Consejo de Seguridad de la ONU dividido sobre cómo terminar con la dictadura en Venezuela

Por VOA
26 de Febrero de 2019 Actualizado: 27 de Febrero de 2019

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, dijo que espera que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) vote esta semana una resolución que exija a Venezuela permitir el ingreso de ayuda humanitaria al país.

Su declaración llegó el martes poco antes del inicio de la reunión de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que Abrams reiteró la exigencia del gobierno estadounidense, -que comparten otros países del mundo-, para que se realicen elecciones libres en Venezuela que pongan fin a la grave crisis política que vive la nación.

El encuentro del Consejo de Seguridad de la ONU fue convocado por Estados Unidos, cuyo gobierno ha sido clave en conseguir el respaldo internacional para aislar al gobierno en disputa de Nicolás Maduro y respaldar al presidente interino Juan Guaidó.

Abrams también aprovechó para rechazar la acusación de Rusia, de que Estados Unidos está preparando una intervención militar en Venezuela.

“La solución a la miseria y la tiranía es que haya elecciones libres”, dijo Abrams.

 

La reunión sigue a un encuentro del Grupo de Lima, en la que Estados Unidos y otros países de la región reiteraron el lunes el apoyo al presidente interino Juan Guaidó y fustigaron al dictador en disputa, Nicolás Maduro, al que exigen que abandone el cargo para que la nación retome la senda de la democracia.

El representante de Rusia rechazó nuevamente el apoyo dado a Guaidó y reiteró que el presidente legítimo de Venezuela es Maduro. Criticó una vez más la posición de Estados Unidos.

“Llamemos las cosas por su nombre. Esto no es ayuda humanitaria. Si EE.UU. de verdad quiere ayudar al pueblo venezolano lo haría por las instancias internacionales”, dijo el diplomático ruso leyendo su discurso.

Estados Unidos ha estado presionando al consejo de 15 miembros para que formalmente exija elecciones libres, justas y creíbles en Venezuela -con observadores internacionales-, una medida que llevó a Rusia a proponer un proyecto de resolución diferente.

Hasta ahora ningún proyecto de resolución ha sido votado, ni es claro si se producirá o cuándo.

Una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU reveló en enero una clara división sobre las posibles soluciones a la crisis en Venezuela.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene cinco miembros permanentes que son China, Francia, Rusia, Reino Unido e Irlanda del Norte y Estados Unidos.

Cuenta además con otros 10 miembros no permanentes, entre ellos están actualmente Alemania, Bélgica, Indonesia, República Dominicana y Sudáfrica.

El representante de Perú aludió a la crisis humanitaria en Venezuela y condenó la violencia en el país, de la que responsabilizó a las fuerzas de Maduro.

“El Perú (…) reitera su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos de manera pacífica, en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, y sin uso de la fuerza”, dijo.

A su vez indicó el respaldo para “una pronta celebración de elecciones libres, justas, creíbles y abiertas a la participación de todas las fuerzas políticas, con el acompañamiento y observación internacional”.

El representante de República Dominicana recordó que su país intentó mediar entre las partes en Venezuela pero no fue posible el diálogo: “Entendemos que no hay otra solución posible que la celebración de elecciones libres y competitivas con garantías y actores políticos”.

También, rechazó las acusaciones de Cuba y Venezuela, en virtud de las cuales el país se estaría prestando para una intervención militar contra el territorio venezolano.

“Queremos dejar bien clara nuestra posición de no intervención militar como solución a la crisis (…) estas denuncias son absolutamente falsas y seguir repitiéndolas nos las convertirá en una realidad”, dijo el diplomático dominicano ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

La representación de Francia catalogó de “situación trágica” la que viven los venezolanos, abogó por la celebración de elecciones libres y porque se permita la entrada de ayuda humanitaria.

El representante de Sudáfrica se refirió a que se tenga presente que está en juego una escalada en el conflicto actual que podría conducir a “posibles complicaciones militares”.

El representante de Reino Unido llamó la atención del Consejo de Seguridad de la ONU: “Nadie en este Consejo debería menospreciar el sufrimiento del pueblo venezolano”.

El representante del régimen de Nicolás Maduro, el canciller Jorge Arreaza, aseguró ante el Consejo, que todo el debate se basaba en un sesión de información sesgada porque solo tenía un lado.

Aseguró que el país se encontraba en completa normalidad, a la espera de los Carnavales, y que este fin de semana, cuando se esperaba el ingreso de la ayuda humanitaria, no fue la Guardia Nacional quien causó la violencia.

“Este fin de semana hubo una operación bien orquestada para violar la soberanía, y nuestra Fuerza Armada y Policía Nacional pudo contenerla sin uso de la fuerza letal”, afirmó.

Pidió que en la resolución del Consejo Se pida que sea excluida la opción militar con respecto a Venezuela.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, ha instado “enérgicamente” a través de su portavoz, Stephane Dujarric, a evitar la violencia en Venezuela.

 

***

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS