Consejos diarios baratos: 9 formas en que el peróxido de hidrógeno puede hacer más fácil tu vida

Por Mary Hunt
12 de Septiembre de 2020
Actualizado: 12 de Septiembre de 2020

El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) es tan inofensivo como poderoso, y es mucho más que un simple limpiador doméstico. No es tóxico, es seguro, realmente barato, y está disponible en cualquier supermercado o farmacia en una solución del 3 %. Es un maravilloso producto de limpieza, producto de primeros auxilios y desinfectante.

Hay una cosa que debe tener en cuenta para evitar decepciones: El peróxido de hidrógeno tiene una vida útil limitada de aproximadamente un año cuando no está abierto y de solo seis meses una vez abierto, siempre que lo guardes en un lugar oscuro.

La luz hace que el peróxido de hidrógeno se disipe rápidamente, convirtiéndolo de H2O2 en agua y oxígeno. Necesita estar fresco para ser efectivo.

Si estuvo abierto y tiene más de seis meses, tírelo. ¡Es inútil! Se decepcionará terriblemente.

Para asegurarse de que nunca más tendrá que tirar el peróxido de hidrógeno, pruebe todas las formas en que pueda usarlo en casa para hacerse la vida más fácil.

Lave sus verduras

Puede dejar de pagar 7 dólares o más por un lavado comercial de vegetales. Hágalo usted mismo añadiendo un cuarto de taza de 3 % de peróxido de hidrógeno a un recipiente de agua fría. Lave sus frutas y verduras en la solución y luego enjuague bien con agua fría.

Limpie su lavavajillas

Un estudio realizado en 2016 en lavavajillas encontró que el 83 % de los lavavajillas residenciales que analizaron dieron positivo en la prueba de hongos, y el 47 % de los lavavajillas analizados contenían un tipo de levadura negra llamada E. dermatitidis, que puede ser dañina para los humanos.

Para desinfectar su lavavajillas, añada un cuarto de taza de peróxido de hidrógeno del 3 % antes de cerrar la puerta para que funcione en un ciclo de vacío.

Desinfecte las bolsas de la compra

Lo más probable es que las bolsas reutilizables que lleve al supermercado estén contaminadas con gérmenes, incluso con E. coli. Esto se debe a que las bolsas de supermercado a menudo entran en contacto con carnes de ave y productos que tienen bacterias, lo que causa una contaminación cruzada la próxima vez que son utilizadas.

Estas bolsas deben lavarse después de cada uso, pero la mayoría de los compradores admiten que nunca lo han hecho. Una solución más fácil es rociarlas por dentro y por fuera con un 3 % de peróxido de hidrógeno.

Elimine las manchas de sangre

Las manchas de sangre en los paños de cocina, ropa u otros artículos pueden ser difíciles de quitar. El secreto es saturar la mancha con peróxido de hidrógeno. Dejar que se asiente durante unos minutos, y enjuagar con agua. Luego lavar como de costumbre.

Blanquee la ropa

Añada una taza de peróxido de hidrógeno a una carga de ropa blanca para blanquear y dar brillo sin usar cloro. Deje que se remoje durante 15 minutos, si es posible, antes de empezar el ciclo de lavado.

Lave los utensilios de cocina

Si las bandejas de galletas, las ollas y  los sartenes tienen una capa de color marrón del horno, espolvoréelas con bicarbonato de sodio y luego rocíe el bicarbonato con un 3% de peróxido de hidrógeno. Déjelas en remojo de una a tres horas antes de limpiar el desastre. Comprobará que una situación realmente difícil puede requerir un poco de esfuerzo y una esponja para quitar la suciedad.

Toallas antiolores

¿No puede deshacerse de ese molesto olor? Pruebe esto: añada media taza de peróxido de hidrógeno fresco y media taza de vinagre blanco a la lavadora junto con esas apestosas toallas. Llénela con agua caliente y su detergente habitual, y déjela remojar durante 15 minutos. Continúe el ciclo de forma normal. Eso debería eliminar el olor. Si todavía detecta ese olor, lea “Una simple solución para toallas gruesas y apestosas” en EverydayCheapskate.com para un tratamiento más agresivo.

Blanquee los dientes

Para blanquear los dientes, mezcle sal, bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno en una pasta para cepillarse los dientes. Esto no solo ayudará a revertir las primeras etapas de la gingivitis, sino que también eliminará las manchas y blanqueará los dientes si se usa con regularidad.

Debido a que el peróxido de hidrógeno se disipa tan rápidamente, tendrás que hacerlo bien antes de cada uso.

Limpie profundamente un inodoro

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el peróxido de hidrógeno es efectivo para eliminar microorganismos, incluyendo bacterias, levaduras, hongos, virus y esporas, lo que lo convierte en una buena opción para limpiar el baño.

Añada media taza de peróxido de hidrógeno del 3 % a la taza del baño para matar los gérmenes y dar brillo a la superficie del inodoro. Tendrá que dejarlo reposar en la taza durante 20 minutos para obtener todo el beneficio.

¿Desea más información? Visite EverydayCheapskate.com para ver los enlaces y recursos de los productos y servicios recomendados en esta columna. Mary le invita a hacer preguntas, comentarios y consejos en EverydayCheapskate.com, “Ask Mary”. Esta columna responderá a preguntas de interés general, pero las cartas no pueden ser respondidas individualmente. Mary Hunt es la fundadora de EverydayCheapskate.com, un blog de estilo de vida, y la autora del libro “Debt-Proof Living”. Copyright 2020 Creators.com


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS