Corea del Norte no se abstendrá de nuevos ensayos nucleares y de misiles

16 de Mayo de 2017 Actualizado: 16 de Mayo de 2017

A pesar de que la Casa Blanca, Tokio, Seúl y la ONU hayan condenado este domingo el lanzamiento del misil norcoreano y advirtieran a Corea del Norte sobre nuevas sanciones, esto no amedrentó al régimen comunista.

Este martes, a través de la prensa estatal, Corea del Norte dijo que continuará realizando pruebas nucleares y de misiles con armas nucleares más pequeñas y diversificadas, reportó la agencia Yonhap.

El director de asuntos asiáticos, Pak Jong-hak, dijo en una reunión con diplomáticos de países del Sudeste Asiático en Pyongyang, que Corea del Norte  está preparada para contrarrestar posibles ataques de EEUU, afirmando que el régimen seguirá produciendo y probando “armas nucleares sofisticadas y diversificadas”, de acuerdo a la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

Las declaraciones de Pak son consideradas una insinuación de una futura prueba nuclear o lanzamiento de un misil balístico intercontinental.

El líder norcoreano Kim Jong-un advirtió en enero que su país había ingresado en la “fase final” de preparación para lanzar un misil balístico intercontinental, aunque los expertos opinan que Pyongyang aún necesita varios años para hacerlo.

[insert page=’misil-nuclear-corea-del-norte’ display=’template-relacionadas.php’]

En este sentido, Moon Sang-gyun portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, estima que Corea del Norte aún debe llegar a dominar su tecnología de misiles para la “reentrada atmosférica”, la clave para el desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés).

Corea del Norte anunció el lunes por la mañana que el día previo llevó a cabo exitosamente el lanzamiento de un nuevo misil balístico tierra-tierra de alcance intermedio llamado Hwasong-12.

Asimismo el régimen comunista comunicó -a través de la agencia oficial KCNA– que el mismo tiene capacidad para transportar una ojiva nuclear y que podría alcanzar territorio estadounidense.

El misil voló unos 787 kilómetros a una altura de 2.111,5 kilómetros.

Si bien puede ser cierto que Corea del Norte no tiene desarrollada aun la tecnología para llegar a territorio continental estadounidense mediante un misil, lo que más preocupa a EEUU, entre otros países, es que si este mismo misil fuera disparado en una trayectoria diferente, podría llegar a la Base de la Fuerza Aérea de Andersen en Guam, afirmó el ingeniero aeroespacial John Schilling en su web 38 North.

Lo que queda claro en todo este panorama, más allá de la incertidumbre que pueda existir, es que Corea del Norte desestima cualquier sanción o advertencia por parte de la comunidad internacional y que la elección del nuevo presidente surcoreano, en vez de tranquilizar el clima en la península, parece haber echado más leña al fuego.

TE RECOMENDAMOS