Contrabandistas obligan a miles de niños migrantes a prostituirse

Por Charlotte Cuthbertson - La gran Época
05 de Marzo de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

WASHINGTON – Cientos de miles de personas se dirigen a Estados Unidos cada año en busca de una mejor vida, muchas de ellas pagando a un contrabandista miles de dólares para entrar por la puerta trasera, a través de la frontera suroeste, de manera ilegal. Otros, como en el reciente arresto de una red de tráfico sexual en Florida, son atraídos por visas de trabajo temporales y luego forzados a la servidumbre.

Un contrabandista a menudo promete una mejor vida en Estados Unidos, un trabajo o incluso un interés amoroso, dijo Greg Nevano, subdirector de los programas de investigación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) Homeland Security Investigations.

“Muchas veces, verás que los padres [que] quieren que sus hijos tengan una mejor vida… envían a sus hijos junto con un amigo, un primo”, dijo.

“Y a lo largo de la ruta, que es un largo viaje a Estados Unidos, los contrabandistas explotan a los niños. Dirán que si no pagas dinero adicional, o si no realizas este tipo de actividades -algunas de las cuales son de tipo sexual, algunas de ellas podrían ser trabajos forzados-, mataremos a tu familia en casa”.

Según una estimación reciente del experto Timothy Ballard, el alcance del problema es alucinante.

Ballard, fundador de la organización contra la trata Operation Underground Railroad, dijo que hasta 10.000 niños son traficados a Estados Unidos cada año para ser utilizados como esclavos sexuales. Nevano está de acuerdo con la estimación de Ballard.

Anteriormente, Ballard trabajó durante más de 12 años como agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional en la unidad de tráfico de menores.

Contó la historia de una niña de 13 años de América Central que fue secuestrada en su aldea y luego traficada a los Estados Unidos a través de una parte no patrullada de la frontera suroeste.

La llevaron a la ciudad de Nueva York. “Esta niñita, y esto es muy típico, fue violada por dinero todos los días, de 30 a 40 veces al día”, dijo Ballard durante una mesa redonda en la Casa Blanca el 1 de febrero.

Greg Nevano, subdirector de ICE Homeland Security Investigations Investigative Programs, en Washington el 5 de febrero de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El año pasado, el número de detenciones de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera suroeste casi alcanzó los 400.000. Este año, está en camino de sobrepasar las 600.000 personas que cruzan ilegalmente. La gran mayoría proviene de América Central.

Más de 48.000 menores no acompañados fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2018. Casi la mitad eran de Guatemala y el resto de Honduras, México y El Salvador.

Marlene Castro, una antigua supervisora de la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande en Texas, dijo que nadie cruza el Río Grande hacia Estados Unidos sin pagar algo.

“Podría ser dinero en efectivo, podría ser joyas, alguna posesión suya, o lo que sea, pero tienes que pagar”, dijo Castro en una entrevista en 2017.

“Contratan a este contrabandista, alguien que ni siquiera conocen, y confían en él en este viaje de 1300 o 1600 kilómetros. Incluso si se les paga con dinero en efectivo por adelantado o lo que sea, muchas veces esta gente se arriesga a ser agredida, golpeada, robada por esta gente.

“Hay casos en los que las mujeres -con la expectativa de ser violadas- se preparan para el control de la natalidad, o toman anticonceptivos para el viaje”.

Marlene Castro, una agente supervisora de la Patrulla Fronteriza, habla con un grupo de menores no acompañados que cruzaron el Río Grande desde México hasta Estados Unidos en el condado de Hidalgo, Texas, el 26 de mayo de 2017. (Benjamin Chasteen/The Epoch Times)

Jóvenes víctimas

Alma Tucker ha visto la devastación que sufren las víctimas del tráfico sexual. Es fundadora y presidente de International Network of Hearts, una organización dedicada a ayudar a los niños a recuperarse de la trata de personas.

Pero fue mientras trabajaba como cónsul general de México en San Diego que su vida se vio impactada para siempre.

“[La niña] tenía solo 14 años, y el contrabandista -los padres le habían pagado para que la trajera indocumentada por las montañas, a este país”. Pero el contrabandista le dijo que sus padres no pagaron una cantidad completa por su transporte, por lo que ella tuvo que pagar”, dijo Tucker en la Casa Blanca el 1 de febrero.

“Tenía que pagar con su propio cuerpo y tener sexo con toda la gente del grupo. Entonces pasa por este viaje. Y la obligaron a tener sexo 20, 30 veces hasta que la Patrulla Fronteriza la rescató y la trasladaron al hospital. Y yo estaba allí, me llamaron”.

Tucker dijo que se quedó con la niña durante todo el proceso: los exámenes médicos, las entrevistas y la búsqueda de sus padres.

Los que cruzan ilegalmente la frontera se quedan atrapados a mitad de camino a través del Río Grande desde México hasta Eagle Pass, Texas, el 16 de febrero de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Estuvo cerca

El problema no es nuevo y ocurre de muchas maneras diferentes. Nevano compartió una historia de hace dos décadas, cuando era agente de inspección de aduanas en el aeropuerto. Se encontró con un joven de 18 años que intentaba entrar desde China con el pasaporte de otra persona.

“En ese momento, teníamos más desafíos con la tecnología. No había datos biométricos”, dijo Nevano. “Finalmente me admitió la verdad: su familia pactó 40.000 dólares por ese pasaporte estadounidense en 1996, y vendieron todo lo que tenían para que su hijo viniera a Estados Unidos para tener una vida mejor. El desafío fue que solo hicieron un pago inicial de unos 10.000 dólares, por lo que este individuo debía 30.000 dólares.

“Sabemos lo que le habría pasado a este individuo. … Habría sido traficado, prostituido; podría haber estado involucrado en pandillas; podría haber estado involucrado en la venta de narcóticos, todo para pagar la deuda de contrabando”.

En cambio, Nevano dijo que el hombre pidió asilo político y aún vive en Estados Unidos.

“Hemos visto casos en los que los niños y niñas han sido presentados como miembros de familia dentro de un grupo familiar”, dijo. “Y resulta que esa persona está traficando a ese niño a Estados Unidos y lo está trayendo con los propósitos ilícitos de la trata de personas”.

Enfoque comunitario

La Línea Nacional de Ayuda contra la Trata de Personas ha recibido informes de 45.308 casos de trata de personas desde 2007. California, Texas y Florida son identificados como los tres peores estados para el tráfico de personas.

ICE hizo 1588 arrestos por tráfico de personas en el año fiscal 2018 – casi todos por tráfico sexual – y salvó a 308 víctimas que fueron traficadas a Estados Unidos.

Nevano dijo que los traficantes utilizan todos los medios de coerción y falsas promesas para controlar a sus víctimas.

“Golpean a los niños, a las mujeres, si no siguen actuando, si no ganan dinero, si intentan huir”, dijo. “Si están aquí indocumentados, se llevan su documentación. Básicamente los extorsionarán diciendo que si no realizan estos actos, llamarán al ICE, y el ICE vendrá y los arrestará”.

Nevano dijo que a pesar de que el tráfico sexual es tan omnipresente en la sociedad estadounidense, encontrar e investigar estos casos es un desafío.

Pero un enfoque comunitario tendría un mayor impacto.

La Dr. Jordan Greenbaum, director médico del Centro de Protección Infantil de Children’s Healthcare of Atlanta, Inc. en la Cumbre sobre Trata de Personas del Departamento de Justicia en Washington el 2 de febrero de 2018. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El Dr. Jordan Greenbaum, director médico del Centro de Protección Infantil de Children’s Healthcare of Atlanta, dijo que la comunidad médica está en la línea del frente.

Greenbaum dijo que en un estudio de adultos y adolescentes que eran sobrevivientes de la trata sexual, el 88 por ciento dijo que habían visto a un proveedor de atención de la salud mientras eran explotados, pero que ninguno de ellos había sido identificado en el establecimiento de salud.

“¿Qué nos dice eso? Dice que las víctimas vienen a recibir atención médica, pero no las reconocemos”, dijo el año pasado. Aún no hemos visto a una víctima decir: ‘Mi queja principal, mi preocupación, es el tráfico de seres humanos’. No se revelan espontáneamente”.

Nevano dijo que la protección de la deportación está disponible para las víctimas que están en Estados Unidos ilegalmente.

“Tenemos que hacer que las víctimas sepan que estamos aquí para ayudarlas. También tenemos que ser capaces de ayudarles, consiguiéndoles los servicios que necesitan: asistencia de las ONG, ropa, alimentos, refugio”, dijo. “De la misma manera, también queremos procesar a los traficantes que están involucrados en este acto atroz”.

Para obtener ayuda

La Línea Directa Nacional contra la Trata de Personas es confidencial, gratuita y está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en más de 200 idiomas.

Llama: 1-888-3737-888
Texto: “Ayuda” o “Información” al 233733
Chat: humantraffickinghotline.org

******************************

Mira a continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS