Continúan las protestas en Francia contra el certificado sanitario

Por Noticia de agencia
21 de Agosto de 2021
Actualizado: 21 de Agosto de 2021

Decenas de miles de manifestantes salieron este sábado a la calle en Francia para protestar por sexto sábado consecutivo contra la necesidad de tener el certificado sanitario para buena parte de las actividades de la vida social, percibida en la práctica como una obligación de vacunarse.

Cerca de dos centenares de marchas se organizaron por todo el país con dos elementos básicos: su oposición al certificado sanitario y su rechazo del presidente francés, Emmanuel Macron.

En Montpellier, donde la Prefectura cifró la participación en 9500 personas.

En otras grandes ciudades, las convocatorias se hicieron por separado.

Manifestantes ondean banderas francesas y sostienen una pancarta en la que se lee “Liberemos a Francia” durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 para determinados trabajadores y el uso obligatorio de la tarjeta sanitaria en París (Francia) el 21 de agosto de 2021. (Stephane De Sakutin/AFP vía Getty Images)

Una de las asistentes, que trabaja en funciones administrativas en un hospital y que dijo no estar vacunada porque considera que las que se han desarrollado contra la covid-19 no están suficientemente probadas, justificó la protesta porque a su parecer “el certificado sanitario es un atentado contra la libertad”.

La mujer denunció que “se nos está haciendo terrorismo sanitario” y que se han magnificado las consecuencias de la pandemia. Contó que duda “mucho de todas las estadísticas que nos enseñan en la televisión sobre los ensayos”.

Manifestantes sostienen pancartas y carteles, en uno de los cuales se lee “no al pase, de la exclusión”, durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 para ciertos trabajadores y el uso obligatorio de la tarjeta sanitaria en Marsella, sur de Francia, el 21 de agosto de 2021. (Nicolas Tucat/AFP vía Getty Images)

De hecho, aun siendo minoritarias en los cortejos, las “tesis conspiracionistas” volvieron a estar bien presentes este sábado, con pancartas como una en la que se culpaba a la campaña de vacunación de 982 muertes en Francia.

El Gobierno francés, que decidió generalizar el uso del certificado sanitario ante un ritmo de vacunación que perdía fuelle al comienzo del verano, se enfrenta ahora a un fenómeno similar que en esta ocasión se explica probablemente por las vacaciones.

Manifestantes sostienen pancartas y carteles, uno de los cuales reza “¡un médico debe tratar! no un pase! gracias Raolt Fouche” durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 para ciertos trabajadores y el uso obligatorio de la tarjeta sanitaria en Marsella, sur de Francia, el 21 de agosto de 2021. (Nicolas Tucat/AFP vía Getty Images)

Con 41 millones de personas totalmente vacunadas, el 61 % de la población ha recibido la pauta completa de inmunización, pero la cadencia en las inoculaciones se ha ralentizado de forma muy acusada. En tres semanas se ha pasado de 4.8 a 3.2 millones de inyecciones semanales.

Pese a todo, el Ministerio de Sanidad sigue confiando en cumplir el objetivo que marcó Macron de llegar a 50 millones de personas que hayan recibido al menos una dosis a finales de agosto.

La mayor urgencia en este momento está en departamentos y territorios de ultramar como la Martinica, Guadalupe o la Polinesia francesa, donde este sábado se anunció un endurecimiento de medidas de confinamiento.

En todos esos territorios, la tasa de vacunados es muchísimo más baja que en el conjunto de Francia: apenas una cuarta parte de la población.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS