Continúa la avalancha de inmigración ilegal hacia EE.UU.

La política de inmigración de la Administración Biden ha provocado la pérdida del control de la frontera
Por Stu Cvrk
21 de Junio de 2022 4:20 PM Actualizado: 21 de Junio de 2022 4:20 PM

Comentario

Las cifras de la inmigración ilegal siguen aumentando. A pesar de la continuación del Título 42 por orden judicial, el desastre en la frontera sur de Estados Unidos continuó sin pausa y se aceleró durante mayo.

El Título 42 es una disposición de salud pública de la era Trump que niega las solicitudes de asilo bajo la ley estadounidense y el tratado internacional para evitar la propagación del COVID-19 (Estados Unidos sigue bajo una emergencia pandémica). Los esfuerzos en curso de la Administración Biden para derogar el Título 42 fueron vistos por muchos observadores, incluido el senador Tommy Tuberville (R-Ala.), como una luz verde para una nueva oleada de extranjeros ilegales en las últimas semanas, que anticiparon un tiempo más fácil para entrar a Estados Unidos sin el Título 42.

Y esas predicciones se han visto confirmadas por las nuevas estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés). La agencia publicó una impactante “actualización operativa mensual” el 15 de junio sin mucha atención de los medios de comunicación. He aquí las principales estadísticas de esa actualización:

Encuentros únicos: Esta es la jerga de la CBP para referirse a su personal que realmente atrapa a un extranjero ilegal que cruza la frontera. La CBP informó que los encuentros aumentaron un 15 por ciento desde abril hasta más de 177,000 individuos únicos en mayo. Si se amortiza en un año, esto equivale a más de 2.1 millones de ilegales por período de 12 meses.

Encuentros totales: La CBP informó que hubo más de 239,000 encuentros totales en mayo, de los cuales alrededor del 25% representaron personas que habían sido capturadas previamente y deportadas. Esta cifra constituye un récord histórico de encuentros con extranjeros ilegales en la frontera entre Estados Unidos y México. No se informó del número de ilegales que no se encontraron en mayo debido a la falta de recursos para vigilarlos e interceptarlos. Debido a la falta de recursos, un cierto porcentaje de ilegales se cuela diariamente en Estados Unidos sin encontrarse con las fuerzas policiales estadounidenses. Los que son capturados y deportados saben perfectamente que sus probabilidades de entrar en Estados Unidos aumentan con cada intento.

Niños no acompañados: La CBP informó de 14,700 encuentros con niños extranjeros ilegales durante el mes de mayo, lo que representa un aumento del 21% con respecto a abril. Nota: los niños son objeto de tráfico y se utilizan para crear unidades familiares con el fin de entrar más fácilmente a Estados Unidos, así como directamente para el tráfico sexual.

Expulsiones: A pesar de que el Título 42 sigue en vigor, el CBP informó que solo el 42 por ciento (unos 100,000) de los encuentros individuales se procesaron bajo esa norma. El resto se procesó bajo el Título 8, las leyes normales de EE. UU. que tratan de la inmigración y la nacionalidad. El CBP no dio razones para utilizar el Título 42 o el Título 8 para procesar a estas personas.

Epoch Times Photo
Migrantes haitianos, parte de un grupo de más de 10,000 personas que permanecen en un campamento en el lado estadounidense de la frontera, cruzan el río Grande para conseguir comida y agua en México después de que otro punto de cruce fuera cerrado cerca del puente internacional Acuña Del Río en Del Río, Texas, el 19 de septiembre de 2021. (Paul Ratje/AFP vía Getty Images)

Bajan las deportaciones

En el informe mensual de operaciones de la CBP tampoco aparecen las cifras de deportaciones de mayo. En otro informe impactante, el Centro de Estudios de Inmigración (CIS), una organización sin fines de lucro, obtuvo las estadísticas oficiales de deportación del gobierno federal a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA), ya que el gobierno de Biden ha estado ocultando al público las cifras políticamente inconvenientes.

De los registros recibidos por el CIS y reportados aquí: “En el año fiscal 2021, el total de expulsiones del ICE fue de 59,011, incluyendo tanto las expulsiones en la frontera como desde el interior. Eso es casi un 70 por ciento menos que el año fiscal 2020, cuando el ICE deportó a 185,884 extranjeros”.

El CIS señala además que en 2019 se realizaron casi cuatro veces más deportaciones (267,258) que en 2021, ya que 2019 fue el último año en el que la aplicación de la ley de la era Trump estuvo en vigor sin restricciones por la pandemia.

Más impactante aún fue la precipitada caída de las deportaciones de extranjeros criminales bajo las políticas de la Administración Biden. Según las estadísticas gubernamentales del CIS, “las expulsiones de delincuentes convictos cayeron un 62% en 2021, hasta 39,149 desde 103,762 en 2020. Las expulsiones de delincuentes que cometieron delitos graves cayeron un 43 por ciento en 2021, a 5221 desde 9161 en 2020”.

Otra categoría estadística importante del informe del CIS son las “expulsiones desde el interior”. Se trata de extranjeros ilegales encontrados por los agentes de la ley estatales y locales en el interior de Estados Unidos y posteriormente entregados al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de  Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) para su procesamiento de deportación. El CIS informó que las expulsiones desde el interior por parte del ICE en 2021 se redujeron en un 50% con respecto a 2020, cuando las expulsiones desde el interior deberían haber aumentado, dado el dramático aumento de extranjeros ilegales que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México en 2021, como reportó The New York Times el pasado mes de octubre.

Estas estadísticas indican aún más las políticas de aplicación de la ley “amigables con los extranjeros ilegales” de la Administración Biden y un retorno a las políticas de ciudades santuario en algunos estados. Pero es aún peor, ya que esas cifras no apoyan las afirmaciones hechas por el director del ICE, Tae Johnson, en el informe anual del ICE de 2021, según el cual el ICE había deportado “un promedio de 937 criminales que cometieron delitos graves por mes [en 2021], el nivel más alto jamás registrado desde que el ICE comenzó a recopilar datos detallados de criminalidad”. Esta afirmación es patentemente falsa en base a las estadísticas reales obtenidas por el CIS.

Epoch Times Photo
Agentes de la Patrulla Fronteriza detienen a un grupo de cubanos y venezolanos que acababan de vadear el Río Grande desde México hasta Eagle Pass, Texas, el 25 de enero de 2022. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Captura de terroristas

El Washington Times reportó el 16 de junio que los agentes de la CBP capturaron a 15 personas en mayo que estaban en la base de datos de detección de terroristas del FBI, “un récord para cualquier mes, igualando todo el año 2021 y más de lo que la Patrulla Fronteriza encontró de 2017 a 2020 juntos”.

Atrapar a 15 potenciales terroristas es bueno y malo a la vez, como informó el experto citado en el artículo: “La gran preocupación es que con el caos que hay ahí abajo, cuando tienes este tipo de gente llegando a la frontera, tienes que asumir que algunos de ellos entraron”, dijo Todd Bensman, autor de “America’s Covert Border War”, un análisis de los terroristas que intentan aprovecharse del sistema de inmigración de Estados Unidos.

Bensman señaló que la CBP suele capturar un promedio de una o dos personas en esa base de datos de terroristas al mes. Con 15 capturas en mayo, esto indica un preocupante aumento de terroristas potenciales entre la avalancha de extranjeros ilegales que cruzan la frontera cada mes. La gran pregunta es cuántos otros escaparon a la detención (y cuántos se han colado desde enero de 2021).

Reflexiones finales

Debido a la aparentemente débil aplicación de las leyes de inmigración estadounidenses por parte de la Administración Biden, muchos extranjeros ilegales creen que ahora es un buen momento para intentar entrar en Estados Unidos y que se les permitirá quedarse aunque sean interceptados. Es posible que muchos hayan visto en la prensa reportes sobre la concesión a extranjeros ilegales de boletos de avión gratuitos con destino a ciudades del interior de Estados Unidos, como reportan Breitbart y otros medios, así como el apoyo de organizaciones no gubernamentales de fronteras abiertas que ayudan a los extranjeros ilegales que consiguen entrar en el país.

El gobierno mexicano está facilitando el tránsito a través de México de las “caravanas de migrantes” hacia la frontera entre Estados Unidos y México; sin el apoyo del gobierno mexicano, las caravanas no serían permitidas. No hay ninguna presión diplomática aparente sobre el gobierno mexicano por parte de la Administración Biden para que las detenga.

Mientras tanto, los ilegales que son sorprendidos cruzando la frontera y son deportados son incentivados a seguir intentándolo hasta que consiguen pasar. El informe operativo mensual de la CBP correspondiente al mes de mayo es la prueba de ello. Las estadísticas mensuales de personas que cruzan la frontera siguen aumentando mientras que el número de deportados sigue disminuyendo. Esa es una receta para el desastre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.