Nuevo México se convierte en la primera ciudad “santuario para los no nacidos” en EE. UU.

Por Bowen Xiao - La Gran Época
19 de Marzo de 2019 Actualizado: 19 de Marzo de 2019

El Consejo de una ciudad del estado de Nuevo México en Estados Unidos aprobó una resolución el 14 de marzo declarando que en su jurisdicción apoyan a los niños por nacer.

La jurisdicción llamada Resolución 19-28 o “Resolución en apoyo a los niños por nacer”, fue aprobada por el Consejo de la ciudad de Roswell en un voto de siete a uno, con la abstención de un miembro del consejo. El grupo activista pro-vida local “Nuevo México libre de Aborto”, dijo que el paso de la resolución hace de Roswell una “ciudad santuario para los niños por nacer”.

La resolución declara que “cada vida humana inocente es única y preciosa para Dios” y que “la vida humana inocente debe ser siempre protegida y preservada”. También afirma que la protección de “toda vida humana es importante para la gente de la ciudad de Roswell”.

La nueva resolución de Roswell parece estar inspirada en una resolución aprobada por la Junta de Comisionados del Condado de Lea el mes pasado. Ambas resoluciones fueron en respuesta a la legislatura de Nuevo México que estaba considerando una medida para revocar una ley inaplicable que penalizaba el aborto, de acuerdo con The Christian Post.

La revocación terminó por aprobarse en la Cámara de Representantes, pero la semana pasada el Senado de Nuevo México la detuvo en una votación de 18-24. El voto fue una victoria asombrosa para los defensores pro-vida, de acuerdo con Daily signal, con ocho demócratas cruzándose para rechazar la medida pro-elección junto con los 16 republicanos. El voto detuvo una revocación que habría permitido la ocurrencia de abortos hasta el momento del nacimiento y, en algunos casos, la legalización del infanticidio.

El proyecto de ley fue aprobado previamente por la Cámara de Representantes con un margen de 40-29. La gobernadora Michelle Lujan Grisham, demócrata, apoyó el proyecto de ley y expresó su decepción después de la votación.

“Este viejo y anticuado estatuto que criminaliza a los proveedores de atención médica es una vergüenza. El hecho de que eliminarlo fuera incluso un debate, y mucho menos un voto difícil para algunos senadores, es inexplicable para mí”, dijo, según New Mexico Political Report.

Nuevo México tiene una de las leyes de aborto más flexibles del país, según LifeSite, y es el hogar de un infame centro de abortos tardíos, Southwestern Women’s Options. Según un video encubierto, Southwestern Women’s Options realiza abortos durante el tercer trimestre del embarazo, en un caso incluso ofreciendo abortar a un bebé de 37 semanas por 17.000 dólares y asistiendo a la madre a obtener Medicaid para que pagara por ello.

El presidente Donald Trump se comprometió a proteger la libertad religiosa y la libertad de fe durante el Desayuno Nacional de Oración en Washington este febrero, mientras defendía la santidad de toda vida humana, incluyendo la de los niños por nacer.

Hablando con los líderes religiosos en el 67º Desayuno Nacional de Oración anual, Trump dijo a la audiencia que él salvaguardará los centros de adopción basados en la fe y reiteró su postura pro-vida.

“Como parte de nuestro compromiso de construir una sociedad justa y afectuosa, debemos construir una cultura que valore la dignidad y la santidad de la vida humana inocente”, dijo. “Todos los niños, nacidos y por nacer, son hechos a la santa imagen de Dios. Cada vida es sagrada, y cada alma es un precioso regalo del cielo”.

Mientras tanto, en Kentucky, la legislatura estatal liderada por los republicanos el 13 de marzo, aprobó su última medida para poner más restricciones al aborto, preparándose para otra lucha legal con activistas a favor del aborto.

La legislación prohibiría el aborto para las mujeres que buscan interrumpir sus embarazos debido al género, raza o discapacidad del feto. El Senado, dominado por los republicanos, votó 32-4 a favor de que se envíe el proyecto de ley al gobernador antiaborto del estado, el republicano Matt Bevin.

Poco después de la votación, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de Kentucky envió un mensaje a través de Twitter: “Veremos al estado de Kentucky en la corte (otra vez)”. La amenaza intensificará una amarga disputa legal en curso: la ACLU ya está envuelta en peleas en cortes federales que desafían tres leyes relacionadas con el aborto en el estado.

Bevin respondió al último desafío de la ACLU: “¡Vengan! Kentucky siempre luchará por la vida”. El compañero de fórmula de Bevin en su candidatura a la reelección este año, el senador Ralph Alvarado, pronunció el miércoles pasado un discurso de apertura en apoyo de la medida durante el debate en el Senado.

************************************

A continuación:

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS