán de montaña de gran tamaño constituye un festín para los ojos de los observadores de aves.

Esta gentil especie es el ave nacional de Nepal y el ave estatal de Uttarakhand, un estado al norte de India. Entre los ciudadanos nepalíes, el ave es conocida a menudo como “Danphe”.

(Ceniza Dibyendu / CC BY-SA 3.0)

Aunque el Monal del Himalaya es el nombre común de esta especie de color distintivo, entre el grupo de los ornitólogos, el pájaro es conocido como Lophophorus impejanus. Su nombre alternativo “Impeyan monal” proviene de Lady Mary Impey, la esposa del jefe de justicia británico de Bengala, que fue la primera en mantener a estos faisanes en cautiverio, según The Himalayan Times, un diario publicado y distribuido en Nepal.

La hermosa combinación de matices en la especie masculina del Monal del Himalaya le ha otorgado el nombre de “pájaro de nueve colores”. Los rasgos más llamativos del macho del Himalaya incluyen una larga cresta verde metálica muy similar a un pavo real y un cuello rojizo-marrón.

Sus plumas en forma de cuchara tienen una combinación de colores negro, verde, azul, púrpura, amarillo claro, marrón y rojo. A su vez, las plumas de su cola de color cobre, que son uniformemente rudas, se oscurecen hacia las puntas. En vuelo, estas aves, que tienen un tamaño promedio de 70 centímetros, exhiben una grupa blanca y alas marrón claro.

Mientra los machos poseen un plumaje de color más hermoso, las hembras de Monal del Himalaya son un poco aburridas en comparación. Tienen un cuello blanco y las plumas de la parte superior son marrón-negro, mientras que las pluma de su cola consisten en una mezcla de plumas blancas y una capa de color negro y cobre. Sin embargo, una característica física común entre el macho y la hembra es que los ojos están rodeados de un parche azul turquesa.

Estas aves se encuentran en Nepal, Afganistán, Bhután, al sur del Tíbet y Birmania, mientras que muchos de ellos también se observan en algunos estados al noreste de India como Uttarakhand, Himachal Pradesh, Sikkim y Arunachal Pradesh. El Himalayan Times afirma que estas aves pueden tolerar el invierno extremo, ya que pertenecen a las regiones montañosas, pero dependen de mucho refugio y sombra durante el sol abrasador de los meses de verano y no pueden sobrevivir cuando se enfrentan a un calor extremo.

Se dice que el Monal del Himalaya posee un pico curvo y es conocido por ser un excelente excavador. Pueden cavar hasta 10 pulgadas bajo tierra. Según el Zoológico de Sacramento (pdf), estos faisanes pasan la mayor parte del día buscando comida.

Su dieta incluye una variedad de semillas, capullos, brotes, raíces e insectos en su entorno silvestre. Mientras están en el zoológico, se alimentan de vegetales mixtos, comida de caza de aves e insectos.

Las aves comienzan su temporada de reproducción a los 2 años, a finales de abril. Su naturaleza extremadamente comunicativa, tanto en los movimientos corporales como en la vocalización, juega un papel importante durante la temporada de apareamiento.

El macho de Monal del Himalaya mueve su cresta, abanica las plumas de su cola y se complace en varias exhibiciones corporales para atraer a su contraparte femenina. Los machos no solo cantan en la mañana sino también durante todo el día. Después que el macho gana el corazón de la hembra, construyen un simple nido, y la hembra pone de dos a cinco huevos de color blanco o blanco sucio con manchas marrones. El período de incubación es de unos 28 días, y el macho guarda y protege los huevos durante todo este tiempo. Después de seis meses de edad, los jóvenes empiezan a buscar su propia comida.

Según la Lista Roja de Especies en Peligro de Extinción de UICN, el Monal del Himalaya está catalogado como de “menor preocupación”, lo que indica que su población es saludable y estable. Sin embargo, según el Hindustan Times, el Monal está bajo la amenaza de la caza furtiva a gran escala en las regiones del Himalaya. La caza de Monales se prohibió en el Himalaya desde 1982, pero se ha controlado muy poco la caza furtiva, y sus coloridas plumas todavía se pueden encontrar disponibles en el mercado.

En enero de 2020, el gobierno del estado de Himachal Pradesh impuso una prohibición completa del uso de la cresta del monal en las gorras. Estas gorras se consideraban tradicionalmente como señal de prosperidad y se regalaban en varias ocasiones, especialmente en los matrimonios.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

 

TE RECOMENDAMOS