Contra todo pronóstico: El valor de Washington cruzando el Delaware

Llegando al interior: lo que el arte tradicional ofrece al corazón
Por Eric Bess
25 de Julio de 2021
Actualizado: 25 de Julio de 2021

Frecuentemente se nos anima a realizar nuestros sueños en el transcurso de nuestras vidas. Algunos quieren iniciar un negocio; algunos quieren ser matemáticos o científicos; y otros quieren tocar música, actuar o crear. Sin embargo, con frecuencia nos bombardean con dificultades cuando intentamos alcanzar nuestras metas.

Recientemente me encontré con una pintura que solía visitar cuando vivía en Nueva York: “Washington cruzando el Delaware” de Emanuel Leutze. La descripción de Leutze me hace considerar la importancia de la libertad y cuán vital es el coraje cuando deseamos lograr algo grande.

Un Leutze inspirado

A pesar de ser considerado un pintor estadounidense, Leutze nació en Alemania. Pasó su juventud en Filadelfia con su padre hasta los 25 años, momento en el que regresó a Alemania para inscribirse en la Royal Art Academy de Düsseldorf. Cuando regresó a Alemania, él ya había llegado a apreciar los ideales de libertad que tantos estadounidenses apreciaban.

De vuelta en Alemania, las restricciones gubernamentales a la libertad hicieron que Leutze “compusiera un enorme homenaje a George Washington y al espíritu ejemplar que declaró la independencia de las colonias británicas en América del Norte”, según el libro “Washington cruzando el Delaware: Restauración de una obra maestra estadounidense”, publicado por el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

Leutze decidió que retrataría, con la mayor precisión posible, una interpretación histórica de Washington cruzando el río Delaware. Era la noche de Navidad cuando Washington atacó a los hessianos (soldados alemanes apoyados por los británicos). Antes de este punto, las tropas estadounidenses estaban siendo duramente vencidas. La noche de Navidad de 1776, sin embargo, resultaría ser un punto de inflexión en la guerra.

Inspirado por esta historia, Leutze empleó a sus amigos estadounidenses para que fueran modelos para el grupo de hombres representados en su pintura, incluyendo el coronel James Monroe, quien sostiene la bandera, y el general Nathanael Greene, quien se representa en primer plano inclinado sobre el borde del barco. “Los otros representan las filas leales de pescadores y milicianos locales puestos en servicio para la peligrosa travesía del río”, afirma el sitio web.

Leutze llegó a adquirir réplicas de los uniformes de la Oficina de Patentes de EE. UU. para obtener una descripción lo más precisa posible. También utilizó el busto esculpido de Washington de Jean-Antoine Houdon como referencia para su pintura.

“George Washington”, aproximadamente 1786 por Jean-Antoine Houdon. Yeso. Galería Nacional de Retratos, Washington, D.C. (Dominio público)

Leutze pintó dos versiones de “Washington Crossing the Delaware”, la primera fue dañada por un incendio en 1850 y luego destruida durante la Segunda Guerra Mundial. El segundo se encuentra ahora en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

“La popularidad de la pintura—debido a su escala, tema y temática icónica—garantizó que la imagen quedara grabada en las mentes de los estadounidenses de mediados del siglo XIX”, afirma el museo. Y continúa perdurando como un “elemento básico del canon histórico del arte estadounidense y como una de las imágenes más reconocibles para la gente que va a los museos”.

“Washington cruzando el Delaware”

En la pintura, Leutze representa a Washington como el punto focal, con su espada envainada pero revelada. El general se para valientemente en la parte delantera del barco, el cual se desplaza hacia la izquierda, por lo que se enfrenta al peligro que tiene por delante.

Tres hombres en la parte delantera del bote y dos hombres en la parte trasera ayudan a remar el bote a través de las aguas heladas. Algunos de los otros hombres que se encuentran en la parte trasera del bote parecen preocupados, lo cual revela el peligro del evento y contrasta con la tranquila confianza de Washington.

Detalle de “Washington cruzando el Delaware”, 1851, de Emanuel Leutze. Óleo sobre lienzo, Metropolitan Museum of Art, Nueva York. (Dominio publico)

Detrás de Washington está Monroe, quien sostiene la bandera, y Greene, quien se inclina sobre el borde del barco. Ambos miran fijamente hacia su objetivo.

Detalle de “Washington cruzando el Delaware”, 1851, de Emanuel Leutze. Óleo sobre lienzo, Metropolitan Museum of Art, Nueva York. (Dominio publico)

Hay varios barcos a lo lejos que acompañan a los de Washington en las gélidas aguas del Delaware. Los colores fríos—azul, verde, violeta—se suman a la sensación de frío que representa Leutze.

Washington cruza el Delaware de noche. Leutze eligió representar el planeta Venus, la estrella de la mañana, en la parte superior izquierda de la composición, lo cual indica el amanecer que se avecina.

Según el Museo Metropolitano, “La estrella desempeña un papel importante en la composición, tanto al establecer la hora del evento durante las horas previas al amanecer como para simbolizar el amanecer de la esperanza durante los días más oscuros de la Revolución Americana”.

Contra todo pronóstico

Inicialmente, las tropas estadounidenses estaban perdiendo la Guerra Revolucionaria. Los británicos estaban demostrando ser fuertes y eficientes. Debido a estas dificultades, la nueva nación pudo haber redactado su Declaración de Independencia y haberse rendido, pero la nación emergente no lo hizo, y aquí radica el riesgo y la recompensa de la libertad y el éxito.

La libertad y el éxito son apreciados porque no son fáciles de conseguir; requieren sacrificio y la capacidad de sortear las dificultades y las dificultades con el tipo de confianza fría y coraje ejemplificado por Washington.

Washington enfrenta la dificultad que se avecina; él no huye de ellas ni se preocupa. Él tiene una meta—una meta de libertad—y la importancia de lograr su meta parece alimentar su valor.

Curiosamente, en una nación fundada en la libertad individual, Washington no puede realizar esta tarea solo. Necesita la ayuda de todos los demás representados. Todos deben asegurar su libertad individual trabajando juntos.

Todos los soldados deben enfrentar los peligros que se avecinan y las aguas heladas que se encuentran justo frente a ellos. Tanto el viaje como el destino de esta noche están plagados de peligros, dificultades y complicaciones. Incluso la oscuridad en el lado derecho del cielo indica los desafíos pasados ​​de los soldados.

Sin embargo, lo importante es el objetivo final de la libertad, que está representada por la estrella de la mañana. Sin dejar que las dificultades les impidan avanzar, los soldados avanzan hacia la estrella de la mañana; los soldados avanzan hacia el éxito y la libertad.

Conforme avanzamos en el transcurso de nuestras vidas y tratamos de lograr nuestros objetivos, esta pintura y el evento que captura pueden servir como recordatorio del valiente estado mental que frecuentemente se requiere para lograr nuestras metas cotidianas y el profundo aprecio que debemos tener por la libertad misma.

Las artes tradicionales a menudo contienen representaciones y símbolos espirituales cuyos significados pueden perderse en nuestras mentes modernas. En nuestra serie “Llegando al interior: lo que el arte tradicional ofrece al corazón”, interpretamos las artes visuales de maneras que pueden ser moralmente reveladoras para nosotros hoy. No asumimos que debemos proporcionar respuestas absolutas a las preguntas con las que las generaciones han luchado, pero esperamos que nuestras preguntas inspiren a un viaje reflexivo para convertirnos en seres humanos más auténticos, compasivos y valientes.

Eric Bess es un artista representativo en ejercicio y candidato a doctorado en el Instituto de Estudios de Doctorado en Artes Visuales (IDSVA).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS