Consecuencias del confinamiento de Shanghai

Por Alex Wu
27 de Junio de 2022 3:30 PM Actualizado: 27 de Junio de 2022 3:30 PM

Desde que Shanghai levantó oficialmente el 1 de junio su confinamiento de más de dos meses, los residentes han compartido en las redes sociales sus experiencias recientes. Algunos dicen que la ciudad tardará mucho en recuperarse.

Los ciudadanos de Shanghai aún no están completamente libres de las medidas de control de la epidemia. Una consecuencia del confinamiento es la normalización de la prueba de ácido nucleico que todos deben realizarse cada 72 horas, y la realización de pruebas masivas a todos los residentes de la ciudad cada fin de semana.

Un segundo efecto secundario es el aumento de los precios. Después del cierre, los residentes descubrieron que los precios de los alimentos, como la carne, los huevos y la leche aumentaron significativamente el costo de la vida diaria, lo que continúa ejerciendo presión económica sobre los ciudadanos.

La Sra. Wen, residente de Shanghai, le dijo a The Epoch Times el 25 de junio: “Ahora los precios son un poco más bajos que durante el cierre, pero aún son mucho más altos que antes del cierre, lo que definitivamente tendrá un mayor impacto en la vida diaria”

Un tercer efecto es un aumento en el número de despidos. Durante el confinamiento, muchas pequeñas y medianas empresas de Shanghai tuvieron que despedir gente. Muchas empresas medianas y grandes a las que les estaba yendo bien sufrieron una caída drástica de sus ingresos cuando la gente tuvo que quedarse en casa. Después del cierre, comenzaron a recortar puestos e incluso eliminaron algunos departamentos por completo.

La gente hace fila en una tienda de alimentos, el 2 de junio de 2022, en Shanghai, China. (Hu Chengwei/Getty Images)

Además, debido a que todavía no se permite comer en los restaurantes, muchos restaurantes han cerrado permanentemente. Aunque las principales tiendas minoristas han reabierto, la cantidad de compradores es baja debido al doble golpe de la epidemia y el empeoramiento de la economía. Muchos negocios están cerrados o en bancarrota.

Otra repercusión es el aumento del costo de los alquileres. Después del cierre, muchas personas se fueron de Shanghai, pero los alquileres aumentaron entre un 10 y un 20 por ciento. Las personas que originalmente querían comprar una casa tuvieron que posponerla debido a las presiones económicas. Mientras tanto, los propietarios e intermediarios individuales no tenían ingresos durante el cierre, por lo que ahora han aumentado los precios para compensar sus pérdidas. Además, la gran demanda de viviendas de alquiler durante el período de graduación universitaria (en julio) ha hecho subir los precios de los alquileres en Shanghai.

Una de las consecuencias del cierre es una nueva ola de divorcios. Según los informes de los medios de comunicación locales de Shanghai, tras el cierre, comenzó una ola de divorcios. El sitio web del Centro de Servicios de Registro Matrimonial del distrito de Xuhui muestra que las citas de divorcio están totalmente reservadas hasta el 7 de julio.

Los residentes evalúan los daños a su ciudad

Un residente de apellido Yang le dijo a The Epoch Times el 24 de junio: “¡Es inimaginable que Shanghai haya sido dañada hasta tal punto por las medidas de cero COVID! No importa desde qué ángulo, no puedo entender la intención de las autoridades del PCCh. Shanghai no podrá recuperarse en diez años”.

La Sra. Ma, residente local, dijo el 24 de junio: “Este cierre ha dejado a muchas personas normales física y mentalmente agotadas y profundamente afectadas. Lo que la gente común ahora teme no es el ómicron, sino la estupidez, la ignorancia y las medidas horribles e ineficaces del gobierno”.

Un residente de apellido Dai le dijo a The Epoch Times el 25 de junio: “Después del levantamiento del confinamiento, hay largas filas de espera a pocos cientos de metros (yardas) de distancia en la ciudad. Cada oficina de correos, bancos, punto de prueba de ácido nucleico están llenos de gente. Es un espectáculo. Me tomó 3 horas enviar un correo urgente. Las salas de urgencias de los hospitales están abarrotadas de gente, e incluso los pasillos están llenos de camas supletorias. Parecía un hospital de guerra”.

Li Xi contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.