Corazonada de una mesera salva la vida de dos niños de un grave abuso a menores

Por La Gran Época
29 de Abril de 2019 Actualizado: 29 de Abril de 2019

Una joven camarera de Paducah, una localidad de Kentucky, salvó las vidas de dos niños que estaban sufriendo de un severo abuso infantil tan solo por tener una intuición y buen corazón.

Una mirada bastó para conmoverla y sentir que algo malo estaba sucediendo, informó WPSD Local6. Ella pensó que tenía que actuar de inmediato.

Jordan Cooper dijo que mientras estaba de turno en su trabajo en Olive Garden hace dos meses, ella y sus compañeros notaron algo inusual en la familia que se acaba de sentar.

Primero caminé hacia la bebé. Me miró con una cara que decía ayuda”, dijo Cooper, según WPSD Local6.

“Ni siquiera puedo describirte lo mal que se veía”, dijo Cooper, “y cómo y por qué nadie lo notó”.

La joven dijo a WPSD Local6 que la pequeña tenía moretones negros y azules, y que el hombre la alimentaba a la fuerza. Además cada vez que la niña lloraba, él la llevaba al baño.

Foto de archivo de una niña pequeña usando un iPhone. (Getty Images)

En la mesa además estaban sentados una bebé de un año y los dos supuestos padres.

Una corazonada la hizo actuar. Le pidió a una mesa cercana que tomara fotos de la familia. “Les había deslizado mi número y me las enviaron (las fotos) tan pronto como salieron por la puerta”, dijo Cooper.

La joven cree que los padres comenzaron a sospechar por lo que se apuraron en pagar y salir del negocio. Entonces ella los siguió, tomó un número parcial de la placa y llamó al 911.

“Inmediatamente llegué a casa y conecté mi teléfono”, dijo Cooper. “No podía simplemente no saber qué iba a pasar con ella (la niña)”.

Cooper compartió la foto de la menor y el número de placa parcial. También pidió a las personas a través de Facebook que ayuden a localizar a los padres. Su publicación fue compartida más de 14.000 veces.

Una niña que participa en una caravana de migrantes mira desde el remolque de un camión a lo largo de la carretera Irapuato-Guadalajara en el estado mexicano de Guanajuato, el 12 de noviembre de 2018. (Alfredo Estrella/AFP/Getty Images)

“Mi teléfono no dejaba de apagarse”, dijo Cooper.

Un amigo de la infancia Aaron Caldwell explicó a  WPSD Local6 que cuando vio la imagen decidió investigar por su cuenta. El dio con las personas a través del 911 y contactó al Departamento de Policía de París, Tennessee”.

El padre fue identificado como Mark Lee Pierce.

“Incluso fui más allá en las redes sociales para encontrar a su novia, que vivía en Pulaski, Illinois”, dijo Caldwell, quien también contactó a la policía de esta zona. La mujer fue identificada como Jessica Woodworth.

El Departamento de Policía de París fue al domicilio y rescató a los dos niños de la casa y arrestaron a Woodworth y Lee Pierce por cargos de abuso y negligencia infantil agravados. Ahora están en la cárcel cada uno con una fianza de USD 200.000.

La corazonada de Cooper fue agradecida a través de las redes sociales con numerosos buenos comentarios. “¡Es una héroe!”, escribieron.

“Pobre bebé. Estoy muy agradecida de que no haya ignorado esto”, dijo una usuaria de Facebook, Sandra Simmons. “¡Parece que los otros clientes y el despachador y el departamento de policía estaban sincronizados en este caso para ayudar a este bebé! Gracias héroe niña por intensificar!”

La tasa creciente de abuso infantil

Kentucky tiene la tasa más alta de abuso infantil de los 50 estados en EE.UU., según el último reporte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, según otro informe de abril de WPSD Local6.

La jueza de la Corte de Familia del Condado de McCracken, Deanna Henschel, dijo a la prensa que es una tendencia creciente causada quizás por las drogas y la violencia doméstica.

“Probablemente la parte más difícil de mi trabajo es sacar a los niños de sus hogares y decidir cuándo y si pueden regresar con seguridad”, declaró Henschel.

Un bebé chino recibe tratamiento en un hospital. (STR/AFP/Getty Images)

“Muchas de las agencias que están involucradas en este momento, estamos realmente en modo de supervivencia. No tenemos el lujo de cavar tan profundo, porque estamos apagando incendios. Tenemos más casos de los que nos permite el horario diario de la corte”, dijo Henschel.

El año pasado la jueza advierte que manejaron 279 casos.

A nivel nacional el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. en su estadística más reciente muestra que hubo 22.410 víctimas de abuso infantil en 2017, una tasa de 22.2 por cada 1.000 niños. Otros estados en el área de visualización del Local 6 (Illinois, Missouri y Tennessee) no se acercan a ese número.

La directora ejecutiva de la agencia Child Watch, Janie Criner, dice que no hay suficientes abogados para tantos casos.

“Tenemos 40 voluntarios trabajando con nosotros. Hay unos 300 casos en el juzgado de familia. Estos niños podrían usar un abogado y no siempre lo consiguen por eso”, dijo Criner.

En relación al caso de Olive Garden, Henschel y Criner destacaron que la intervención ayudó a salvar la vida de la menor.

Si quiere dar alguna información de posible abuso infantil en Estados Unidos, haga clic aquí. Si vive en otro país puede contactar a la policía local, no dude en hacerlo. Puede salvar vidas.

***

A continuación

Los negocios son una guerra

 

 

TE RECOMENDAMOS