Corredor aparece muerto en un río días después de ser descalificado del Maratón de Los Ángeles

Por EFE
06 de Julio de 2019 Actualizado: 06 de Julio de 2019

El corredor hispano al que descalificaron esta semana de la más reciente edición del Maratón de Los Ángeles, y además le quitaron su récord, fue hallado muerto en un lecho del río Los Ángeles, confirmaron este viernes las autoridades locales.

El cuerpo sin vida de Frank Meza, de 70 años, fue hallado la mañana del jueves en el lecho del citado río y luego de que las autoridades respondieran a una alerta respecto a un hombre que fue visto saltando desde un puente.

El Departamento Forense de Los Ángeles identificó este viernes el cuerpo como el de Meza.

El deceso del hispano, médico de profesión, se da tres días después de que las autoridades del Maratón de Los Ángeles le retiraran el primer lugar que obtuvo dentro del grupo de corredores de entre 70 y 74 años en marzo pasado, cuando se celebró la última edición de la competición.

Meza obtuvo el mejor tiempo oficial en esa categoría al cruzar la meta en 2 horas 53 minutos y 10 segundos, mientras que el segundo corredor hizo 4:10:07 de tiempo.

El sorprendente récord y la diferencia de más de una hora entre los dos corredores llamó la atención de los organizadores, quienes decidieron revisar los vídeos del recorrido.

Derek Murphy, investigador de la carrera, dijo a la cadena ABC que tras revisar las imágenes del maratón vio que Meza desapareció de las cámaras para reaparecer más adelante.

En unas declaraciones al diario Los Angeles Times, Meza admitió que en un momento abandonó la trayectoria de la carrera en búsqueda de un baño y que continuó a través de una calzada hasta encontrar uno.

El corredor, cuyas marcas logradas en otras maratones también debieron ser escrutadas, se declaró inocente y dijo que había recorrido los más de 42 kilómetros que implicaba la carrera.

Meza, de raíces mexicanas, fue entrenador de atletismo en la escuela secundaria Loyola en Los Ángeles y además uno de los fundadores del Club de atletismo de Aztlan, un grupo local que promovía el deporte.

La escuela secundaria dijo a medios locales recientemente que Meza renunció por razones de salud en junio pasado.

Su esposa, Tina, le dijo a The Daily Beast que las acusaciones de engaño eran devastadoras para el ávido corredor.

“Correr era muy importante para mi marido. Había corrido maratones durante los últimos 30 o 40 años. Era muy rápido, bastante rápido, y ahora desafortunadamente ya no correrá más maratones”, dijo.

Ella le dijo a la publicación que en la mañana del 4 de julio, Meza le dijo que iba a salir a correr.

Nunca regresó.

La oficina del Médico Forense señaló que la autopsia aún está pendiente de concluir.

***

Te puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS