Consejos para las mamás: cómo lidiar con la trampa de las comparaciones

Por BARBARA DANZA, EPOCH TIMES
18 de Diciembre de 2019
Actualizado: 18 de Diciembre de 2019

Las mamás de hoy enfrentan presiones desde aparentemente todos los ángulos, pero pocas presiones se comparan con las que nos imponemos. Una forma en que las mamás tienden a ponerse bajo presión, por así decirlo, es comparando sus vidas con las vidas de otras mamás, o al menos con sus percepciones de las vidas de otras mamás.

Pensé en profundizar en esta trampa de comparación en la que se encuentran muchas mamás. Hablé con la entrenadora y bloguera Shelley Jefsen, quien ayuda a los padres en MamaDuck.com. Esto es lo que ella comentó sobre la comparación entre madres.

La Gran Época: Se ha dicho que “la comparación es el ladrón de la alegría”. ¿Cree que la comparación es un problema importante para las madres de hoy?

Shelley Jefsen: La comparación es la ladrona de la alegría para las madres en la medida en que lo permiten. Lo que causa pérdida de alegría, es a menudo el simple acto de enfocarse en examinar la vida de otra persona, en lugar de observar el reflejo interno, requerido para examinar la propia.

La Gran Época: ¿Por qué cree que compararnos con otras mamás tiende a provocar ansiedad o tristeza?

¡No compararse significa una mejor crianza de los hijos, por lo tanto, un mejor comportamiento del niño, que da como resultado mayor alegría! (satyatiwari/Pixabay)

Sra. Jefsen: Al escribir sobre los peligros del miedo y el juicio en mi blog, describí el ciclo de comparación, juicio y mal comportamiento infantil.

Por ejemplo, imagine que una madre está de compras el sábado por la tarde con su hijo de 2 años. El comportamiento del niño comienza una espiral ascendente. Pronto está ocurriendo un berrinche y su hijo se ha vuelto bastante ruidoso. La mayoría de las madres, bajo la presión del miedo al juicio y la comparación con el buen comportamiento de otros niños, comenzarán a apaciguar al niño de cualquier manera que pueda para detener el berrinche.

Este tipo de crianza perpetúa el mal comportamiento del niño, en el cual el niño casi seguramente repetirá el comportamiento una y otra vez. Al no poder controlar la situación y mejorar el comportamiento, esa madre indudablemente sentirá altos niveles de ansiedad cuando lleve a su hijo a cualquier lugar en público.

Naturalmente, el corazón de una madre estaría lleno de tristeza por su preferencia de dejar a su hijo en casa en lugar de lidiar con otra salida estresante.

Por el contrario, una madre que ha ignorado la comparación y el miedo al juicio no será manipulada por el mal comportamiento de su hijo. No intenta apaciguar, pacificar o aplacar a su hijo, por lo tanto, mejorará el comportamiento futuro y los viajes de compras pacíficos posteriores.

¡No compararse significa una mejor crianza de los hijos, por lo tanto, un mejor comportamiento del niño, que da como resultado mayor alegría!

La Gran Época: ¿Cómo cree que las redes sociales exacerban los impactos negativos de la comparación para las madres, en particular?

Sra. Jefsen: Desafortunadamente, “la mamá tiene que esconderse en el armario con una botella de vino porque sus hijos son demasiado para lidiar con ellos”. Los videos, los memes y las publicaciones ilusorias en las redes sociales han influido negativamente en las madres, creyendo que tiene que subirse al tren de la “mamá-fracasada” para tener un “niño genial”.

El tiempo dedicado a ver un video tras otro en las redes sociales sobre las cargas de la maternidad, podría utilizarlo de manera más productiva para conectarse, capacitar y disciplinar a nuestros hijos, lo que resulta en mucha menos comparación, miedo, juicio equivocado, etc.

madre-mamá-hijo
Elija recursos e influencias positivas y afirmativas que la ayuden a alimentar su viaje de la maternidad. (Daria Shevtsova/Pexels)

La Gran Época: ¿Qué pasos prácticos recomendaría a las madres que tomen para reducir el impacto negativo de la comparación en sus vidas?

Sra. Jefsen: Al entrenar a las madres para reducir el impacto negativo de la comparación, mi primer consejo es siempre tomar posesión de sus propias elecciones, comportamientos y pensamientos.

Elija recursos e influencias positivas y afirmativas que la ayuden a alimentar su viaje de la maternidad.

Anule la suscripción, deje de seguir, silencie, desconecte y haga clic afuera de cualquier contenido o información que busque glorificar las dificultades por el bien de la popularidad.

Elija concentrarse en los pasos tangibles, prácticos y aplicables que puede tomar para mejorar las circunstancias que se encuentra comparando. A donde va el enfoque, el poder fluye. Las áreas en las que se enfoca seguramente mejorarán. Como resultado, se sentirá más agradecida por los resultados que está viendo, la vida que está viviendo y el cumplimiento que todo trae, en lugar de anhelar los resultados de las elecciones de otra persona.

La Gran Época: ¿Cree que toda comparación es mala? ¿Hay una manera más positiva en que las mamás puedan ver la comparación?

Sra. Jefsen: La comparación, por definición, es un medio para medir. Como tal, la comparación con respecto a la alegría de una persona no puede ser ventajosa o beneficiosa.

Elija en su lugar dar un giro edificante a la comparación.

Por ejemplo, en lugar de comparar la capacidad de una amiga para mantener un hogar meticuloso frente a su incapacidad para hacerlo, elija elogiar sus habilidades y tener plena confianza en las suyas, sean las que sean, porque estoy segura de que cada madre tiene las fortalezas de las que debería sentirse muy orgullosa.

La Gran Época: ¿Tiene algún otro consejo para las mamás que luchan para compararse con otras?

Sra. Jefsen: Sepa que usted fue creado para sus hijos y sus hijos para usted. Nadie puede criarlos mejor.

Sea abiertamente consciente de las voces que escucha, los materiales que mira y lee, y la influencia que todo esto tiene en su corazón y mente.

Tiene una vida plena y hermosa para vivir y simplemente no puede hacerlo si está paralizada por miedo al juicio o atrapada en comparaciones, deseando estar viviendo en el lugar de otra persona.

Sigue a Barbara en Twitter: @barbaradanza

*****

Puede interesarle:

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS