Contrabandistas están usando niños para ingresar a Estados Unidos

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
09 de Junio de 2018 Actualizado: 09 de Junio de 2018

WASHINGTON – Los contrabandistas al sur de la frontera han explotado todas los vacíos de la seguridad fronteriza de Estados Unidos durante décadas.

En este momento, una tendencia inquietante muestra que los niños están siendo utilizados de manera ilegal para cruzar la frontera con adultos, que luego reclaman asilo como unidad familiar y esperan ser liberados en el interior de Estados Unidos más rápido.

“Tenemos información de que las organizaciones de contrabando están poniendo a disposición niños a adultos solteros para que puedan venir y reclamar ser una unidad familiar y no ser detenidos”, dijo el subdirector de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) Tom Homan, el 7 de mayo.

Tenemos situaciones en las que el mismo niño ha cruzado la frontera varias veces en un período de tiempo con personas que dicen ser los padres. Así que, obviamente, ha habido tráfico”, agregó.

En el año fiscal 2017, Homeland Security vio 46 casos de niños utilizados de forma fraudulenta por adultos que cruzaban ilegalmente. En los primeros cinco meses del año fiscal 2018, se informaron 191 casos.

“Los números que hemos recopilado muestran inequívocamente que los contrabandistas, los traficantes de personas y los actores nefastos han intentado utilizar a cientos de niños para explotar nuestras leyes de inmigración con la esperanza de ingresar a Estados Unidos”, dijo la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Katie Waldman.

Los dos vacíos que están utilizando los contrabandistas son la Ley de Reautorización de la Protección de las Víctimas de la Trata (TVPRA) y el Acuerdo de Arreglo de Flores. Bajo la ley de Flores, una unidad familiar no puede ser retenida por más de 20 días, lo que generalmente significa que es liberada en el interior de Estados Unidos con una cita para el futuro en la corte, que podría significar varios años.

La TVPRA no permite a Estados Unidos denegar la entrada a niños que no son de México y enviarlos de regreso a México; de ahí la existencia de un gran número de migrantes centroamericanos que ingresan ilegalmente como unidades familiares o menores no acompañados, que luego solicitan asilo. Apenas un 20 por ciento de los casos de asilo son finalmente aprobados por un juez federal.

Sin tomar medidas en el Congreso, la administración está intentando controlar estos vacíos con la política de cero tolerancia introducida recientemente por el Fiscal General Jeff Sessions, que promete enjuiciar a todos los adultos que ingresen ilegalmente al país. La política no es nueva, simplemente no se aplicó durante la administración de Obama.

El aumento en los procesamientos significa que hay más adultos detenidos, en espera de su caso. En estas circunstancias sus hijos serán detenidos por separado. Homeland Security detendrá a los niños por separado si no es posible establecer la relación de custodia, o si Seguridad Nacional cree que el custodio puede ser una amenaza para el niño.

“[Las] cifras muestran una situación extrema en la frontera que requiere de una acción urgente por parte del Congreso para abordar las lagunas que ponen en riesgo a estos niños. Continuaremos tomando medidas para proteger a estos niños”, dijo Waldman.

TE RECOMENDAMOS